Arequipa

Lluvia de candidatos y voto disperso se avizora en elecciones del 2014

(Imagen: Referencial).
(Imagen: Referencial).
Mapa político de Arequipa. Parece una paradoja, pero abundancia de candidatos no es signo de salud democrática. La tendencia ha sido la proliferación de movimientos regionales que a la larga colocan autoridades sin suficiente legitimidad.

Elizabeth Huanca y Juan Carlos Soto.

Arequipa.

Está en marcha el proceso que elegirá a los nuevos presidentes regionales y alcaldes para el periodo 2015-2019 . El Instituto de Gobierno y Desarrollo Humano, especializado en ciencia política, estima que la contienda será peleada .  

Como en las elecciones de 2010, habrá una multiplicación de movimientos regionales. Parece una paradoja, pero esa abundancia de candidatos no es signo de salud democrática; todo lo contrario, contribuye a debilitar el sistema . Del voto disperso surgen autoridades frágiles sin la legitimidad para prevenir conflictos sociales o las revocatorias alentadas por los adversarios políticos.

La tendencia de los últimos tres procesos electorales en Arequipa ha sido una curva ascendente. De 11 agrupaciones en 2002 se llegó a 18 en 2010, según reporta el Jurado Nacional de Elecciones .

El director del Instituto de Gobierno y Desarrollo Humano, Ángel María Manrique, avizora que para el 2014, la curva seguirá escalando .

En la percepción de los políticos que postulan está encontrarse gobiernos regionales y municipalidades con jugosos presupuestos del canon minero. Sin embargo, la realidad es otra por la crisis mundial. El precio de los metales ha caído y las mineras pagan menos Impuesto a la Renta, de donde sale esta partida para los gobiernos regionales y locales.

Otra de las razones de ese  hiperactivismo político es el modelo democrático del Perú,  que incentiva la mayor participación del ciudadano. “Hay más interés pero no se tiene el suficiente conocimiento sobre cómo funciona el Estado. Mucho menos existe una visión de Arequipa hacia un mundo globalizado" , comenta Manrique.

El mapa político regional además advierte que en los procesos electorales 2002- 2006 y 2010, los movimientos regionales tuvieron mayor participación frente a los partidos nacionales. 

Hasta marzo de este año y con clara proyección a las elecciones del próximo año, 43 movimientos regionales compraron kits electorales en la sede regional de la ONPE. Se avizora una batalla dura.

“Ello evidencia una fragmentación entre la clase política capitalina y las clases regionales” , advierte Manrique, lo que implicaría la postergación de los grandes proyectos que están fuera de la capital. 

 Parte de esa realidad la vivimos con Majes II y el gasoducto. Falta partidos políticos que permitan canalizar las grandes demandas sociales y la ejecución de proyectos estratégicos.

Bajo ese criterio, el gran reto de los actores políticos en las próximas elecciones será articular el sistema político, de lo contrario “solo la capital o las regiones con canon serán favorecidas. El resto quedará relegado” .

 

HABRÁ SEGUNDA VUELTA  

La proliferación de los movimientos políticos tiene consecuencias adversas: resta legitimidad al candidato ganador.  

Para evitar ello, en la elección de presidentes regionales del 2010, a través de la Ley 29470, se incorporó la figura de la segunda vuelta electoral. Esta se aplica si el vencedor de la contienda no alcanza el 30% de los votos. 

De acuerdo al estudio hecho por el Instituto de Gobierno y Desarrollo Humano, las agrupaciones que tengan un voto más disciplinado o las que apuesten por alianzas electorales ganarán en primera vuelta o, de darse el caso -como aparentemente ocurrirá-, vencerán en el segundo round .

"El cambio en las reglas electorales motivó que en las elecciones del 2010 se busquen alianzas entre movimientos regionales y partidos nacionales". 

Esta tendencia se grafica con la victoria de la alianza política “Alianza por Arequipa” (integrada por Arequipa, Tradición y Futuro; Compromiso y el Partido Nacionalista), que ganó las elecciones regionales con el apoyo del 31% de votos de la población. 

En contraste con el 2002, la contienda electoral la ganó el Partido Aprista con el 31% de votos, mientras que la elección del 2006 tuvo como ganador a un movimiento regional: “Arequipa, Tradición y Futuro”, con el 34% de apoyo. 

“Es importante que los resultados electorales le den legitimidad a las autoridades. Si no la tienen y hay polarización, se pueden desatar conflictos sociales, y eso espanta la inversión privada” , aclara.  

Hay 2 Comentarios
18 de junio de 2013 | 06 hrs
Pancho escribe:

Claro pe! ser Alcalde es una buena oportunidad para volverse millonario, pe! acaso no han visto a Zegarra, que ha hechupi!nada! y todos son una tira de ignorantes, ya vemos a la ciudad, un mercadillo gigante, como se llama Arejulia

17 de junio de 2013 | 05 hrs
LLaqta Runa escribe:

Es natural el carnaval de candidatos en tiempo de elecciones Regionales y Gobiernos Locales, esto se entiende que el reparto de torta es bueno. La lluvia de candidatos refleja a la incapacidad de concertación entre los movimientos, y todos son malos. Los buenos candidatos no postularan frente a ello elegimos los malos candidatos.

Enviar un comentario nuevo