Espectáculos
Loading

Ensayo revela la expansión de las iglesias evangélicas en Arequipa

CU_200526_30018_S.jpg
Héctor Ballón Lozada acaba de publicar "Análisis sociojurídico de la religión en Arequipa". Estudio demuestra el auge de otras iglesias en la Ciudad Blanca y señala cómo éstas se han hecho de numerosos fieles.

GRITO EN EL CIELO. Héctor Ballón Lozada muestra un ejemplar de su obra en la que rastrea las religiones en Arequipa.

Datos

BIOGRAFÍA. Héctor Ballón Lozada se desempeñó como docente de la U. Nacional de San Agustín de Arequipa durante 38 años. Es asesor de la Superintendencia del Centro Histórico de Arequipa.
PUBLICACIÓN. Su presente libro requirió de cinco años de investigación. Es su décima octava producción.


NEVADA RELIGIOSA • Héctor Ballón Lozada acaba de publicar “Análisis sociojurídico de la religión en Arequipa”.
• Estudio demuestra el auge de otras iglesias en la Ciudad Blanca y señala cómo éstas se han hecho de numerosos fieles.

Kelly Castillo.

La historia consagra a Arequipa como una ciudad católica hasta la médula. El último libro del abogado y sociólogo Héctor Ballón Lozada, Análisis sociojurídico de la religión en Arequipa, revela que la proliferación de nuevas tendencias religiosas en la Ciudad Blanca ha esfumado esta identidad.

Pero el libro de Ballón Lozada no sólo describe la nueva realidad de esta Arequipa “politeísta en culto”, sino profundiza en la evolución de la religión desde los tiempos preínca e inca.

El autor sostiene que la religión siempre estuvo presente en la vida de nuestros antepasados. Primero como adoración a deidades tangibles: el sol, la luna y la tierra. Con la llegada de los españoles en 1540, se iniciaron los esfuerzos para desterrar los cultos e imponer la religión católica.

En Arequipa, antes de que esto ocurriera, la creencia en dioses era generalizada. Según el estudio de Ballón Lozada, existían más de diez divinidades, entre ellas Pichiniqui y Catari, dioses de la lluvia.

Además estaba Tunupa, dios de los volcanes, a quien por largo tiempo se entregaron ofrendas humanas. La diosa de la fertilidad Lari Lari, Pucara, el Hualca Hualca, Suquipa, Apoquico, Amascota son algunas de las manifestaciones religiosas pasadas de las que se tiene conocimiento.

Estas idolatrías o creencias no fueron totalmente eliminadas de la conciencia arequipeña. Prueba de ello, sobreviven las costumbres o mitos que en la actualidad se practican. La sábila colgada en las puertas que evita el ingreso de malos espíritus a las viviendas, los tradicionales pagos a la tierra para que la producción sea favorable, el santiguador para evitar el llamado mal de ojo y hasta el árbol de Navidad de origen foráneo se han convertido actualmente en objetos de culto. Esta mezcla de culturas y creencias se denomina “sincretismo religioso”.

Para Ballón, dichas costumbres no son católicas, sin embargo, la Iglesia las acepta. “No puede prohibirlas, porque de hacerlo la feligresía se le vendría encima. Antes existían los extirpadores de idolatrías quienes se encargaron de llevar a juicio a aquéllos que no aceptaban la nueva religión, pero ahora no pueden recurrir a eso”, comenta.

Las cifras de Ballón

La emergente presencia del protestantismo en Arequipa demuestra que el adoctrinamiento de la religión católica (tanto en la época de la colonia como en la actual) no quedó fuertemente arraigado en la feligresía.

En los últimos 50 años, han surgido en la ciudad más de 20 iglesias protestantes que amenazan reunir más fieles que la Iglesia Católica.

En el estudio, el autor realiza una clasificación de las iglesias protestantes establecidas en Arequipa. La primera en llegar fue la de los evangélicos fundada por Eduardo Forga en 1900 y que actualmente reúne a cerca de 25 mil fieles.

Los adventistas siguen en la lista con 23 mil seguidores desde su llegada en 1934. Luego los mormones y los testigos de Jehová que se establecieron el año 1945 y que cuentan con aproximadamente 16 mil seguidores cada uno. Los bautistas desde 1950 han reunido a más de 12 mil creyentes. Estas son consideradas por Ballón como las iglesias más importantes en densidad de feligreses.

Luego pentecostales, Asamblea de Dios, evangélicos pentecostales, Iglesia Cristiana y Misionera, la Iglesia Evangélica Israelita, los luteranos, los anglicanos, la Comunidad Cristiana y Limpieza Total, que suman por los menos 25 mil, son las iglesias menores.

La tercera clasificación es la de creencias no cristianas. Allí se encuentran Alfa y Omega, Hijos de Dios, Conciencia Chrisna, Nueva Acrópolis, el Centro Agnóstico, los Rosacruces, los Satánicos, entre otras.

Expansión de la fe

Todas estas iglesias ampliaron su radio de acción los últimos 50 años. El apoyo social y los beneficios que ofrecen han convencido a la comunidad arequipeña para involucrarlos con su prédica.

Ballón Lozada refiere que tanto el catolicismo popular como el protestantismo están terminando por destruir la convicción de los fieles católicos.

Este libro muestra una realidad latente y pone en alerta a la comunidad católica acerca de los grandes avances de las iglesias protestantes en Arequipa.