Pobladores de Santa Teresa se oponen a proyecto energético de Luz del Sur

santa-teresa-proyecto.jpg
Conflicto. Construcción de un túnel de 14 kilómetros desató preocupación y rechazo entre familias que se dedican a la agricultura y al cultivo de café. Vecinos advierten que paralizarán los trabajos si no son escuchados por el gobierno.

Silvia Zambrano. 

Cusco.

La ejecución del proyecto hidroenergético Santa Teresa II de la empresa Luz del Sur S.A.A. ha desatado una serie de críticas y amenazas de protesta en la población del distrito de Santa Teresa, provincia de La Convención a seis horas de Cusco.

Se cuestiona la construcción de un túnel de 14 kilómetros que contempla el proyecto para el trasvase de agua del río Vilcanota y sus afluentes desde  Santa Teresa hasta  Vilcabamba .

 

A decir de los pobladores, esa obra dañaría los manantiales que sirven para la agricultura, afectaría negativamente la ecología de la zona y hasta perjudicaría la actividad turística. Cientos de visitantes llegan por las aguas termales de Cocalmayo . También está en peligro la flora y fauna.

 

El 24 de agosto del 2012, Luz del Sur S.A.A. solicitó al Estado peruano la concesión temporal para realizar estudios relacionados a la generación eléctrica en los distritos de Santa Tersa, Maranura y Vilcambamba.

Al enterarse de este trámite, la población de Santa Teresa envió varias solicitudes al ministro de Energía y Minas,  Jorge Merino Tafur y manifestó su rechazo al proyecto. Incluso advirtieron que de persistir con la iniciativa acatarían una paralización indefinida.

 

Sin embargo, mediante Resolución Ministerial N° 204, emitida el  25 de mayo de 2013, el gobierno resolvió otorgar a Luz del Sur la concesión requerida para los estudios de factibilidad. 

Días después, el MEM organizó un taller informativo sobre el proyecto Santa Teresa II. Participaron los representantes de Luz del Sur S.A.,  Mario Gonzales, Jorge Miranda y Javier Tapia, así como del MEM, Eddy Ormeño. 

 

Los asistentes rechazaron la obra por el túnel que involucra a las comunidades de Sarupampa, Huataquina,  Urpipata, Quellomayo, Pacaymayo, Pispitayoc, Santa Rosa, Salkantay, Cochapampa .

Las familias de estos pueblos se dedican al turismo y cultivo de café.

 

Como los trabajos de exploración ya se iniciaron, diariamente, circulan por la precaria carretera que cruza estos pueblos varios vehículos de carga pesada que han alterado la zona.“Miren todas las casas de Santa Teresa cerca de la carretera, están con profundas rajaduras por los camiones de Luz del Sur, pido al presidente Ollanta que salve nuestros hogares y proteja nuestros manantiales”, señala Gertrudis Fernández, una pobladora de 72 años .

 

Por su parte, Zenón Tapia Mamani (53), agricultor, dice que el único sustento de su familia es el cultivo y cosecha de café que ahora se ve amenazado por el daño que puedan sufrir los manantiales que mantiene sus tierras húmedas y frescas.

Varios días buscamos la versión de los representantes de Luz del Sur S.A. para que expliquen el real impacto del proyecto, no dieron respuesta.

 

Mientras tanto, los pobladores se organizan mejor para exigir se detenga el proyecto. El conflicto social por esta obra aún se puede evitar.

 

El ALA no dará autorización de uso de agua hasta que acabe estudio

El director de la Autoridad Local del Agua (ALA) de Quillabamba, Luis Armando Nieto Ramos, indicó que por lo pronto no otorgará ningún permiso a la petición de agua solicitada por la empresa Luz del Sur en el proyecto Santa Teresa II, porque los expedientes están en evaluación, y los documentos existentes serán contrastados con los procedimientos de Recursos Hídricos que establece la Ley.

Asimismo prometió efectuar una apreciación ocular en la zona para verificar si el corte de agua de los manantiales afecta la producción agrícola, el consumo de la población y otros usos. “El ALA debe determinar la demanda futura para los poblados de la Cuenca de Santa Teresa”, recalcó.

Finalmente, dijo que de acuerdo a la Ley, primero se valora el uso primario para la población, quiere decir de consumo diario; y segundo el uso agrícola, antes de cualquier petición de uso de  terceros.

De otro lado, las autoridades cusqueñas advirtieron que hay personas que, ante la falta de atención del gobierno, quieren promover un nuevo conflicto social.

 

Hay 1 Comentario
16 de junio de 2013 | 00 hrs
manou escribe:

No han escuchado de los paleles solares, esta es una alternativa ecologica.

Enviar un comentario nuevo