Política

Loading

Reforma en FFAA y PNP en marcha.

Aumenta de 35 a 40 años el tiempo de servicio efectivo de policías y militares

Reforma. El gobierno de Humala sanciona con 5 años de inhabilitación al militar que pasa al retiro por falta muy grave.
Reforma. El gobierno de Humala sanciona con 5 años de inhabilitación al militar que pasa al retiro por falta muy grave.
Se elevan los años de permanencia en el grado, el tiempo de servicio para ascender al grado inmediato superior y amplían las causales para el pase al retiro y disponibilidad. Endurecen las medidas disciplinarias.

Ángel Páez.

El tiempo de servicios efectivos y reales de los militares policías se incrementó de 35 a 40 años, según lo dispuesto por el Ejecutivo como parte de un amplio proceso de reforma de las instituciones de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

El gobierno busca que el personal uniformado permanezca más tiempo en actividad  para aprovechar sus conocimientos y experiencia.

Con ese fin también se han incrementado los años de permanencia en el grado, así como los años de servicios que deben acreditar los oficiales y los suboficiales para ascender al grado inmediato superior.

Los mayores, tenientes coroneles y coroneles antes podían permanecer en el grado cuatro años, ahora son cinco años. El general de brigada, contralmirante o mayor general solo podía permanecer en el grado 4 años. Se ha subido a 5 años (ver recuadro).

El tiempo mínimo de servicios requerido para el ascenso al grado superior se ha elevado notoriamente. 

Para alcanzar el grado de general de división, vicealmirante o teniente general, antes se exigía 31 años de servicios. Ahora son 35 años.

Para ascender a general de brigada, contralmirante o mayor general se demandaban 27 años de servicios. Hoy son 30 años. 

Los que quieren el grado de coronel o capitán de navío deberán acreditar 24 años de servicios, y ya no 22 , como antes.

Mayor permanencia

El límite de edad en el grado, como causal de retiro, es otra de las variables de la Situación Militar que han sufrido un incremento. 

Esto sucede en los casos de general de división, vicealmirante o teniente general (de 60 a 66 años); general de brigada, contralmirante o mayor general (de 58 a 64 años); coronel o capitán de navío (de 56 a 61 años); de teniente coronel EP, capitán de fragata o comandante FAP (de 52 a 59 años); y de mayor o capitán de corbeta (de 49 a 55 años).

Pero se ha reducido en otros grados. En el caso de capitán o teniente primero, antes pasaban al retiro a los 45 años. Ahora es a los 38 años de edad.  Respecto al teniente o teniente segundo, se redujo de 40 a 34 años de edad. Y en cuanto al alférez de fragata o alférez FAP, la edad límite se redujo de 35 a 30 años.

Según el Ejecutivo, estas reformas se aplican porque en la pasada norma "los oficiales de las instituciones armadas pasaban a la situación de retiro  cuando aún estaban en plena capacidad física e intelectual para continuar brindando sus servicios en beneficio de estas instituciones, conocimiento que es fundamental para la formación y perfeccionamiento de las nuevas generaciones de oficiales".

Sin embargo, al mismo tiempo que el Ejecutivo ha mejorado los sueldos y pensiones de los efectivos militares, así como el tiempo de permanencia en el grado y los años de servicios, también ha endurecido las normas relacionadas con el pase al retiro de los uniformados.

Duras medidas

La ley anterior sobre Situación Militar contemplaba como causal para el pase al retiro si el oficial no se presentaba a las pruebas de eficiencia durante dos años de permanencia en el grado. El plazo se ha reducido a un año.

Además, la nueva norma le ha añadido una causal para el pase al retiro que antes no existía: si el oficial desaprueba en tres ocasiones la prueba de suficiencia física.

El Ejecutivo también agregó como causal de pase a la disponibilidad de un oficial, si este es condenado en una primera instancia judicial, una figura que en la anterior norma no existía.

En la antigua ley de Situación Militar, solo había 11 causales para pasar a la situación de retiro a un oficial. El gobierno de Ollanta Humala añadió una más: intervenir en la ruptura del orden constitucional.

En la misma línea, en relación con las sanciones disciplinarias, para el caso de las infracciones graves, el Ejecutivo añadió al castigo de pase a la situación de retiro por medida disciplinaria "la inhabilitación para desempeñar cargos o funciones en entidades de la administración pública por un periodo de cinco años". 

Esta medida impedirá que efectivos militares que fueron expulsados de sus respectivas instituciones por cometer infracciones graves –valerse del cargo o del grado para beneficio personal, no ejercer adecuadamente la autoridad, faltar el respeto a un superior o subordinado, imponer castigos que atentan contra la dignidad de los subordinados, entre otros– estará impedido de laborar en el aparato estatal.

Destaca en la nueva disposición legal del gobierno que en caso el oficial es investigado por infracciones graves o muy graves no será obligatoria la participación de su abogado, algo que sí se contempla la norma derogada.

Mañana: Las reformas en la Policía Nacional.

Reforman el Servicio Militar Voluntario

El Ejecutivo restableció a medias la obligatoriedad del Servicio Militar, de acuerdo con el Decreto Legislativo 

Nº 1146.

En el 2000 se derogó el Servicio Militar Obligatorio (SMO) y se estableció el Servicio Militar Voluntario (SMV). Con el argumento de que cada año se ha reducido el número de ciudadanos que se presentan voluntariamente al servicio, el gobierno ha incorporado una figura legal para restablecer de alguna forma la obligatoriedad.

El Ejecutivo ha dispuesto que en caso el llamamiento extraordinario no logre completar el número de efectivos seleccionados voluntarios entonces se procederá al sorteo. Los que salen "están obligados a presentarse", dice la nueva ley.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo