Mundo
Loading

Catástrofe en Chile por incendios en sus bosques

Daño forestal. El incendio del Biobío se suma al siniestro que afecta al parque nacional de las Torres del Paine.
Daño forestal. El incendio del Biobío se suma al siniestro que afecta al parque nacional de las Torres del Paine.
Biobío. Hasta el lunes habían arrasado más de 23.000 hectáreas y un centenar de viviendas. El presidente Sebastián Piñera recorre zonas afectadas.

EFE Casi medio centenar de incendios forestales, que han dejado un muerto, unas 23.000 hectáreas arrasadas y un centenar de viviendas y algunas industrias calcinadas, mantienen en alerta a Chile en el inicio del 2012 debido a la complejidad y rápido avance de varios de ellos.



El presidente Sebastián Piñera, que recorrerá las zonas afectadas en las regiones de Biobío (sur) y Maule (centro), precisó este lunes a periodistas, tras recibir un informe en la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), que se han producido 48 incendios, de los que 13 ya están extinguidos, 20 controlados y otros 15 activos.



La situación llevó a declarar extensos sectores en Magallanes (extremo sur del país), Biobío y Maule en alerta roja y disponer distintos grados de alerta en otras ocho regiones, lo que a juicio de Piñera pone "una enorme presión sobre los recursos" con que cuenta Chile para combatir los incendios.

En ese contexto, el mandatario pidió a los chilenos "que extremen la prudencia y tomen conciencia de la grave situación".



El caso que más ha concitado los esfuerzos de las autoridades es el incendio que desde la semana pasada ha arrasado 12.795 hectáreas de bosque nativo y matorrales en el parque nacional Torres del Paine, a 2.000 kilómetros al sur de Santiago, en la región de Magallanes.



Un aparente descuido de un turista israelí de 23 años, identificado como Roter Singer, quien en declaraciones a medios de su país ha negado haber causado el siniestro, dio origen al fuego, que ha sido combatido por unos 753 brigadistas, apoyados por helicópteros, aviones y miembros del Ejército y equipos procedentes de Argentina y Uruguay.



Los esfuerzos habían logrado este lunes controlar cuatro de los seis focos registrados, mientras los otros dos al menos no se están expandiendo, según dijo desde la zona el ministro de Agricultura, Luis Mayol, en declaraciones a la prensa.



En esa área han sido evacuadas unas 400 personas, pero las autoridades estudiaban la posibilidad de reabrir el próximo miércoles entre 100.000 y 150.000 hectáreas del parque a los numerosos visitantes que llegan al lugar durante el verano austral.



Otra situación grave afecta a las comunas (municipios) de Florida y Quillón, a unos 450 kilómetros al sur de Santiago, en la región del Biobío, donde murió un anciano que se negó a abandonar su casa y donde unas 600 personas han sido evacuadas, hay un centenar de viviendas y algunas industrias quemadas y han ardido unas 10.000 hectáreas, principalmente de bosques de pinos y eucaliptos.

 

Buscan a responsables

 

 El Gobierno chileno decretó zona de catástrofe a la sureña región del Biobío, específicamente en los municipios de Quillón, Ranquil, Florida y San Rosendo, donde un incendio ha consumido más de 18.000 hectáreas de bosques.



La información fue proporcionada por el propio presidente Sebastián Piñera, que se encuentra en la zona afectada. Acompañado por el ministro chileno del Interior, Rodrigo Hinzpeter, el mandatario indicó que "se perseguirá con toda la fuerza del mundo a los responsables de la tragedia en el Biobío", después de que tomara fuerza la versión de que el incendio "fue intencional".

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo