Sociedad
Loading

Trato que reciben menores en centros de atención residencial no es óptima

DIRE200410beatr.jpg

La Defensora del Pueblo, Beatriz Merino, manifestó que los Centros de Atención Residencial (CAR) que albergan a menores en abandono no están realizando un trabajo orientado a contribuir a que este sector de la sociedad supere las secuelas producidas por dicha situación, ni tampoco que retornen a un hogar en mejores condiciones de las que originaron su separación.

“A pesar de los esfuerzos realizados por el Estado, en la mayoría de los CAR no se garantiza un trabajo personalizado con los niños, niñas y adolescentes que haga posible su retorno a una familia donde sus derechos sean respetados”, sostuvo la doctora Merino durante la presentación del Informe Defensorial N° 150, titulado “El derecho de los niños, niñas y adolescentes a vivir en una familia: La situación de los Centros de Atención Residencial estatales desde una mirada de la Defensoría del Pueblo”.

Más adelante, la Defensora del Pueblo dijo que el 82 por ciento de los psicólogos entrevistados, pertenecientes a estos centros, señalaron que el trabajo con las familias solo se efectúa en algunos casos, mientras que el 9.8 por ciento expresó que dicha labor no se realiza. “Esta situación afecta al derecho de los niños, niñas y adolescentes a vivir en el seno de una familia”, insistió.

La doctora Beatriz Merino señaló que dicho estudio –realizado luego de una supervisión de 80 CAR– revela asimismo que, en el 56.8 por ciento de los centros, los menores de edad residentes no cuentan con espacios propios y privados para guardar sus pertenencias, mientras que, en el 54.2 por ciento, el acceso a los dormitorios se encuentra restringido durante las horas diurnas.

“La realidad recogida en este informe defensorial nos lleva a sostener que en nuestro país todavía constituye una tarea pendiente la construcción de un verdadero sistema de protección para la niñez y la adolescencia en situación de abandono”, agregó en tono preocupado la Defensora del Pueblo.

En ese sentido, la doctora Mayda Ramos Ballón, Adjunta para la Niñez y la Adolescencia de la Defensoría del Pueblo, informó que se han formulado recomendaciones dirigidas al Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mimdes), a las Sociedades de Beneficencia y Gobiernos Regionales, entre otras autoridades, con el objetivo de impulsar la instauración de un modelo de atención planificado y profesionalizado como los que ya se están implementando en otros países de la región.

Cabe resaltar que los CAR (anteriormente denominados albergues, hogares, o aldeas) son administrados por el Estado a través del Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif), de las Sociedades de Beneficencia Públicas y de los Gobiernos regionales.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo