Sociedad

Loading

Los Bora envueltos en polémica con reality de TV chilena

Continúa polémica por insultos a nativos boras.
Continúa polémica por insultos a nativos boras.
Son los que más perdieron. Un cuestionable comentario de una locutora chilena casi termina en un incidente internacional, pero acabó con un contrato de producción que beneficiaba a los bora.

Genaro Alvarado. Iquitos.
Eduardo Salinas/

El reality chileno "Amazonas, famosos perdidos en la selva" difundido por la cadena Chilevisión terminó perdido en el escándalo mediático provocado por las declaraciones de la locutora chilena Julia Vial (de la competencia), quien calificó de "piojosos" a los indígenas Bora que participaban en el programa.

Las primeras reacciones fueron en las redes sociales, luego en Youtube, se encendió en las páginas web de casi todos los medios de comunicación de Chile y Perú, y hasta mereció titulares en las agencias de noticias extranjeras.

Por si fuera poco, el "piojoso" lanzado por Vial casi provoca un incidente internacional. Ayer se escucharon declaraciones y aclaraciones de ministros, viceministros, embajadores, funcionarios públicos, un presidente regional (el de Loreto), parlamentarios y hasta de la Defensoría del Pueblo, aquí en el Perú.

Los afectados fueron los productores y auspiciadores del reality... y los indígenas de la comunidad Bora de San Andrés, quienes perdieron un contrato de 20 mil soles semanales por la producción del sintonizado programa.

OFRECE DISCULPAS

Tras la reacción mediática, el productor ejecutivo del reality, Carlos Valencia, antes de regresar a Santiago de Chile, se dio tiempo para ofrecer disculpas por los comentarios vertidos por su compatriota de la competencia. De paso, aclaró que se va "sin deberle a nadie", pues también les llovieron acusaciones de trabajar en el Perú sin pagar impuestos.

"Nos da vergüenza y no compartimos lo que se dijo en Chile, se empañó un trabajo maravilloso que se estaba haciendo acá junto con mucha gente peruana. En este equipo trabajaban cerca de 40 personas de Iquitos más los Bora, y si sirve de algo que yo les pida disculpas, se las pido, jamás estuvo en nuestro afán que ningún programa de Chile así no sea de nuestro canal se burle de los Bora", aclaró Carlos Valencia.

A estas disculpas públicas se sumó la del embajador chileno en el Perú, Fabio Vio Ugarte, quien convocó a una rueda de prensa para asegurar que en su país hay "un profundo respeto" por los pueblos originarios del Perú y, en tal sentido, rechazó las ofensas emitidas en la televisión chilena contra la etnia Bora.

Por su parte, Walter Flores, hijo del Apu de la comunidad  Bora de San Andrés –contratado por la productora chilena para ser parte del reality–, se manifestó mortificado por la "tergiversación en la información". Flores reveló que la presencia del equipo de producción de Chilevisión en su comunidad "los beneficiaba económicamente".

Aseguró que la productora chilena pagaba 20 mil soles semanales a los representantes de la comunidad Bora de San Andrés por las grabaciones de este reality.

VÍCTIMAS DEL CAUCHO

El escándalo sirvió también para recordar la tragedia que ronda la historia de los nativos de la etnia Bora.
Se trata de una comunidad originaria de los territorios amazónicos de Perú y Colombia. Asentados básicamente en una zona vecina a la del pueblo Huitoto en las márgenes del río Caquetá.

Según el doctor en antropología y experto en temas amazónicos Óscar Espinosa de Rivero, las etnias Bora llegaron a territorios de la región Loreto a finales del siglo XIX como trabajadores esclavizados durante el boom cauchero.

"Los Bora tienen una historia de sufrimiento porque fueron desplazados para trabajar el caucho como esclavos en 1880. Hoy en día esas etnias son muy conocidas por la industria del turismo, pero el aporte principal de los Boras es el arte: Víctor Churay y Rember Yahuarcani son dos artesanos que han ganado premios internacionales", indicó el especialista.

Espinosa de Rivero agregó que en los últimos años algunos grupos boras se han mudado a la comunidad de San Andrés, donde se dedican al turismo, "pero la etnia Bora originaria vive en zonas alejadas de la Amazonía. Muy lejos de la ciudad de Iquitos y su economía combina la caza, pesca y agricultura itinerante".

