Política
Loading

Villarán: Hoy ganó Lima, ganamos todos, nadie perdió

El sufragio. Al salir de la mesa de votación, en el colegio Juana Alarco de Dammert.
El sufragio. Al salir de la mesa de votación, en el colegio Juana Alarco de Dammert.

Pasó la prueba. La alcaldesa Susana Villarán agradeció el respaldo de los ciudadanos que le permitirá culminar su gestión. Afirmó que la victoria del No ha sido posible gracias a la unión y la concertación de todos los limeños. Reiteró su compromiso de trabajar estos dos años con todos los sectores políticos y hacer un gobierno de ancha base para profundizar y acelerar las reformas de la ciudad.

 

María Elena Castillo.





"Hoy triunfó la unión en Lima",  dijo la alcaldesa Susana Villarán en sus primeras declaraciones a la prensa, dos horas después de conocerse los resultados de las encuestas a boca de urna.

Y aunque pidió calma y tranquilidad a todos los limeños, recalcó que "hasta el momento todas las encuestas muestran márgenes significativos a favor del No".



Con la seguridad de estos resultados preliminares aseguró: ¡Hoy no perdió nadie, hoy ganó Lima!

"Hemos ganado una gran oportunidad para a través de la unidad podamos fortalecer la democracia y acelerar el progreso, la modernización, las obras sociales y de infraestructura que reclama la ciudad y en la que estamos empeñados", sostuvo, acompañada de sus regidores.



La alcaldesa afirmó que ha escuchado el clamor de los ciudadanos insatisfechos. "Este tiempo que viene es para trabajar mejor. Eso es lo que voy a hacer, pero no lo voy a hacer sola", aseveró, reafirmando su compromiso de gobernar los dos siguientes años a través de la concertación.



Destacó que este triunfo fue posible gracias a la unión de todas las fuerzas. "Por eso quiero agradecer a Anel Townsend por su extraordinario trabajo que ha hecho como jefa de campaña, pero también a don Félix, a don Francisco, a todas las personas que le pusieron rostro al No; a Javier Pérez de Cuéllar, a Luis Bedoya Reyes, a Lourdes Flores, a Alejandro Toledo, a los nacionalistas limeños, a César Acuña, a Yehude Simon, a Somos Perú y Acción Popular; a todos los que apostaron por el No", manifestó.



Finalizó la conferencia asegurando que este gobierno de concertación permitirá que se aceleren las reformas para que la ciudad sea más ordenada y moderna.



"Este nuevo rumbo para Lima se asentará en un gobierno de ancha base, donde todos los hombres y mujeres tendrán las puertas abiertas. Este gobierno de concertación permitirá profundizar y acelerar las reformas. Estoy convencida de que al final de nuestro mandato esa nueva Lima será ya visible y palpable", ofreció.



Media hora antes Villarán dio su primer balconazo desde el tercer piso del Hotel Bolívar, donde se concentró junto a las fuerzas contra la revocatoria.



Salió por unos minutos, al lado del secretario general de Perú Posible, Luis Thais, Salomón Lerner Ghitis, y los alcaldes de Comas y Villa María del triunfo, Octavio Kusunoki y Silvia Barrera, respectivamente.



A las 6 y 40 de la tarde volvió a salir al balcón, esta vez junto a sus hijos Soledad e Ignacio, y los actores de Al fondo hay sitio Mónica Sánchez y Christian Thorsen.



Afuera, en la Plaza San Martín, los simpatizantes de la alcaldesa celebraban el triunfo del No con banderas peruanas y pancartas alusivas a la campaña contra la revocatoria. Los manifestantes aplaudían sus palabras, gritando: ¡Sí se pudo!



La alcaldesa agradeció el respaldo de los limeños que, con su voto, expresaron su deseo de que continúe trabajando por la ciudad.



"Hoy día ganó la unidad en Lima, porque Lima es una sola. Hoy se aprendió la lección; ¿Que nadie pretenda dividirla!", advirtió. A lo cual  los manifestantes le decían: ¡Susana, el pueblo está contigo!



Reiteró su compromiso con todos los limeños, incluso con los que respaldaron la revocatoria.

"A todos y a todas, los que votaron por el Sí, les digo: yo soy su alcaldesa y trabajaré con el mismo cariño, porque todos son vecinos y vecinas de Lima", refirió sonriente, cruzando los brazos como lo hizo durante la campaña.



Asimismo, aseveró que la victoria del No fue también un triunfo moral. "Tiene que ver con la corrupción, pero sobre todo con quienes creen que pueden subirse en la ola del descontento popular para mezquinar a través de sus ambiciones e intereses particulares para tomar como botín a la Municipalidad. El No triunfó moralmente", aseguró.



El saludo de lourdes



A las 7 y 30 de la noche llegó a las instalaciones del Bolívar la lideresa del Partido Popular Cristiano (PPC), Lourdes Flores, junto a regidores y dirigentes de su agrupación, que desde un inicio se sumaron a la campaña contra la revocatoria



Villarán la recibió con los brazos abiertos y juntas salieron al balcón, al lado de Raúl  Castro y Rafael Yamashiro, presidente y secretario general del PPC, respectivamente, donde recibieron la ovación de los simpatizantes del No.



Los regidores de Lima por dicha agrupación también mostraron su júbilo, entre ellos Luis Felipe Calvimontes, Alberto Valenzuela, Edgardo de Pomar, Walter Guillén y Mónica Saravia.



Junto a la alcaldesa levantaron la bandera verde del PPC con el lema por el No, como una muestra de que ganó la unidad y de la vigencia del compromiso de gobernar bajo la gran concertación. Los detalles de esta unidad se conversarán en los próximos días.



El dirigente histórico de Acción Popular Víctor Andrés García Belaunde llegó a presentar su saludo y se fundió en un fuerte abrazo con la alcaldesa.



Cerca de las 9 de la noche Villarán volvió a salir al balcón, esta vez para reafirmar su compromiso con la población para culminar las obras, como la reforma del transporte, las vías rápidas de Lima, los muros y escaleras para los asentamientos humanos, entre otras.





una buena mañana



Susana Villarán se levantó muy temprano para asistir a la misa de las 7 de la mañana en la iglesia San Pedro, del Centro Histórico. Las encuestas que en forma confidencial circularon el día anterior revelaban que la consulta popular sería muy peleada. Ella estaba dispuesta a dar la lucha.

Salió vistiendo una blusa blanca pero llevando un pañuelo estampado color celeste, el que utilizó en la campaña por el No.



En el camino desde su casa, ubicada frente al Campo de Marte, la alcaldesa aprovechó la luz roja del semáforo para saludar a los canillitas que vendían sus periódicos en las esquinas. Los tres que saludó en la ruta le sonrieron y mostraron su apoyo. Parecía un buen augurio.



En San Pedro la recibió el párroco José Enrique Rodríguez, quien la conoce desde hace más de 40 años, cuando formaban parte de la Unión Nacional de Estudiantes Católicos (UNEC) y compartían acciones de labor pastoral en la margen izquierda del río Rímac.



Villarán llegó acompañada de sus hijos Soledad e Ignacio, y de su nieta Maité, con quienes escuchó la liturgia.



Tras la comunión, algunos  feligreses que pasaban cerca de ella le sonreían y le mostraban su apoyo con la mano. Al culminar la misa los asistentes la saludaban y decían palabras de cariño. Al llegar a la puerta, recibió el aplauso de un grupo de asistentes.



"La lectura de Cuaresma dice que el Señor hace llover en el desierto y nos abre caminos. Eso es muy importante el dia de hoy. Yo he venido como muchos fieles a poner en manos del Señor el destino y el futuro de la ciudad. Les ruego a todas las familias que piensen, que emitan un voto responsable, de acuerdo a su conciencia. Que Dios los bendiga a todos y a Lima", refirió en sus primeras declaraciones del día.





Desayuno popular





A las 8 y 30 de la mañana la alcaldesa llegó a la casa de Luis Enrique Mezo, ubicada en una quinta de la cuadra 3 del Jr. Conchucos, frente a la Plazuela del Cercado.



Allí la esperaba su hijo Emanuel, quien es chef de un restaurante en Nueva York. Sin embargo, en esta ocasión estaba de asistente de Mezo, a quien ayudó a cocinar su tradicional chicharrón a la leña. Completó el menú un tamalito de pollo y un estimulante café orgánico de Chanchamayo.

"Lima es una sola y no podemos dividirnos. Todavía tenemos tiempo para reflexionar. Hay que acudir masivamente a votar, hay que cuidar la voluntad popular, no dejar que se hagan trampitas en mesa", instó mientras tomaba desayuno.



Al salir, con rumbo a su centro de votación, las vecinas se aglomeraron a su alrededor invocando a su paso: ¡Susana Corazón!



Lo mismo ocurrió las veces que su vehículo se detuvo por la luz roja de los semáforos hasta llegar al colegio Juana Alarco de Dammert. Cada vez que bajaba la luna recibía una señal de apoyo.

Al llegar y salir del aula 103, donde emitió su voto, había grupos de simpatizantes que le mostraban su respaldo.



Todas estas expresiones de apoyo contribuyeron a fortalecer la confianza de la alcaldesa. Sentía que estaba ganando la pelea, aquella a la que, como siempre ha dicho, la obligaron a participar.

 Las primeras dudas le llegaron cerca del mediodía, cuando se hablaba de entre 30 y 40% de mesas que no habían podido instalarse, principalmente porque se ubicaban en sectores sociales que, según las últimas encuestas, le favorecían más.



Sus reparos se disiparon cuando el presidente de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Mariano Cucho, confirmó que se instaló el 99% de las mesas.





Momentos decisivos





Tras un almuerzo familiar juntro a sus hijos, Villarán se dirigió al Bolívar a esperar los resultados. Se ubicó en la habitación 312, la misma en la que estuvo cuando ganó las elecciones municipales en el 2010.



Con ella estuvieron sus principales colaboradores, entre ellos Eduardo Zegarra, Marisa Glave, entre otros. Se abrazaron con fuerza cuando los canales de televisión anunciaron resultados de las encuestas a boca de urna.



"Es un resultado de la unión", les aseguró. "Ha ganado la concertación. Ha ganado Lima", insistió.

Villarán se sintió reconfortada. Reconoció la importancia de todos los que se sumaron a la cruzada por el No.



Ni bien se conocieron los resultados del conteo los teléfonos no cesaron de sonar. La alcaldesa conversó con sus hijos. "Fue un triunfo de la unión", también les dijo. Ahora empieza el nuevo rumbo de la concertación.

 

Conteo rápido de Datum y de Ipsos

 

La opción del No a la revocatoria se impuso por encima del Sí, al menos en dos puntos de diferencia, según el conteo rápido al 100% de la encuestadora Datum Internacional.



Según informó, la opción que permitiría que la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, permanezca en el cargo edil alcanzaba un 51.1% de votos válidos, mientras que la otra opción lograba apenas un 48.9% de estos.



Su gerenta general Urpi Torrado explicó que el resultado, que separa en 2.2% las dos opciones, no podría variar puesto que está por encima del margen de error de las encuestas.  



"En el caso de Villarán no vemos que haya cambio porque está en 51.1, superior ligeramente al margen de error, esto quiere decir que se mantiene por encima y no es probable que exista una variación", refirió Torrado.



Agregó que la tendencia a favor del No se mantuvo desde el primer resultado a boca de urna, el cual daba un 53.2% al No y 46.8% a la otra opción y que fue dado a las 4 de tarde.

 

Por su parte, la encuestadora Ipsos (ex Apoyo) informó que el No obtuvo un 51.5%, mientras que el Sí el 48.5%, ello según el conteo rápido al 50.4%.



Alfredo Torres, gerente general de la encuestadora, coincidió con Torrado y sostuvo que era complicado que se revierta el resultado cuando se concluya de hacer el conteo al 100%.



Cabe detallar que ambos funcionarios pidieron a la población esperar los resultados oficiales de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y que se darán a conocer en un 50% recién hoy a las 7 de la mañana.

Hay 1 Comentario
19 de marzo de 2013 | 09 hrs
jorge enrique cruz gavilan escribe:

Ganó la DEMOCRACIA, y SI PERDIÓ la CORRUPCIÓN.
Disculpeme Susana, pero existen y son de carne y hueso, claro sin sangre en la cara, pero estos PERDEDORES, van a seguir ATENTANDO CONTRA la DEMOCRACIA, y hay que señalarlos con el DEDO.
Han operado, están operando y van a seguir operando, hay que MIRALES las UÑAS y DENUNCIARLOS.

Enviar un comentario nuevo