En La Libertad

Descubren tumba y cetro semejante al del Señor de Sipán

Descubren tumba y cetro semejante al del Señor de Sipán.
Descubren tumba y cetro semejante al del Señor de Sipán.
Plataforma sería de representante moche del primer estado territorial en los andes. También hallaron otro espacio cercano a donde se realizaban sacrificos.

Nuevos y sorprendentes hallazgos que permitirán conocer más sobre el origen y desarrollo de la Cultura Moche fueron presentados ayer por el Proyecto Huacas del Sol y la Luna.

El primer descubrimiento es una plataforma funeraria en la que se halló una tumba moche que, si bien por sus dimensiones (2 m. x 90 cm.) pertenecería a un personaje de bajo estatus social, por las piezas de gran valor que se encontraron, se presume que se trataría de un representante del Estado Moche en otras zonas del valle.

Según el codirector del Proyecto Huaca del Sol y de La Luna, Santiago Uceda, ello confirmaría que la Cultura Moche sería el estado territorial más antiguo en los Andes Centrales.

En la tumba, junto a los restos de un hombre adulto de alrededor de 30 años de edad, se encontraron diversos elementos como un cetro de forma piramidal, orejeras de oro, instrumentos de cobre, cuentas de piedra, tres mandíbulas de felinos con garras forradas de metal, 10 vasijas de cerámica y un camélido como ofrenda. Uceda señaló que se maneja la hipótesis de que los objetos hallados en la tumba pertenezcan a un representante del Estado Mochica en otros territorios, probablemente Virú, Santa o Nepeña. La tumba se ubica en el núcleo urbano entre las Huacas del Sol y La Luna.

Es precisamente el hallazgo lo que indica que no se trataría del entierro de un personaje cualquiera, sino de un gobernante moche al cual se le encomendó la tarea de administrar un valle o parte de éste. Dicho cetro es similar al que se encontró en la tumba del Señor de Sipán (Lambayeque), con la única diferencia que está hecho de bronce y no de oro.

El cetro tiene cuatro escenas en los lados, tres de ellas son de guerreros desfilando con sus armas y una es de un felino que ha degollado a un prisionero desnudo. En la parte superior se observa el rostro de un felino con los colmillos sobresalientes, figura siempre ligada a los sacrificios.

“Los estudios recientes indican que para el año 600 d.C. aproximadamente hay un cambio en la organización social y política de los Moche, donde muchos señores adquieren cierto poder de la élite gobernante”, refiere el arqueólogo Enrique Zavaleta Paredes.

RITUAL DE LA MUERTE

Para determinar fehacientemente que el personaje en cuestión fue un gobernante que se desplazó a otros territorios, se realizarán estudios con isótopos, de los cuales se tendrían resultados recién el próximo año.

Asimismo se ha descubierto un conjunto de espacios previos de acceso al templo, por donde habrían transitado los individuos participantes en las ceremonias de sacrificios humanos.

"En esta zona hay dos murales. El primero corresponde al último edificio de Huaca de la Luna y representa a dos personajes tomados de las manos y un panel dividido en cuatro secciones con personajes del panteón mochica, el cual se asemeja al “mural de los mitos”, indica Feren Castillo Luján, arqueólogo responsable de la plaza 1 de Huaca de la Luna. Si bien el grado de conservación del mural no es óptimo, aún es posible observar en el panel central al dios de las montañas, mientras en el inferior se ve una forma escalonada, animales sagrados y diversos personajes del discurso litúrgico moche.

Camino al ritual del sacrificio

El segundo mural encontrado contiene paneles pintados en dos secciones: una de color blanco y la otra con diseños de olas con escalonados y triángulos con la “manta raya”.

El espacio que comprende ambos murales habría funcionado como un centro controlador para poder acceder a la rampa principal del templo, la cual conduce al altar mayor en el que se realizaban los rituales de sacrificio, muy importantes para los Moche.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo