Cultural
Loading

“Se sustituye la lectura por la simple imagen”

Lecciones. Jose Carlos Vilcapoma considera que su libro es un arma juvenil para ayudar a los estudiantes universitarios.
Lecciones. Jose Carlos Vilcapoma considera que su libro es un arma juvenil para ayudar a los estudiantes universitarios.
José Carlos Vilcapoma. Antropólogo y ex viceministro de Cultura acaba de publicar el libro Aprender e investigar, en el que también analiza el uso del Internet.

Pedro Escribano.



El antropólogo y profesor universitario José Carlos Vilcapoma se ha planteado responder por qué, para los estudiantes, sobre todo universitarios, aprender, investigar es un problema no resuelto que los ha lleva a fracasar en sus proyectos de estudios. Para ello, ha publicado el libro Aprender e investigar (Ed. Argos), una guía metodológica de estudio e investigación.



“Escribí este libro por dos razones: una, porque he notado, que los jóvenes universitarios han abandonado el estudio sistemático, privilegiando la imagen antes que la escritura; y dos, porque hay un error de utilización de la computadora. Si bien hay que agradecer a la computadora, también no lo es todo. En el ámbito universitario hay inconductas que hay que señalarlas y corregirlas”, dice Vilcapoma.



¿El libro ha sido derrotado por la computadora?



Atrás ha quedado la falsa ilusión de muchos que la computadora y la internet reemplazaría las aulas universitarias y que todos aprenderíamos sin salir de casa. Se ha demostrado que quienes sostenían eran los utopistas de atávica pereza intelectual. Las aulas universitarias como los libros  perdurarán. Hay inventos que, como diría Umberto Eco, una vez que están hechos son insuperables, no se puede hacer nada mejor. Al igual que la cuchara, el martillo, la rueda o las tijeras, el libro, dice Eco, ha superado la prueba del tiempo. Perdurará aunque adopten otros soportes, como el eléctrónico.



¿Hay peligro  en lo electrónico?



Se ha demostrado generacionalmente que los jóvenes y niños en la actualidad tienen otra lógica de pensamiento, producto de la informática. Eso ha generado riesgos como la postergación del diálogo físico interpersonal a cambio del anonimato en el chat. Se cultiva falsos afectos, falsos valores.En el campo de estudio se plagia, copia, se deja de lado el esfuerzo personal.



Entonces, ¿cómo es el estudiante universitario de hoy?



Lo cierto es que el estudiante va sustituyendo peligrosamente la lectura por la simple imagen. Habría que añadir que el estudiante privilegia la información fácil, ha perdido ser analítico, estructurado, contextualizado, para convertirse en masa indiferenciada donde todo está en todo y por tanto desprecia el análisis y la experimentación. Fernando Savater considera que los jóvenes no leen porque solo entienden los textos que son muy simples. Además se pierde la ortografía y la sintaxis.



¿Cómo se saca la paja del trigo?



Claro, como digo en mi libro, una cultura electrónica requiere de reajustar en sus conceptos y actitudes. Por ejemplo, los mismos datos de los servidores tan famosos, cuya información se construye con el concurso de miles de usuarios, corren el peligro de consignar falsedades.



¿Qué es su libro en este caso?



El libro es un arma juvenil pensando en los jóvenes y es el resultado de mi experiencia de treinta años en las aulas universitarias.

 

El dato

 

Se presenta hoy.  En el C.C. de la PUCP. Av. Camino Real 1070, San Isidro. 7 pm. Participan Teodoro Hampe, Jorge Yamamoto y el estudiante Juan José Maquén.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo