Política

Loading

Vientos del Sur.

Chile se prepara para "decidir un conflicto armado en corto tiempo"

El presidente Piñera plantea que las FFAA deben contar con una
El presidente Piñera plantea que las FFAA deben contar con una "capacidad creíble" para afrontar las amenazas. En la foto, la fragata "Capitán Prat", de fabricación holandesa.
El presidente Sebastián Piñera presenta el documento "Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa 2012-2024", en el que describe cómo deben estar preparadas las Fuerzas Armadas de Chile para "anticiparse a una agresión armada" de sus potenciales enemigos externos.
Ángel Páez.





A menos de cinco meses del inicio del juicio oral en el tribunal de La Haya sobre la demanda del Perú contra Chile, el presidente sureño Sebastián Piñera remitió al Senado de su país el documento " Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa 2012-2024 " (ENSYD), cuyo contenido revela las líneas maestras de materias que tienen relación con la resolución judicial internacional sobre el diferendo marítimo planteado por el Perú.



La ENSYD entrará en vigencia antes de que el tribunal de La Haya emita su fallo, en el primer semestre del 2013, por lo que su formulación debe despertar la atención de Palacio de Gobierno.



"La ENSYD es la expresión política y la respuesta conceptual y ejecutiva del Estado (de Chile) a los desafíos de seguridad previsibles en el contexto nacional e internacional en que el país se desenvolverá en el periodo comprendido entre los años 2012 y 2024", señala el documento. Precisamente, en esa etapa La Haya resolverá la demanda del Perú contra Chile. En el vecino del sur algunos  sectores políticos manifiestan que el fallo será desfavorable para los chilenos y que el Estado se debe preparar para el eventual revés judicial.



Por eso, la ENSYD indica qué perfil deben tener las Fuerzas Armadas chilenas, tanto en términos de capacidades bélicas como presupuestales, para garantizar el equipamiento proyectado, justamente en un periodo en el que se resolverá la controversia judicial formulada por Perú.



LEGÍTIMA DEFENSA



"Chile pretende enfrentar exitosamente las interferencias, los riesgos y las amenazas, así como superar las vulnerabilidades que obstaculizan sus objetivos de desarrollo y sus aspiraciones", precisa el documento presidencial. Según la ENSYD, "el desarrollo de Chile y su seguridad están estrechamente relacionados, conformando un círculo virtuoso. No hay desarrollo sin seguridad". Y añade los objetivos: "Un Chile soberano, un Chile próspero y un Chile seguro". ¿Una resolución a favor de Perú, podría considerarse contraria a los postulados del presidente Piñera? Eso se escuchará en el debate en el Senado sureño.



Según la ENSYD, Chile "no está exento de verse envuelto en una crisis internacional o ser incluso objeto de agresión armada a su territorio (...), por ello el país requiere contar con una capacidad creíble para disuadir y adecuada para actuar en legítima defensa". Como es público, Chile es uno de los países latinoamericanos con mayor inversión en adquisición de equipamiento bélico respecto a sus vecinos, pero esto no parece ser suficiente, de acuerdo con el contenido de la ENSYD. De allí que propone alcanzar una "capacidad creíble", lo que  implica condiciones bélicas superiores en relación con el probable adversario, el que debe ser confrontado incluso con antelación.



En efecto, eso es lo que dice el documento: "En lo específico, la capacidad operacional debe permitir fundamentalmente anticipar una agresión armada al territorio nacional, tener superioridad en el enfrentamiento, generar efectos estratégicos de larga distancia y decidir un conflicto armado en corto tiempo".



"Anticipar una agresión armada", "tener superioridad en el enfrentamiento" y "decidir un conflicto armado en corto tiempo" son conceptos que seguramente serán debatidos por el Senado chileno, y que en el Perú se debe seguir con atención.



No hay una mención al proceso en La Haya, pero el documento menciona el irrestricto respeto a las instancias y normas internacionales, lo que es un indicativo de que acatará lo que resuelva el tribunal.



NÚMEROS QUE HABLAN



"Chile busca satisfacer sus intereses en el ámbito de la soberanía y de la prosperidad sin constituir una amenaza para nadie, y aspira a que los riesgos y amenazas a su seguridad no interfieran mayormente sus objetivos nacionales", señala, pero aclara: "Es un país con vocación de paz y buscará su seguridad por medio de la cooperación internacional, aunque reservándose el derecho inherente a la legítima defensa, en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas".



Los niveles de gasto en armamento podrían contradecir la resuelta adhesión de Chile de los medios pacíficos para la resolución de diferencias.



En 2008 desembolsó 1,518 millones de dólares en compras bélicas, en el 2009 llegó a 1,613 millones y el 2010 sumó 1,802 millones, con evidente tendencia al alza, de acuerdo con el Ministerio de Defensa de Chile.



Aparte, las Fuerzas Armadas chilenas cuentan con más de 3 mil millones de dólares en un fondo acumulado por concepto de la Ley de la Reserva del Cobre (10 por ciento  de las ventas del metal se destina al gasto militar).



La ENSYD describe en detalle los "atributos de la fuerza". Esto es, las características de las "capacidades estratégicas" con las que deben contar los institutos militares sureños para responder adecuadamente a una supuesta agresión externa con precisión. "Precisión es el atributo que hace posible ubicar y anular la capacidad de combate del adversario, en el menor tiempo posible, y en cualquier condición o escenario, por medio de la integración de sistemas de armas o electrónicos para obtener los efectos más eficaces".



Para el cumplimiento de los objetivos señalados, implicará, sin duda, una inversión de grandes proporciones. Coincidentemente , en el Senado chileno se encuentra el proyecto de eliminación de la Ley Reservada del Cobre, y en su lugar se aprobaría un Fondo de Capacidades Estratégicas.



Esto significa que la desaparición de la Ley Reservada del Cobre no afectaría los actuales niveles del gasto, especialmente cuando baje el precio internacional del metal rojo.



"El financiamiento de las capacidades estratégicas de la defensa es la clave para poder satisfacer las necesidades de seguridad del país consideradas en la ENSYD", precisa el documento.



¿Para qué? "En el corto plazo, mantener la disponibilidad y nivel de disuasión de los medios con que actualmente cuentan las Fuerzas Armadas. Y, en el mediano plazo, manteniendo un nivel de disuasión eficaz (...)".



A continuación, el documento detalla con qué medios terrestres, marítimos y aéreos deben contar las Fuerzas Armadas de Chile.



El vecino del sur, gracias en gran parte al flujo de fondos obtenidos de la Ley de Reserva del Cobre, cuenta con una homogénea flota de combate aéreo multirol, compuesto por 48 unidades de aviones de guerra F-16, fabricados entre el 2005 y el 2006, y dotados con armamento moderno. Además de 100 tanques Leopard 1B y 140 del tipo 2A4, y ocho fragatas provistas de hasta cinco clases de misiles.



Pero, según la ENSYD, todavía falta mucho para alcanzar la "capacidad creíble" para anticiparse y derrotar en el más corto tiempo al eventual enemigo exterior.



EN CIFRAS



3,000 millones de dólares es el fondo de reserva de Chile para compras de armas.



1,518 millones gastó Chile en armas en el año 2008.



1,802 millones destinaron las FFAA chilenas en adquisiciones bélicas en el 2010.



(Continúa mañana.)

 

 

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo