Política
Loading

Flamante jefe de Inteligencia niega haber sido investigado

pelaodo-2_0.jpg

Si bien el coronel EP (r) Eduardo Arbulú admite su paso por el SIE, dice que no sabía del Grupo Colina . Ex congresista Julio Castro Gómez, quien elaboró el informe, afirma que se lo entregó a Martha Chávez en 1995 , y que ello “lo enterró”.

Doris Aguirre.

El recién designado titular de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin), coronel EP (r) Eduardo Arbulú Gonzales, confirmó que trabajó en 1990 en el Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE), cuyos integrantes formaron el destacamento Colina en 1991.

Arbulú también aceptó que su nombre aparece en el Informe Final del Grupo de Trabajo de Estudio e Investigación del Narcotráfico, que elaboró una comisión de congresistas bajo la coordinación de Julio Castro Gómez, en 1995, y en el que se le sindica como uno de los oficiales que en su paso por el Alto Huallaga, en 1991, supuestamente recibió sobornos de traficantes de drogas.

Sin embargo, Arbulú asegura que no conocía las actividades de Colina y que, en relación a su aparición en una “lista negra”, nunca fue denunciado en el Ministerio Público y mucho menos se le inició proceso judicial por lo que llamó “falsa imputación”.

“Sí, he trabajado en el SIE, pero solo un año, en 1990. Tenía el grado de capitán. Me encargaron la protección de personalidades muy importantes, como ministros y altos oficiales del Ejército. Yo no tuve ninguna relación con Colina, de lo contrario habría sido procesado como muchos otros militares. Nunca he sido denunciado, por ningún delito, mucho menos por narcotráfico”, declaró Arbulú a La República.

Trabajó en zona de narcotráfico


El coronel EP (r) Eduardo Arbulú Gonzales prestó labores de inteligencia en el cuartel de Tarapoto, en una época en que las mafias del narcotráfico dominaban la zona a punta de sobornos a los efectivos militares.

Muchos de ellos recibían pagos de la organización de Demetrio Chávez Peñaherrera, más conocido como ‘Vaticano’, quien operaba en Campanilla.

El informe de la comisión que presidió el congresista Julio Castro recibió información de que entre los oficiales que presuntamente recibían pagos de los narcos se encontraba Eduardo Arbulú Gonzales.

“Desconozco el contenido de ese informe. Nunca me convocaron para recoger mi versión o llamaron para decir mi verdad, tampoco me preguntaron específicamente sobre esa supuesta acusación. El congresista Castro nunca me llamó. Solo es una presunción, no se probó nada. Nunca he sido investigado por narcotráfico”, aclaró.

La República consiguió una copia del informe de Julio Castro Gómez, en cuyas conclusiones se indica: “El grupo de Trabajo no alcanzó a determinar la responsabilidad de oficiales que venían siendo denunciados por los medios de prensa y miembros del Ejército, (por lo tanto), en su momento el Ministerio Público deberá recoger esas informaciones e investigar a las siguientes personas”, entre quienes se menciona a Eduardo Arbulú Gonzales (ver facsímil).

Preguntado sobre el destino del informe, el ex congresista Castro Gómez intentó una explicación.
“Se lo entregamos a la Comisión de Defensa, que en ese momento presidía la congresista Martha Chávez Cossío, quien no investigó nada y enterró el documento”.

En 1991, lideraba el Frente Huallaga el general Jaime Ríos Araico, bajo cuyo mando se encontraba Eduardo Arbulú. Durante el régimen de Alberto Fujimori, la justicia militar procesó y condenó por supuesta colaboración con el narcotráfico al general Ríos. Al retornar la democracia, el fuero común exculpó a Ríos porque no había pruebas en su contra.

“Durante el juicio al general Ríos estuve en calidad de testigo”, afirmó Arbulú.

Según el coronel en retiro Arbulú, su carrera concluyó abruptamente en 1996 porque lo pasó al retiro el comandante general del Ejército Nicolás Hermoza Ríos.

“En esa época tenía 47 años de edad y, siendo jefe de la Agrupación Jose Inclán, en Piura, hice una crítica al general Hermoza Ríos que llegó a sus oídos. Y me pasó al retiro. O sea, fui una víctima de ese abuso de poder”, argumentó.

“No he venido a enfrentarme con la Policía Nacional”


Eduardo Arbulú aceptó que fue convocado a la Digimin debido a una relación de amistad con el ministro del Interior, teniente coronel EP (r) Óscar Valdés Dancuart, “pero también porque sabe de mi especialidad en inteligencia y seguridad”, dijo.

“El ministro Valdés y yo estudiamos en la misma escuela del Ejército. Yo me gradué en 1970 y pertenezco a la promoción Sargento Mayor Felipe Antonio de Zela y soy del arma de Artillería”, recordó.

“No he venido ha enfrentarme con la policía sino a reunir esfuerzos para combatir a la delincuencia que se ha convertido en un flagelo que amenaza constantemente a la ciudadanía”, añadió Arbulú.

Hay 16 Comentarios

Enviar un comentario nuevo