Tecnología
Loading

Polémica sobre el satélite: Teníamos dos lunas

Estudio. Científicos creen que coexistieron dos lunas orbitando la Tierra. Después, dicen, se produjo una 'colisión lenta'.
Estudio. Científicos creen que coexistieron dos lunas orbitando la Tierra. Después, dicen, se produjo una 'colisión lenta'.
Científicos aseguran que dos satélites habrían coexistido millones de años hasta que una colisión hizo que se fusionaran. La diferencia de ambas caras de la actual luna sería una de las evidencias del choque.

Dos lunas que iluminan un mismo cielo. Hace millones de años, la Tierra pudo ser escenario de este espectacular suceso. Así lo plantean los científicos Erik Asphaug y Martin Jutzi de las universidades de California en Santa Cruz y Berna, respectivamente, en una teoría en la que se afirma que en nuestro planeta han coexistido dos satélites. Sin embargo, la colisión entre ambos compañeros produjo su fusión. Por esto es que ahora tenemos a la actual, grande y luminosa Luna. La hipótesis aún no ha sido presentada en su totalidad, pero sus autores han adelantado algunos detalles.

ORIGEN DE LAS LUNAS

Muchos científicos sostienen que el satélite de la Tierra se formó hace miles de millones de años a partir de los escombros lanzados al espacio después de que un enorme cuerpo impactara contra nuestro planeta. Sin embargo, para Asphaug y Jutzi el resultado habría sido otro. Ellos consideran que, en realidad, se formaron dos lunas.

En su teoría sostienen que tras el choque, la luna en formación fue absorbiendo a todos los objetos que lo rodeaban, pero que uno de ellos se hizo lo suficientemente grande como para alcanzar una posición estable en el sistema Tierra-Luna.

Esta segunda luna habría sido más pequeña que la actual. Los estudiosos creen que el satélite "hermano" sobrevivió millones de años con una masa equivalente a la tercera parte de la actual luna y un diámetro de 1.000 kilómetros. Además, Asphaug afirma que el satélite perdido había orbitado la Tierra a la misma velocidad y distancia que la actual luna.

Ambas coexistieron millones de años hasta que la luna menor chocara con la más grande, aplastándose sobre su superficie y resultando completamente fusionada. Esto fue demostrado por los científicos a través de una simulación.

"No se trata de un típico evento de impacto en el que se forma un cráter –dice Asphaug– un disparo directo en el que una bala excava un cráter mayor que ella. Aquí tenemos un cráter que tiene apenas la quinta parte del volumen del 'impactor', el cual simplemente se aplastó contra la cavidad que había creado".  

SUPUESTAS EVIDENCIAS

En el 2011, los investigadores explicaron en un artículo científico la "colisión lenta" de la Luna con el otro satélite. Para ellos, esta sería la razón por la que las dos caras de la luna tienen tantas diferencias.

La parte visible del satélite está dominada por extensas llanuras de lava, mientras que en la oculta abundan relieves y terrenos montañosos. Esta última, además, tiene hasta 50 km más de espesor que la visible, por lo que Asphaug considera que "algo" aplastó y se deslizó sobre una de las caras de la Luna evitando que su corteza se solidificara, lo que sí sucedió en el lado opuesto del satélite.

La teoría ha generado tanta curiosidad como escepticismo. No es la primera vez que Erik Asphaug plantea esta hipótesis ante el misterioso pasado de la Tierra y el universo. El debate se reanuda.

NUEVA LUNA

Descubren un nuevo satélite en Neptuno, el más pequeño hallado hasta la fecha.

La nueva luna, conocida como S/2004 N1, tiene un diámetro de 19 kilómetros y orbita fuera del sistema de anillos del pequeño planeta.

Mark Showalter la descubrió mientras estudiaba imágenes de larga exposición en el sistema de anillos.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo