Sociedad
Loading

Una tragedia familiar que pudo evitarse

PLRE05010824B.jpg

El teniente PNP Jorge Luis Flores Díaz, quien asesinó a su esposa, la suboficial Katherine Valery Sihuas Uchulla, y luego se suicidó en San Juan de Lurigancho, habría sufrido un ‘brote psicótico’ o de ‘locura temporaria’, según analizaron ayer psiquiatras forenses de la División de Criminalística.

Oficial Jorge Flores fue denunciado por su ahora extinta esposa hasta en 10 ocasiones por violencia familiar.

Óscar Chumpitaz C.

El teniente PNP Jorge Luis Flores Díaz, quien asesinó a su esposa, la suboficial Katherine Valery Sihuas Uchulla, y luego se suicidó en San Juan de Lurigancho, habría sufrido un ‘brote psicótico’ o de ‘locura temporaria’, según analizaron ayer psiquiatras forenses de la División de Criminalística.

En diálogo con La República, un especialista de esa unidad, señaló que este tipo de crímenes suelen ser ejecutados por personas que atraviesan por un estado de emoción violenta y psicosis transitoria provocadas por conflictos no resueltos, como por ejemplo, en este caso, el divorcio.

Explicó que, en general, son personas de apariencia normal, que sienten que se les acaba el mundo y la única salida que encuentran a sus problemas es matar a la familia y eliminarse.

TENÍA DIEZ DENUNCIAS

Flores Díaz, según los familiares de Katherine, tenía doble moral. "En reuniones familiares se comportaba muy amable, pero con mi hija era bastante agresivo", asegura Olinda Uchulla, madre de la suboficial.

También afirmó que dicho oficial fue denunciado hasta en diez ocasiones por violencia familiar pero que estos datos no pudieron funcionar como alertas del trágico desenlace.

"Jorge Luis era un hombre con problemas. Era muy posesivo. No dejaba en paz a mi hija, pese a que ella ya no quería saber nada de él", indicó Olinda Uchulla.

AMENAZAS POR CELULAR

"Si no eres mía, no serás de nadie", le dijo el mes pasado a través de un mensaje en su celular.

Marco Flores, hermano del teniente, asegura, en cambio, que las agresiones físicas y psicológicas eran mutuas.

Pero la peor de las sospechas finalmente se confirmó la tarde del jueves, y pasó lo que nadie hubiera deseado.

Flores Díaz mató a Katherine de un balazo en el rostro y luego se suicidó disparándose un tiro en la cabeza con el arma que le asignó el Estado para su servicio policial.

SE SALVARON DE MILAGRO

Escenas como esa ya se habían registrado en anteriores ocasiones. Testigo de ello era el pequeño George (5), hijo que Katherine tuvo en un anterior compromiso.

Esta vez el niño y su hermanito Xiomar (2) -hijo de la infeliz pareja-no se encontraban en casa. Estaban en Pisco con su abuela.

"Gracias a Dios que habían viajado, de lo contrario, estoy segura que también los habría matado", subrayó doña Olinda.

SABÍA USTED QUE...

Alarmante. El jefe de la División de la Familia PNP, coronel Leopoldo Arce, reveló que los casos de violencia familiar en la Policía se habían incrementado en un 300 por ciento.

Cifras. Precisó que en el 2007 se registraron en Lima 135 denuncias mientras que en el 2006 solo 46.

Benigna. No hay sanciones efectivas pese a ser tramitadas a Inspectoría y Poder Judicial.