Política
Loading

Entre 2005 y 2012 las FFAA procesaron 74 compras bajo la fórmula de ‘secreto militar’ - foto 1

El secreto continúa. Con la constitución de la Agencia de Compras de las FFAA el secreto militar continuará pero su aplicación será más rigurosa.
El secreto continúa. Con la constitución de la Agencia de Compras de las FFAA el secreto militar continuará pero su aplicación será más rigurosa.
Noticias del secretismo. El Ejército encabeza la lista con 28 procesos, le sigue la Fuerza Aérea con 24 y la Marina con 21, aparte del Comando Conjunto. En varios casos se aplicó indebidamente el criterio de "secreto militar" para la edificación o rehabilitación de bibliotecas, centros geriátricos, viviendas, etc.

Ángel Páez.



El Ministerio de Defensa inició un proceso de revisión de las compras de las Fuerzas Armadas efectuadas mediante la modalidad de “secreto por razones de Seguridad Nacional”, luego de comprobar que desde el 2005 hasta el 2012 se han registrado 74 de dichas operaciones.



Según el banco de datos de los Proyectos de Inversión Pública (PIP), del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Ejército solicitó la aprobación de 28 adquisiciones militares; la Fuerza Aérea del Perú (FAP) presentó 24 requerimientos; la Marina 20 pedidos y el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA) elevó dos peticiones.



Todas las instituciones se fundamentaron en la legislación emitida durante el gobierno de Valentín Paniagua, que regula las compras militares mediante la figura del “secreto”. Ninguna operación aparece en el Sistema Electrónico de Adquisiciones y Contrataciones del Estado (Seace).



Una de las normas es la Resolución de Contraloría Nº 105-2001-CG, que exige la opinión previa de la Contraloría General de la República sobre las adquisiciones y contrataciones de secreto militar exoneradas de licitación, concurso público o adjudicaciones.





Gobierno por gobierno



De los más de 70 requerimientos de adquisiciones secretas, 12 se consignaron en el 2005: dos en el 2006; cuatro en el 2007; 10 en el 2008; 11 en 2009; 14 en el 2010; siete en el 2011 y 14 en el 2012.

La mayor parte se hicieron en el segundo gobierno de Alan García Pérez.



Como se trata de operaciones bajo la modalidad del “secreto militar por razones de Seguridad Nacional”, los institutos armados apelaron al artículo 15º del Texto Único Ordenado (TUO) de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ley Nº 27806).



Dicho dispositivo prohíbe el acceso a la información sobre una compra militar, tanto para el Frente Interno como para el Frente Externo, con la finalidad de “garantizar la seguridad de las personas y cuya revelación originaría riesgo para la integridad territorial y/o subsistencia del sistema democrático, así como respecto a las actividades de inteligencia y contrainteligencia” de la Dirección Nacional de Inteligencia (Dini).



De este modo los ciudadanos, los medios de comunicación y las organizaciones de la Sociedad Civil no pueden ejercer su derecho a fiscalizar las adquisiciones militares debido a la mencionada norma.



El secretismo



La República logró revisar algunas de las compras secretas y pudo detectar que varias solicitudes de las Fuerzas Armadas no comprendían equipamiento bélico.



Es decir, se pretextó el "secreto militar" para ocultar inversiones, contrataciones o adquisiciones que no encajan en el concepto de Seguridad Nacional.



El 28 de agosto del 2008, por ejemplo, el Ejército solicitó la aprobación de una partida de 6.6 millones de soles para la construcción de una residencia geriátrica.



El 30 de diciembre del mismo año, también el Ejército requirió 26.4 millones de soles para mejorar el sistema de alcantarillado de la Dirección General de Educación y Doctrina.



El 12 de abril del 2010, la misma institución castrense requirió 5.9 millones de soles para la construcción de una biblioteca en la Comandancia General.



Y el 17 de junio del 2011, el Ejército recibió la aprobación de un presupuesto de 34.5 millones de soles para la reconstrucción de la sede de la Escuela de Infantería.



El 29 de agosto del 2008, la Marina obtuvo el visto bueno para la edificación del alojamiento de cadetes de la Escuela de la Marina Mercante por 4.7 millones de soles. Y el 19 de julio del 2010 solicitó y logró luz verde para la habilitación de una cuna-jardín destinada a los hijos del personal subalterno, por 86 mil 305 soles.



Seguramente estos proyectos son muy necesarios  para las instituciones armadas, pero no califican como "secreto militar" ni la publicación de  la información sobre los mismos representa una amenaza para la Seguridad Nacional, sin lugar a dudas.



El siete de diciembre último, el gobierno del presidente  Ollanta Humala constituyó la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (Decreto Legislativo Nº 1128), que se supone terminará con las adquisiciones secretas sin fundamento. De acuerdo con la norma, la agencia aplicará "los mecanismos de reserva y secreto en las contrataciones cuando corresponda".



Esto significa que el Ejecutivo no ha eliminado las compras secretas sino que las regulará con mayor rigor.

 

Todo depende del reglamento de la agencia

 

El reglamento de la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas, que se encuentra en proceso de elaboración, será determinante para establecer hasta qué punto el Ejecutivo regulará la aplicación del secreto militar para las adquisiciones del sector Defensa.



Mientras tanto, el Ministerio de Defensa ha comenzado a aplicar una doble fiscalización de los procesos de adquisición bajo la modalidad de secreto. Ha requerido la intervención de la Contraloría General de la República antes y después de la ejecución de los contratos. Antes la Contraloría participaba una vez consumada la adquisición.



Según la nueva ley de la Dirección Nacional de Inteligencia (Dini), emitida por el actual gobierno, el organismo también cuenta con atribuciones para efectuar adquisiciones secretas. No obstante, la Dini debe reportar de sus contrataciones a la Contraloría.

 

En cifras

 

28 adquisiciones secretas tramitó el Ejército.

24 fueron en el caso de la Fuerza Aérea del Perú.

21 compras secretas requirió la Marina.

0 de estas adquisiciones están registradas en el Seace.

Hay 2 Comentarios
11 de enero de 2013 | 22 hrs
acomodado escribe:

grandes ffaa sus actividades ilicitas es dado como secretas y si fuera secreta como seria metalos a todos esos ladrones a la carcel y confisquen todo que tienen como los estan haciendo a los senderos militares? bandidos? traidores? el pueblo siendo explorado y estos ladrones robando y entregando todo que es nuestro a los extranjeros absurdo indignante ali babas

11 de enero de 2013 | 16 hrs
tania quiroz escribe:

pura corrupcion en las ffaa...gasolinasos, ranchos, baklas, fusiles, aviones y ahora esto....estan podridas provecho Generales...salen billonarios, casas en Virginia EEUU...y asi dicen amar a la patria? aman a sus bolsillos

Enviar un comentario nuevo