Reo escapa de hospital disfrazado de médico

20-1b-carrasco-carrasco-cirilo.jpg
diligencia. Estaba engrilletado a cama en nosocomio de Huánuco. En Chiclayo coronel Linares Ripalda pone cargo a disposición. Sigue buscando a Pícolo.

Redacción La República.

Es la sétima fuga en menos de una semana. Otro recluso de alta peligrosidad consiguió  burlar a la Policía y, disfrazado de médico, escapó de un sanatorio de Huánuco donde era evaluado por un supuesto aneurisma cerebral.

      Alguien le quitó los grilletes que lo sujetaban a una de las camas de la sala de medicina del Hospital Hermilio Valdizán y le entregó un mandilón blanco, para que huyera por la puerta principal.

     El hampón Orlando Calderón Arias (29), procesado por homicidio y robo agravado, ganó la calle a las 5:00 am. "LLevaba un fotocheck colgado al pecho. Cómo iba a saber yo que era un criminal", contó uno de los guardianes  del nosocomio.

Calderón Arias fue  llevado dos días antes al hospital del penal de Potracancha porque había convulsionado en su celda.  Simuló con realismo la dolencia que los médicos del nosocomio ordenaron su internamiento para descartar un posible aneurisma.

El suboficial PNP Víctor Vargas Higinio fue asignado para custodiarlo. Él admitió ante su comando que se quedó dormido en una de las bancas instaladas fuera de la sala de medicina, luego engrilletar al reo en las manos y en los pies.  Poco antes de las 6.00 am., el agente despertó sobresaltado. A esa hora personal de limpieza acababa de descubrir la fuga.

cargo a disposición

Mientras los operativos policiales continúan para la recaptura del peligroso hampón miembro de la mafia “La Gran Familia”, Aderly de la Cruz  Terrones (a) “Pícolo”, la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Chiclayo inició investigación preliminar por delito de favorecimiento de fuga de interno contra los efectivos de la Policía que resulten responsables de este hecho.

En este proceso estaría siendo incluido el director de la Dirterpol Lambayeque coronel PNP Jorge Linares Ripalda, quien ayer anunció que pone su cargo a disposición de su comando y que aceptará cualquier disposición del mismo.

“Hay un fiscal que está pidiendo mi destitución no sé con cuáles fines, pero debo decir que Chiclayo necesita de mi trabajo pues lo hago con compromiso. No tengo intereses personales con nadie y es por eso que me allano a una investigación en el fuero penal y militar”, dijo el oficial.

Linares Ripalda ratificó queha iniciado una investigación para dar con los malos policías que han cruzado “la vereda” de la legalidad para subirse al “carro” del hampa.

Asimismo voceros de la Fiscalía informaron que el caso fue asumido por el fiscal Carlos Osores Padilla, quien aperturó la carpeta fiscal respectiva y emitió la disposición de investigación por el plazo de 60 días.

La investigación se cumple en forma paralela a la investigación que realiza la Fiscalía Militar Policial a cargo del teniente coronel EP Sergio Chumberiza Juárez, que dictó la detención preliminar del suboficial Cirilo Carrasco Carrasco y de Alindor Coronado Quispe. 

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo