Mundo
Loading

En Argentina solo se puede comprar o vender dólares en las "cuevas" de cambistas ilegales

Peso a peso. La cajera de un banco cuenta las monedas entregadas a cambio de dólares.
Peso a peso. La cajera de un banco cuenta las monedas entregadas a cambio de dólares.
Modelo chavista. Desde que el gobierno de Cristina Fernández bloqueó la venta de la divisa estadounidense en bancos y casas de cambio, la demanda se volcó masivamente al mercado negro.

Debora Rey. AP/



La cotización de la divisa en bancos promedió esta semana los 4,47 pesos argentinos por cada dólar, mientras que en el mercado negro, el dólar, llamado "blue", se pagó cerca de 5,60 pesos argentinos en las llamadas "cuevas" o casas de cambio ilegales que suelen funcionar con otra fachada.



Con una larga experiencia en crisis y devaluaciones, el dólar es el refugio favorito de los argentinos al momento de ahorrar. La desconfianza en los bancos tras la debacle financiera que sufrió el país en el 2001 hace que los ahorradores prefieran guardar las divisas en la casa o girarlas al exterior.



Una fuga de capitales de 23.000 millones de dólares en el 2011, según el propio Banco Central de Argentina, llevó al gobierno a imponer límites a la compra de la divisa estadounidense. Es una medida que, según la mayoría de los analistas, puede ser un arma de doble filo.



"El gobierno decidió ir sobre los agentes económicos sin solucionar los problemas de raíz del modelo, principalmente la inflación", dijo Daniel Kerner, analista de la consultora Eurasia Group. "Estas medidas generan más incertidumbre. En Argentina, con una inflación alta, inestabilidad alta, la gente busca el dólar. En Venezuela pasó lo mismo", agregó.



Desde octubre pasado, las operaciones cambiarias quedaron bajo control de la Administración Federal de Ingresos Públicos del país, que realiza una verificación de los datos de cada contribuyente y luego le informa al banco o casa de cambio respectiva si puede vender o no los dólares a quien los desea comprar.



A los argentinos que viajan al exterior también se les limitó el retiro de dólares de cajeros automáticos al tiempo que se reforzó el control de las fronteras para impedir el egreso o ingreso de divisas por un monto superior a 10.000 dólares.



Los extranjeros no están exentos de los controles cambiarios.



Por esa razón, quienes quieren ahorrar en dólares para mantener cierto poder adquisitivo con una inflación anual del 25% van al mercado negro, donde se mueven, en promedio, unos diez millones de dólares diarios.

Esta situación ha generado un creciente malestar en el ciudadano común.

Hay 1 Comentario
20 de mayo de 2012 | 16 hrs
renato escribe:

gracias Cristina, por fregar a tu pueblo que dices defender
Este es el modelo que los caviar de la burguesia en decadencia nos ofrecen
junto al APRODEH. las microempresas del pueblo estaremos alertas para resistir. oprganizacion politico militar ahora

Enviar un comentario nuevo