Iniciativa.

Reforma total en ascensos, retiros y remuneraciones de las FFAA y PNP

Oreja parada. Ante las quejas de las FFAA por haber sido excluidas del proyecto de aumento de sueldos, el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, anunció que escuchará opiniones.
Oreja parada. Ante las quejas de las FFAA por haber sido excluidas del proyecto de aumento de sueldos, el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, anunció que escuchará opiniones.
Ministro de Defensa, Pedro Cateriano, adelanta que incrementos de sueldos "ya no serán en el papel" como en otros gobiernos y que espera contar con la opinión de los militares en la elaboración de la ley.

Ángel Páez y Doris Aguirre.

Las Fuerzas Armadas recibieron con expectativa el pedido de facultades del Ejecutivo al Congreso para formular leyes relacionadas con el incremento de las remuneraciones, y modificación de las normas sobre ascensos, nombramientos y pases al retiro, entre otras iniciativas.

Pero también hay un clima de incertidumbre. Fuentes castrenses en los altos mandos de los institutos armados consultadas por La República manifestaron no contar con información sobre lo que se propone el Ejecutivo en las materias indicadas.

El ministro de Defensa, Pedro Cateriano Bellido, confirmó que mientras el Congreso no otorgue las facultades, no puede informar sobre las leyes que se propone dictaminar Palacio de Gobierno.

"No quiero adelantar opinión porque sería temerario de mi parte. Como ministro de Defensa puedo tener una idea, pero no soy el dueño de la verdad. Los decretos legislativos se discuten en el Consejo de Ministros, los aprueba el Consejo de Ministros y los promulga el Presidente de la República. Entonces, no voy a apresurarme en decir que esto o aquello será así", explicó Cateriano.

"Claro, yo tengo algunas ideas matrices, intercambiaré opiniones con mi equipo técnico, recabaré propuestas, pero recién hemos pedido las facultades legislativas y todavía no las tenemos. No contamos con la autorización. En consecuencia, mal haría en  adelantar lo que haremos. Pero la idea central es ir hacia una modernización. La finalidad es adecuar las leyes orgánicas antiguas a la realidad del mundo de hoy", apuntó.

LA OLA VERDE

Una de las mayores preocupaciones de los efectivos de las Fuerzas Armadas, así como de la Policía Nacional, son las características en que se dará el incremento de remuneraciones. Hasta el año pasado funcionó una Comisión Técnica que elaboró un proyecto consensuado, pero que rechazó el Ministerio de Economía y Finanzas. En lo que va del año, los institutos armados y policiales virtualmente no tienen voz en la elaboración del proyecto de remuneraciones y pensiones.

"Habrá un aumento razonable y justo, pero basado en criterios técnicos. Como gobierno queremos que este aumento tenga un valor real y que no sea como en el pasado, cuando un aumento se convertía en un  papel sin valor", graficó el ministro Cateriano.

El incremento de la remuneración se haría en cinco etapas, del 2012 al 2016. Lo que preocupa a los militares y policías es qué porcentaje del total del aumento será sueldo básico y cuánto bonificación, que es determinante para el pago de pensiones.

Como ha informado este periódico, si hay algo que mortifica a los militares y policías es que no se les tome en cuenta en el proceso relacionado con las remuneraciones. Hay una sensación de exclusión. Sin embargo, el ministro Pedro Cateriano señaló a La República que sí se recogería el punto de vista de los uniformados.

"Tampoco puedo adelantar precisiones sobre las fórmulas que serán aplicadas para el incremento de remuneraciones. Yo tengo una idea, pero se trata de un tema que se debatirá en el Consejo de Ministros, lo que ocurrirá cuando se aprueben las facultades legislativas. Yo tendría que persuadir o convencer a mis colegas del gabinete sobre cómo debe ser el aumento", argumentó Cateriano.

El titular de Defensa descartó que sobre las remuneraciones y las pensiones de militares y policías se trabajará solo en función de lo que planteará el ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, como  suponen las fuentes de los institutos castrenses y policial.

"Voy a formar un equipo con asesores civiles. Voy a tener asesores civiles, con un soporte técnico y académico. Como ministro de Defensa no descarto que se convoque a los militares", manifestó Cateriano.

DRÁSTICO CAMBIO

Poco antes de abandonar el gobierno, el ex primer ministro Óscar Valdés prometió que el Ejecutivo elevaría al Congreso un proyecto de ley consensuado con las fuerzas políticas para cumplir con el aumento de las remuneraciones de militares y policías.

Por eso sorprendió que en el pedido de facultades del presidente Ollanta Humala se incluya la formulación de la nueva escala remunerativa y una reforma de las pensiones de efectivos militares y policiales.

Cateriano justificó el cambio de opinión.

"La delegación de facultades es el mecanismo democrático que nos permitirá cumplir más rápidamente con el objetivo de mejorar los ingresos de militares y policías", arguyó el ministro de Defensa.

"Nosotros no hemos venido para causar daño o a vejar a la gente, como dicen algunos sectores de la oposición. Por el contrario, lo que hace el gobierno es un esfuerzo para incrementar los sueldos tantas veces postergado", dijo Cateriano.

El ministro de Defensa señaló que respecto a las iniciativas para reformar las normas relacionadas con la Situación Militar y la Ley de Ascensos, lo que se pretende es fortalecer la promoción de grado de los efectivos mediante una rigurosa meritocracia con la finalidad de recuperar y elevar la moral del personal.

TAMBIÉN HABRÁ CAMBIOS EN PNP

Fuentes del Ministerio del Interior informaron que como parte de las facultades legislativas solicitadas por el Ejecutivo se proyecta una reforma integral de la Policía Nacional con la finalidad de que responda adecuadamente a los desafíos de la seguridad ciudadana.

Uno de los aspectos centrales de las propuestas del Ejecutivo es recuperar la disciplina policial, porque en la actualidad existe un relajamiento que afecta sus capacidades, entre otras razones, porque se carecen de disposiciones claras o contradictorias.

La institucionalización de la Carrera Policial será la columna vertebral de la reforma en el ámbito del personal de la PNP.

El Ejecutivo también ha pedido legislar sobre el papel de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el narcotráfico y en operaciones vinculadas con la tranquilidad pública.

EN CIFRAS

112.800 son los efectivos de las Fuerzas Armadas en actividad.

106 mil son los efectivos de la Policía Nacional en actividad.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo