Médicos, enfermeras y trabajadores intentan tomar local de gobierno regional

Trujillo. Debido a la deficiente infraestructura, equipos médicos obsoletos, carencia de estos equipamientos, desabastecimiento de insumos, entre otras anomalías, los médicos, enfermeras y trabajadores administrativos del Hospital Belén de Trujillo acataron ayer un paro de 24 horas para exigir mejoras en el nosocomio.
En su afán de hacer escuchar su protesta, un grupo de los profesionales de la salud intentaron tomar el local del Gobierno Regional de La Libertad, ubicado en la plaza de armas de la ciudad.
Los manifestantes realizaron un plantón frente a la referida sede institucional como parte de su medida de lucha, exigiendo además la destitución del director ejecutivo Miguel Angulo Rodríguez.
El presidente del Cuerpo Médico del nosocomio, César Mimbela Bustamante, informó que debido a las deficientes medidas de bioseguridad cinco profesionales contrajeron tuberculosis.
En tanto, el gerente regional de Salud de La Libertad, José Evangelista Vargas, manifestó que el paro es ilegal, motivo por el cual se efectuarán los respectivos descuentos salariales a quienes acataron la medida. Durante la paralización se dejaron de atender alrededor de 200 consultas externas.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo