Temas del día

Moquegua

Terror en carretera Binacional: banda asalta a dos buses y mata a un policía

Junior Meza Castillo (22) es el policía fallecido.
Junior Meza Castillo (22) es el policía fallecido.
Horas de infierno. Omnibuses con comerciantes de Puno se dirigían a Tacna y fueron interceptados en sector de Chilota. Policía que intentó evitar violación a mujer fue acribillado.

Rufino Motta. 
Moquegua. 

Una gavilla de avezados delincuentes sembró el terror en la carretera Binacional que une el puerto de Ilo con Bolivia. Los maleantes atracaron dos buses que partieron de Puno con destino a Tacna, en el sector de Chilota (Moquegua). En uno de los vehículos viajaba un policía, quien disparó a uno de los malditos cuando intentaba ultrajar sexualmente a una pasajera. Los hampones respondieron al fuego, lo bajaron herido y lo remataron en el piso.

El suboficial Junior Paolo Meza Castillo, de 22 años, regresaba a Tacna luego de visitar a su abuela en Ilave. Había abordado el ómnibus de la empresa Terrabus Lines a las 21.00 horas del domingo. Cuatro horas después, el vehículo se detuvo intempestivamente. Ahí empezó el infierno.

Los bandoleros, que según los testimonios de los pasajeros superaban la decena, cerraron la carretera Binacional con piedras. La mayoría de los viajeros eran comerciantes que se trasladaban a Tacna para comprar mercadería, principalmente artefactos. Cuando subieron al ómnibus obligaron a las mujeres a quitarse sus prendas íntimas. Las damas del Altiplano acostumbran esconder el dinero en el busto.

Uno de los pistoleros quiso violentar a una de las comerciantes. Fue en esas circunstancias que Meza Castillo, en valiente acción, disparó a la pierna del asaltante. Eso enfureció a sus compinches, quienes lo hirieron y remataron de cinco disparos.

Los delincuentes huyeron con un botín de 140 mil soles aproximadamente, a bordo de dos camionetas. El agente del orden murió en el trayecto al hospital regional de esta ciudad. Este fue el segundo atraco que realizaron los asaltantes, puesto que dos horas y media antes, a pocos metros del lugar, interceptaron otro ómnibus, de la empresa San Martín, que también se dirigía a Tacna.
 

GOLPE DOBLE

El primer atraco se produjo en el kilómetro 104 de la carretera Binacional, en el cruce de ingreso al distrito de Chojata. Los malhechores detuvieron al bus de la empresa San Martín al promediar las 22:00 horas del domingo último.  

Bloquearon la pista con piedras y realizaron disparos al aire. Obligaron al conductor a desviar la unidad hacia el descampado conocido como “Los Arenales”. En este lugar golpearon y despojaron de sus pertenencias a los más de 45 ocupantes. No se sabe a ciencia cierta cuánto dinero le quitaron, pero se cree que les arrebataron al menos 60 mil soles, que también eran comerciantes que iban de compras a la Ciudad Heroica. 

Lo mismo hicieron con el vehículo de Terrabus Lines, que era conducido por Fredy Collque (38). Los asaltantes dispararon al parabrisas y a las ventanas laterales para infundir miedo. Tres de ellos subieron y encañonando al chofer lo condujeron hacia el mismo lugar desolado.
 

CUATRO HERIDOS

En todo momento los maleantes disparaban al aire. Guillermo Mamani Pacori (62) recibió un impacto de bala en el brazo derecho. Aún se recupera en el nosocomio de Moquegua.

Asimismo, el otro suboficial de la Policía, Jaime Uturunco Surco (39), que viajaba de civil, y Nelson Huallpa (15) resultaron heridos al recibir golpes con las cachas de las pistolas. Herlida Guevara Maquera (32) corrió la misma suerte al tratar de evitar que le quiten los únicos 2 mil 500 soles para comprar aceituna.

Yovana Atencio fue despojada de 15 mil 400 dólares. Era dinero de la venta de un terreno y ahorros de cinco años. 

 

Maleantes revisaron a pasajeros uno por uno para quitarles todo

'"Venía dormida y al escuchar los disparos me desperté. Dos de los delincuentes ya estaban en el interior del bus. Fueron momentos de terror que a nadie se lo deseo”, contó July Mendoza, una de las pasajeras.

Estos sujetos estaban fuertemente armados y además equipados porque, según narraron los pasajeros, se comunicaban por radio (Handy). "Haciendo más disparos hicieron bajar uno por uno a los ocupantes y los obligaron a echarse boca abajo en la tierra. Después revisaron los equipajes en las bodegas del bus y a los pasajeros", relató.

El fiscal Nelson Linares y agentes de la Sección de Investigación Criminal (Divincri) de la Policía Nacional realizan las investigaciones.

Recogieron las huellas dejadas en el bus y testimonios de los pasajeros, así como de los conductores de ambas unidades móviles. En el ómnibus de Terrabus contaron hasta nueve orificios de bala, siete en el parabrisas delantero y dos en las ventanas laterales.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo