Mundo
Loading

Aliados de Hugo Chávez no se resisten a lujo

INRE151207EFE26A.jpg

Funcionarios bolivarianos no pueden explicar su consumo de artículos "fashion". Ni las críticas y amenazas del propio líder bolivariano detienen el creciente consumo oficial de ropa y autos carísimos.

Funcionarios bolivarianos no pueden explicar su consumo de artículos "fashion". Ni las críticas y amenazas del propio líder bolivariano detienen el creciente consumo oficial de ropa y autos carísimos.

Christopher Toothaker. Caracas. AP

El presidente venezolano Hugo Chávez constantemente insta a sus partidarios a rechazar el "capitalismo salvaje", pero los aliados del mandatario han sido lentos en abrazar los valores socialistas, y algunos luchan por explicar su consumo de productos de lujo.

El ministro de Interior, Pedro Carreño, se convirtió en objeto de críticas generalizadas y burlas esta semana, cuando una periodista le preguntó si no era contradictorio atacar el capitalismo en tanto usaba una corbata de 180 dólares del fabricante de accesorios de lujo, Louis Vuitton, y zapatos Gucci que cuestan aproximadamente 500 dólares.

LA LEY DEL MERCADO

Capturado al parecer con la guardia baja, Carreño tartamudeó por unos segundos antes de responder: "No es contradictorio porque yo quisiera que Venezuela produjera todo eso (para) entonces yo comprar todo lo que se produce aquí y no importar el 95% de lo que consumimos".

Para burlarse de Carreño, el diario Tal Cual publicó un editorial del humorista Laureano Márquez, quien escribió una respuesta ficticia, alternativa para el humillado funcionario del gobierno.

"¿Tu crees que a mí, como revolucionario, no me da asco llevar pegada a mi cuello esta basura imperialista? Naturalmente, pero mientras se producen las corbatas endógenas no tengo otra opción", escribió Márquez.

ÉXITO EN YOUTUBE

Un video de las declaraciones de Carreño había sido visto más de 20.000 veces el viernes, dos días después de que fue anunciado en el sitio de Youtube en internet.

Chávez constantemente predica ideales socialistas en un intento de persuadir a los venezolanos a adoptar estilos de vida más austeros.

Esa ha sido una tarea desalentadora de enormes proporciones en este país sudamericano rico en petróleo, y caracterizado por el frenético consumismo.

Esas declaraciones y la muestra de la opulencia de algunos de los aliados más cercanos de Chávez llevaron al presidente socialista más tarde a amonestar a sus partidarios por no desprenderse de sus posesiones materialistas.

DATOS

Papel periódico. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) solicitó al gobierno venezolano que adopte las medidas oportunas para regularizar la autorización de divisas destinadas a la importación de papel periódico.

Pedido. En una carta dirigida a Manuel Antonio Barroso, presidente de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), la SIP pide también que se impulsen medidas que regularicen otras materias primas relacionadas con la industria periodística.


¿LA REVOLUCIÓN DEL WHISKY?

1) El ministro de Información, Willian Lara, a menudo usa chaquetas Tommy Hilfiger rojas, color que distingue la llamada revolución socialista de Chávez. Y el gobernador del estado Carabobo, Luis Acosta, cercano colaborador del mandatario, sostuvo el año pasado que las autoridades pueden comprar vehículos caros sin sacrificar sus ideales revolucionarios. "¿Es que acaso nosotros los revolucionarios no tenemos derecho a tener una (camioneta) Hummer o un carro?", indicó.

2) Tras amenazar con imponer nuevos impuestos sobre los artículos de lujo en octubre, Hugo Chávez dijo: "¿Qué revolución es esta, la del whisky, la de los Hummers? ¡No! Esta es una revolución de verdad".