El experto en temas amazónicos aprovechó la coyuntura para llamar la atención del gobierno central y de la sociedad peruana por el abandono en que se hallan las etnias indígenas, que no reciben servicios en educación ni de salud.

"Cerca del 70  por ciento del territorio amazónico está concesionado a las empresas petroleras", agregó el experto. "El caso más delicado son los Candoshi, quienes sufren de una mortalidad muy alta por la Hepatitis B transmitida por los trabajadores petroleros", recalcó. Y advirtió que las comunidades no contactadas en la zona norte de Loreto podrían ser afectadas por epidemias si el Estado no las atiende.

 

Conductora chilena de programa ‘Intrusos’ presentó disculpas

 

La conductora de televisión chilena Julia Vial, del programa 'Intrusos' del canal La Red, quien utilizó la palabra 'piojosos', en supuesta alusión a la comunidad Bora, se pronunció ante la polémica creada tras comentar el reality “Amazonas, famosos perdidos en la selva”, producido por Chilevisión.

“Si alguien se sintió ofendido por los supuestos dichos que yo dije, le pido las disculpas del caso, porque esa no fue nunca mi intención. Pero yo jamás traté a los boras de piojentos. Quien ponga esas palabras en mi boca, está mintiendo”, declaró Vial en su espacio televisivo.

La conductora afirmó que sus declaraciones fueron cambiadas de contexto, porque ella refiere que su calificativo de 'piojosos' fue dirigido a los integrantes de la farándula chilena alojados en Iquitos.
“Insisto, mis opiniones fueron sobre los participantes chilenos y jamás haría un comentario de ese tipo contra los bora porque respeto muchísimo a los pueblos originarios. Nunca nos hemos aprovechado de la tribu bora, los que están exponiéndolos son otros”, recalcó.

La conductora chilena Alejandra Valle también opinó al respecto y pidió que no politicen las declaraciones.

 

Claves

 

intrusos hackeados. 'LulzSecPerú' hackeó la web del canal Chilevisión por las burlas contra Aroldo Miveco.
famoso. Aroldo Miveco en todo momento fue protegido por los pobladores de la San Andrés para evitar el contacto con la prensa local.

inicio. Los integrantes del equipo de producción chileno llegaron a Iquitos el 6 de julio, y se hospedaron en el Hotel Ari’s, en el centro de la ciudad. Solo fueron a la comunidad Bora para las grabaciones del reality.

 

En cifras

 

S/.20 mil Pagaba semanalmente la producción chilena a la comunidad étnica por participar en el reality.

162 personas es la población total de la etnia Bora en San Andrés, que está a 10 minutos de la ciudad de Iquitos.

1880 fue el año que llegaron los primeros Bora al Perú por el boom del caucho.

S/.350 Pagaba la producción chilena para sus traslados en canoa.

 

ENFOQUE

 

Los boras Contactados y mediáticos

 

Roberto Ochoa B.
Editor

 

Los boras de San Andrés son  una comunidad de emprendedores que basan su economía en la venta de sus artesanías y en las propinas que reciben por las visitas de turistas peruanos y extranjeros.

Son mediáticos por necesidad. Arman un buen espectáculo de "contacto" con los visitantes y tienen un interesante proyecto de turismo vivencial que no funciona por la falta de apoyo económico.
También es cierto que son explotados por las agencias de turismo peruanas y que jamás han recibido el apoyo prometido por los políticos durante sus campañas electorales.

De ahí que da pena comprobar que perdieron un contrato de 20 mil soles que hubiera servido para mejorar su precariedad "ancestral". Y todo por las declaraciones de una piojosa locutora de la televisión chilena.

Pero también es criticable el patrioterismo de ciertos medios de comunicación peruanos que se rasgaron las vestiduras  por la ofensa vertida a los indígenas peruanos. Y nada dicen de los awajún aterrorizados por mineros ecuatorianos. O de los asháninkas y amahuacas esclavizados por los madereros en el Alto Purús. O de los no-contactados amenazados de muerte por la construcción de carreteras.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo