Padre de joven victimado en discoteca Opus se encadena en sede judicial

Ceferino Calderón protestó.
Ceferino Calderón protestó.

 

Rufino Motta.

Moquegua.

El amor de padre puede más que el cansancio. Este es el caso de Ceferino Calderón, padre de Jesús Calderón Salas, quien hace más de dos años fue asesinado dentro de un club nocturno.

El hombre, a pesar de sus 65 años, no dudó en encadenarse ayer en la puerta del Módulo Penal de la Corte Superior de Justicia de Moquegua (CSJM), pidiendo justicia para su hijo.

Ceferino señala que ha transcurrido mucho tiempo desde que ocurrieron los hechos sin que haya sanciones para criminales que apagaron la vida de su hijo. “Es la cuarta vez que se suspende la audiencia de control de acusación. No es justo. Cada viaje de mi abogado desde Arequipa a mi me cuesta S/.500”, precisó.

Jesús fue victimado el 26 de julio del 2009 en confusas circunstancias en el club nocturno “Opus”, ubicado en la avenida Andrés Avelino Cáceres.

Tras las investigaciones, el fiscal Manuel Bernedo acusó a un total de ocho personas. Para el dueño del local, Elvis Mendoza, pidió 19 años de cárcel y 90 mil soles de reparación civil, de los cuales 50 mil serían destinados a familiares del occiso.

Mientras para otros siete implicados solicita penas que van de 5 hasta 12 años de cárcel, por diversos delitos. No obstante, la acusación aún debe ser evaluada por el juzgado de investigación. preparatoria.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo