Sociedad
Loading

Vence plazo en entrega de armas

SO_2005121_96207_S.jpg
El 18 de enero acaba amnistía por tenencia ilegal de armas, pero hasta ahora pocas personas las han entregado a las autoridades. Ni la Dicscamec ni la Policía saben qué armamento está en poder de los civiles, pese a que las penas se han endurecido.

DESARME. Lanzaron un pedido para que quienes poseen armas las entreguen.

Para tener en cuenta

EL ROL. Según el calendario de la Dicscamec, las personas cuyo apellido paterno empiece con las letras S, T, U, V, W, X, Y o Z pueden entregar sus armas hasta el 30 de diciembre. Del 30 de diciembre al 18 de enero se atenderá a los rezagados.


HASTA EL 18 DE ENERO • En esa fecha acaba amnistía por tenencia ilegal de armas, pero hasta ahora pocas personas lo han hecho.
• Ni la Dicscamec ni la Policía saben qué armamento está en poder de los civiles, pese a que las penas se han endurecido.

Por Luis Velásquez C.
Foto: Virgilio Grajeda.

En el Perú ocurren a diario un asesinato y tres asaltos con el empleo de armas de fuego. Este no es un dato nuevo, como tampoco lo es que haya un mercado negro de estos objetos (US$ 500 las armas cortas y US$ 1,500 las de largo alcance). Lo escandaloso, sin embargo, es que ni la Policía ni la autoridad encargada de controlar la circulación de estos materiales tienen idea de cuántas pistolas, revólveres, escopetas y fusiles hay en poder de civiles. Tampoco cuánta munición y explosivos circulan por ahí.

Y para colmo, en apenas mes y medio termina la vigencia de la Ley de Amnistía de la Regulación y Tenencia de Armas (Ley 28397), sin éxito alguno y sin siquiera haber tenido la difusión debida.

Prueba de ello es que desde su puesta en marcha, en julio pasado, pocas personas han acudido al local de la Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil (Dicscamec) y comisarías en general, para entregar las armas que tienen o regularizar su tenencia.

Hasta el 18 de enero

Esto, como es lógico, traerá graves consecuencias a las personas que tengan un arma de manera irregular o ilegal porque, una vez vencida la amnistía (el 18 de enero próximo) serán pasibles de una condena que puede ir de 10 a 20 años de cárcel, según sea el caso.

Esto en virtud de la aplicación del Nuevo Código Penal y el paquete de leyes que endurecen las penas que reprimen la delincuencia común, lo que recientemente fue promulgado por el Ejecutivo.

Este sombrío panorama fue advertido en la sede del Congreso por Gabriel Prado, del Instituto de Defensa Legal (IDL) y coordinador de la ‘Red Desarme Perú’, quien demandó ampliar la vigencia de la ley de amnistía e iniciar, aun cuando ya pasaron casi cinco meses desde el inicio de su aplicación, una intensa campaña de difusión.

Marcha lenta

Consultado por La República, el general PNP (r) Édgar Suclla Flores, jefe de Dicscamec, señaló que la decisión de ampliar el plazo de vigencia de la citada ley corresponde al Congreso, y un cambio en este sentido requeriría de mayor logística y recursos. Señaló asimismo que los resultados obtenidos desde que entró en vigor la referida norma, el pasado 23 de julio, son aceptables, aunque es necesario que las personas que poseen armas de manera ilegal las entreguen para no ser sancionadas.

Trabajo conjunto

En tanto, extrañado por la poca difusión del plazo de la Ley 28397 se mostró el legislador Luis Iberico, quien en su calidad de presidente de la Comisión de Defensa y Orden Interno comprometió el esfuerzo de su grupo de trabajo para apoyar cualquier pedido de ampliación de la vigencia del citado dispositivo.

Dijo además que urgen campañas de información sobre los peligros que representa para los civiles tener un arma sin licencia en casa. “No sólo peligros para su salud sino también para su seguridad”.

De la misma idea fue Ismael Vega, director de la Sección Peruana de Amnistía Internacional, quien sostuvo que la tenencia de un arma no garantiza la seguridad de una persona, y que, por el contrario, incrementa el riesgo de que sufra algún daño.


Hasta US$ 100 dan en el Callao 1. La municipalidad del Callao entregará US$70 y 100 dólares a cada vecino que entregue voluntariamente un arma de procedencia ilegal. Con este fin firmó un convenio con el Ministerio del Interior a través de Dicscamec. También entregará US$ 50 a los policías que logren incautar estos materiales.
2. Desde la puesta en marcha de la Ley de Amnistía y Regulación de la Tenencia de Armas, 244 pistolas, un total de revólveres y fusiles de procedencia ilegal han sido entregados a la Dicscamec, además de 728 armas que no tenían licencia y 4,124 que tenían la autorización vencida.
3. El jefe de Dicscamec, Édgar Suclla, anunció el lanzamiento en breve de un spot televisivo sobre los peligros de tener un explosivo o un arma en casa.
4. Dicscamec garantiza el anonimato de las personas que entreguen sus armas, así como su libre circulación. Un fiscal o un juez acreditado garantizará estas libertades, tanto en Lima como en provincias.