Fonavistas registrados tendrán hasta el año 2020 para cobrar la devolución de sus aportes

De acuerdo al reglamento aprobado, los herederos también tienen derecho a reclamar la devolución de los aportes realizados por sus padres.
De acuerdo al reglamento aprobado, los herederos también tienen derecho a reclamar la devolución de los aportes realizados por sus padres.

Deuda social. Aún no se define monto total de la deuda y tampoco hay plazos, pero el reglamento aprobado por el Gobierno representa el primer paso de las devoluciones a los aportantes del fenecido Fonavi. Los aportantes están a la espera del nombramiento de la secretaría técnica para iniciar su nueva aventura, esta vez en un proceso que durará cerca de ocho años.

VEA LOS DOCUMENTOS A LLENAR

Martín Hidalgo





Carrera profesional, historia laboral, rendición de cuentas, estado de jubilación, devoluciones, premios y castigos. Estas palabras sobrevuelan desde hace años a los aportantes del Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi) sin que nadie termine de hacerse con ellas. Para unos representan una necesidad ineludible para mejorar su calidad de vida, y para otros un acto de justicia social postergado por el Estado.



En Perú, en un contexto de ajustes presupuestarios que tiene a los fonavistas expectantes, el afán del nuevo Gobierno  pasa por iniciar el sistema de devoluciones a los trabajadores que aportaron a este fondo sin lograr el acceso a una vivienda.



Mientras que el Fonavi fue creado en 1979 para la construcción de viviendas de los trabajadores, los gobiernos sucesivos destinaron los recursos recaudados en otros fines, hasta que en 1998 fue convertido en el Impuesto Extraordinario de Solidaridad, durante el gobierno de Alberto Fujimori.

Más de treinta años después y después de no pocos reclamos, el Estado, a través del Ministerio de Economía, publicó el viernes el reglamento de la  Ley 29625, que establece el proceso de inscripción que conduzca a la devolución.



La medida señala que el trámite será gratuito y que las diversas modalidades de devolución de los aportes serán: a través de dinero, acceso a programas de vivienda, beneficios tributarios, entre otros.

"El reglamento es un paso fundamental para el cumplimiento de la ley, pues le da el marco jurídico a la comisión ad hoc para iniciar sus funciones", asegura el presidente de la Asociación Nacional de Fonavistas del Perú (AFNPP), Andrés Alcántara, a este diario.



La comisión a la que hace referencia Alcántara es la que efectuará la reconstrucción de la historia laboral de los fonavistas, y tomará en consideración los padrones proporcionados por la misma ANFPP.

 Este grupo de trabajo fue formado en febrero del año pasado y ha ido cambiando de integrantes hasta en tres oportunidades. La última fue en octubre pasado.



Sus integrantes son nueve, seis nombrados por el Ministerio de Economía y tres por la asociación de Fonavistas. Actualmente, por el lado del MEF la integran Sandro Núñez, Víctor Parra, Bruno Barletti, Juan Manuel Echevarría, Jorge Pablo Noziglia y Guillermo Paredes; mientras que por la Asociación Nacional de Fonavistas del Perú se encuentran Jaime Chihuala, Francisco Alcántara y Luis Luzuriaga.

Parte de su labor también será elaborar un registro de aportaciones y derechos para tener una cuenta individual por cada fonavista beneficiario, y realizar un proceso de liquidación para la actualización de cada cuenta.



Además, deberá notificar y entregar a cada aportante el valor del total actualizado de los aportes y derechos a devolverse a través de un certificado de reconocimiento de aportaciones.



Si bien esta comisión ad hoc es autónoma, no puede iniciar sus funciones mientras no cuente con una secretaría técnica que apoye en lo técnico, legal y administrativo para cumplir los fines del reglamento, y será el enlace administrativo entre la comisión y el Ministerio de Economía. La secretaría recién será designada el próximo jueves, aunque el martes la ANFPP se reunirá para presentar una propuesta al cargo.



¿Mi inscripción vale?





La Comisión recibirá el padrón de la ANFPP, que dio base a la iniciativa legislativa para facilitar el inicio de la identificación y elaboración del Padrón Nacional de Fonavistas y Beneficiarios, el cual será derivado a la secretaría técnica especial.



Sin embargo, el presidente de la Comisión ad hoc, Sandro Núñez Peña, indicó  que no habrá privilegios para devolver los aportes del Fonavi.



"La única prioridad que tenemos que respetar  es la prioridad que da la ley. No vamos a priorizar a las personas que estén inscritas en la Asociación", dijo en RPP Noticias.



Según Núñez, los padrones de la ANFPP serán solo referenciales para que, después de una verificación, se pueda fijar el número de beneficiarios.



Esa opinión no es compartida por la cabeza de la asociación de Fonavistas, Andrés Alcántara, quien se adjudica la obtención de este derecho.



"Pusimos las bases e impulsamos el reglamento, no pueden quitarnos el derecho a quienes luchamos para abrir este proceso", arguye Alcántara para agregar que incluso los formularios publicados en las normas legales del diario oficial El Peruano, junto al reglamento de las devoluciones, son casi iguales al documento con el que han venido trabajando a lo largo de todos estos años.



Incluso, adelanta que seguirán empadronando hasta que la comisión comience su trabajo.



Barletti Pasquale, miembro de la Comisión Ad Hoc, anunció que se trabaja para que ese procedimiento también se pueda realizar por Internet. Pese a ello, no hay fecha para su inicio, pues se tiene que elegir a un presidente para esta secretaría técnica, y esta tendrá 30 días para presentar el proyecto de trabajo. La dificultad de ello pasa por hallar documentación fiable que contribuya a definir el monto aportado por cada fonavista.



Pero los aportantes no pueden seguir esperando más. El titular de la asociación sostiene que su labor de empadronamiento no hará más que facilitar la labor de la comisión.



¿Cuántos son?





El empadronamiento ayudará a determinar cuántos aportantes existen en realidad, pues no se cuenta con un registro único. Según Alcántara, hasta  el año 1992 eran 2 millones, pero de ahí en adelante se perdieron los cálculos y solo estiman que serían cerca de 5 millones de fonavistas.



De acuerdo con Núñez, solo por los aportes de los años 1992 a 1998, la deuda del Estado peruano con los aportantes ascendería a S/. 20 mil millones. En tanto, la deuda por los aportes de 1979 a 1998 podría sumar S/.10 mil millones más. Mientras que para el abogado de los fonavistas, Raúl Canelo, la cifra podría llegar a bordear los S/.30 mil millones.



La unidad ejecutora de las devoluciones estará en el transcurso del año. En tanto, el fonavista deberá acercarse a las ventanillas que implementará la comisión para llenar el formulario. También lo podrá hacer por Internet, y no será necesario que los fonavistas de provincias se trasladen a Lima, pues no se solicitará ningún otro documento. La comisión cruzará información de los aportes con la ONP, las AFP y la Sunat para verificar que se hicieron los abonos. Luego emitirá un certificado individual con el monto a devolver.

 

En cifras

 

120 días tendrá, como máximo, la Comisión Ad Hoc para decidir si el fonavista califica o no como beneficiario.



1 mill. 400 mil aportantes es la crifra que tenía la Presidencia del Consejo de Ministros hasta hace algunos años.



66,5% de la población votó a favor del referéndum llevado a cabo en octubre del 2010.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo