Economía
Loading

Posición. Debido a las exigencias de los gobiernos

Nuevos TLC podrían repetir el caso de Doe Run

Callao. Operaciones de comercio exterior en el puerto chalaco.
Callao. Operaciones de comercio exterior en el puerto chalaco.
Experto de EEUU dice que los acuerdos están diseñados para que los inversores extranjeros evadan los procesos de justicia.

En el marco del inicio de la IX Ronda de Negociaciones del Acuerdo de Asociación Comercial Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), los expertos opinan que es momento para que se eviten futuros casos como el de la empresa Doe Run, que ha demandado al Estado peruano por US$ 800 millones.



Manuel Pérez Rocha, del Institute for Policy Studies (IPS) de Washington DC, consideró que en el capítulo de inversiones de los acuerdos comerciales, el objetivo principal es otorgar a las grandes corporaciones facultades para recibir un trato superior al que reciben los actores económicos nacionales.



“Estos acuerdos atan las manos de los gobiernos cancelándoles su papel en la promoción del desarrollo económico y social”, aseveró el experto.



Por ello recomendó al gobierno adoptar una nueva posición en las negociaciones ya que de no hacerlo, se corre el peligro de soportar nuevas demandas.



“Estos tratados están diseñados para que los inversionistas extranjeros evadan los procesos de justicia nacionales y puedan contar con tribunales como el CIADI del Banco Mundial o UNCITRAL bajo auspicios de la ONU, o muchos otros, para obtener “indemnizaciones” millonarias que exceden muchas veces y por mucho las inversiones supuestamente afectadas por acciones tomadas por los gobiernos”, aseveró.

EL dato

ronda. Integran el TPP: Perú, Nueva Zelanda, Vietnam, Australia, Malasia, Estados Unidos, Chile, Brunéi y Singapur. Pérez Rocha agregó que en el caso del Perú, no debe aceptar más en esta negociación de lo que dio en el acuerdo comercial con EEUU.

Hay 4 Comentarios
23 de octubre de 2011 | 12 hrs
Luis escribe:

Como dice Juaneco, para analizar el caso Doe Run hay que contextualizar "todos" los hechos.

Sobre la extensa cronología que Juaneco relata en su comentario, es justo agregar, por ejemplo, que:

1) Las modificaciones al PAMA le originaron mayores desembolsos a Doe Run.
2) No existe cuestionamiento a los propietarios sino, de acuerdo a Juaneco, a una supuesta deuda de 125 millones de dólares.
3) En el tiempo sólo se ha dado 2 extensiones, de las cuales sólo una tuvo efecto porque la segunda no pudo efectuarse por el reglamento que impuso condiciones imposibles de cumplir a la empresa.
4) Como señala Juaneco, las extensiones fueron sustentadas de acuerdo a las condiciones del contrato de adquisición del complejo de La Oroya.
5) Blacksmith señaló que el trabajo de Doe Run era el adecuado (Blacksmith fue la ONG que difundió la idea que La Oroya era la 10ma ciudad más contaminada del mundo).
6) La acotación de la SUNAT está en el Tribunal Fiscal que es la entidad que debe definir, en primera instancia, si existe la deuda. El tribunal Fiscal en el pasado ha anulado acotaciones similares hechas por la SUNAT a empresas mineras peruanas.
7) Un hecho innegable es que el PAMA le viene costando a la Empresa más de 313 millones de dólares - y aún no termina- pese a que como dice Juaneco estuvo fijado en 107 millones. Al final le costará a Doe Run más de 460 millones de dólares
8) Las inversiones de la empresa en el país son de más de 800 millones de dólares y aún los accionistas no reciben utilidades porque todos los excedentes fueron destinados a mejoras operativas y el PAMA.
9) El contrato de adquisición obliga también al Estado a ejecutar su propio PAMA. Desafortunadamente el Estado al no culminar su parte del PAMA le está generando a Doe Run contingencias legales-económicas fuera del país.
10) Doe Run tiene el 85% de su personal en planilla. Las mineras no exceden del 30%.
11) Pese a no producir, la empresa sigue pagando, por dos años y medio a su fuerza laboral el 70% de sus remuneraciones y el 100% de las gratificaciones, CTS y vacaciones.

Eso señala un claro compromiso de Doe Run con las leyes del país, con la solución del tema ambiental a su cargo, con el respeto laboral, con su compromiso social, con la aplicación pionera de políticas de responsabilidad social en el país y logros nunca antes alcanzados en materia ambiental y de mejora de calidad de vida en La Oroya, entre otros.

Toda una serie de aspectos positivos que los medios han obviado y más bien la han desprestigiado por no cumplir en una fecha señalada el último proyecto del PAMA debido a una situación de fuerza mayor como lo fue la crisis financiera del 2008 (aunque completó los 8 proyectos anteriores).

Lo esencial, finalmente, es dar una solución al problema social, ambiental, laboral y económico de la ciudad de La Oroya.

Y esa solución es la reestructuración de la empresa con el único plan existente y que ha sido difundido por parte de Doe Run. Un plan que permite el pago de las acreencias, terminar su PAMA, mantener toda su fuerza laboral, seguir con su plan de Responsabilidad Social (más de 50 millones de dólares invertidos en las comunidades de La Oroya y Cobriza), mantener los 16,000 puestos indirectos en la región Junín y seguir contribuyendo con sustanciales impuestos, valor agregado y divisas al país.

Si no se reestructura Doe Run, La Oroya y Cobriza -que forman parte de Doe Run- serán irremediablemente paralizados.

Debemos construir país y no destruirlo para provecho de intereses económicos que quieren sacar beneficio de esta situación.

21 de octubre de 2011 | 16 hrs
Juaneco escribe:

Si se dice que Doe Run invirtió montos extraordinarios desde la compra entonces como se explica que el mismo día de la firma del contrato de transferencia DRP que era el accionista minoritario con el 0.1 % de acciones de Doe Run Mining le presta 125 millones de dolares dinero que nunca volvió a las arcas de DRP más al contrario quedó con una astronómica deuda que se detalla en la siguiente Cronología.

El devenir de La Oroya: un recuento de los hechos más relevantes en torno a la operación del Complejo Metalúrgico de La Oroya por Doe Run Perú

Para evaluar la actual situación del Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) sólo es posible si se analizan las cosas en perspectiva, contextualizando el comportamiento de cada uno de los involucrados a lo largo del tiempo. Por ello, se pone a disposición de los lectores una cronología de lo ocurrido con el CMLO particularmente después de su privatización a favor de Doe Run Perú.

1922: Cerro de Pasco Corporation construye el CMLO en un lugar hasta ese momento inhabitado, a mitad de camino entre los distritos mineros de centro del país y el puerto del Callao (170 km al este de Lima; a 3,700 msnm).

1974: El gobierno peruano nacionaliza el CMLO y se lo entrega a la empresa estatal Centromin Perú.

10/05/1994: La venta de Centromin de forma integral es declarada desierta. El gobierno entiende que esto se debió, ente otras razones, a la dimensión de la empresa, la complejidad de sus operaciones, sus pasivos ambientales acumulados y al entorno social.

09/05/1996: Centromin constituye a Empresa Metalúrgica La Oroya (Metaloroya), la cual tendría a su cargo el CMLO.

29/08/1996: Centromin presenta su Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) ante el Ministerio de Energía y Minas (MEM), el cual incluía expresamente al CMLO.

13/01/1997: El MEM aprueba el PAMA individual de Metaloroya por un monto total de US$129.13 millones.

27/01/1997: Se divulgan las bases del concurso público internacional para privatizar a Metaloroya.

08/03/1997: Precalifican seis empresas para la privatización de Metaloroya: Glencore International; Asturiana de Zinc; Servicios Industrias Peñoles; Cía. Parapanema Mineracao; Industria e Construcao; y el Consorcio Renco Group y The Doe Run Resources.

18/04/1997: Se abren los sobres con las propuestas económicas en el marco de la privatización de Metaloroya. Industrias Peñoles queda primera (US$185 millones); Doe Run, segunda (US$121.5 millones) y Glencore International, tercera (US$85 millones). Luego Industrias Peñoles declinaría aceptar la buena pro.

10/07/1997: Se comunica a Doe Run que le ha sido otorgada la buena pro debido a la declinación de Industrias Peñoles.

08/09/1997: Se constituye Doe Run Perú (DRP). El 99% de sus acciones pertenecía a Doe Run Mining (DRM).

16/10/1997: El MEM aprueba la reestructuración del PAMA del CMLO, el cual quedó valorizado en US$131.74 millones (primera modificación del PAMA). Se aprueba la división del PAMA en US$24.17 millones a cargo de Centromin (lo cual incluía la remediación de los antiguos depósitos de trióxido de arsénico de Vado y Malpaso) y US$107.58 millones a cargo de Metaloroya (todos los demás proyectos del PAMA original).

23/10/1997: Se produce la transferencia de Metaloroya a favor de DRP. Ésta se compromete a un aumento de capital de US$126.5 millones por el 51% de las acciones y a un pago de US$121.4 millones por la transferencia del 49% restante. En paralelo, DRP le presta US$125 millones a su accionista DRM.

03/11/1997: DRP se fusiona con Metaloroya y se revalorizan los activos de US$42.6 millones a US$212.1 millones.

12/03/1998: DRM se presta US$125 millones de la banca comercial.

11/06/1998: DRP suscribe un contrato de préstamo revolvente con el BCP hasta por US$40 millones.

09/1998: DRP compra la mina de cobre subterránea Cobriza en Huancavelica.

01/03/1999: DRP se fusiona con Cobriza.

19/10/1999: Se produce la segunda modificación del PAMA. Éste se revaloriza a US$168.3 millones.

01/11/1999: DRP se fusiona con Doe Run Air.

20/11/2000: DRP le presta US$7.5 millones sin interés a DRM.

16/04/2001: Se produce la tercera modificación del PAMA del CMLO. Éste se revaloriza a US$169.7 millones.

01/06/2001: DRP y DRM se fusionan. Se redujo el capital de DRP (pasa de US$432.4 millones a US$159.1 millones) porque se consolidó la cuenta de capital social de DRP y cuenta de inversiones de DRM (el principal activo de DRM era la inversión en DRP y su principal pasivo el préstamo de US$125 millones con la banca comercial).

09/2002: La Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente y la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental publican el informe “La Oroya no espera”.

12/09/2002: Doe Run Resources (DRR) cancela la deuda de US$125 millones asumida por DRM en 1998 y, por ello, DRP firma un pagaré intercompañía sin intereses por US$139.1 millones a favor de DRR.

25/10/2002: Se produce la cuarta modificación del PAMA. Éste se revaloriza en US$173.9 millones.

01/04/2003: DRP se fusiona con Doe Run Development.

26/12/2003: Sunat notifica a DRP una acotación relacionada al impuesto a la renta por US$9 millones.

15/11/2004: Sunat notifica a DRP una acotación relacionada con el IGV por US$38.98 millones.

23/12/2004: Sunat notifica a DRP una acotación relacionada con el impuesto a la renta por US$96.6 millones.

23/12/2004: Se aprueba el decreto supremo Nº 046-2004-EM, el cual establece disposiciones para prórrogas excepcionales para el cumplimiento de los PAMA.

12/2005: DRP presenta una solicitud de prórroga excepcional del plazo de cumplimiento para el proyecto “plantas de ácido sulfúrico”.

29/05/2006: Se aprueba la resolución ministerial Nº 257-2006-MEM/DM, la cual aprueba la prórroga excepcional del PAMA.

31/08/2006: Se liquida Centromin. Activos Mineros asume sus responsabilidades pendientes.

13/01/2007: Vencimiento original del PAMA.

09/2007: El Blacksmith Institute difunde un informe en el que califica a La Oroya como uno de los 10 lugares más contaminados del planeta.

05/2008: Blacksmith Institute revela un reporte en el que da cuenta de mejoras en la situación ambiental de La Oroya.

15/12/2009: DRP paraliza la construcción de los proyectos “modernización del circuito de cobre” y “planta de ácido sulfúrico de cobre” del PAMA.

25/02/2009: DRP no puede cumplir con el pago de los concentrados a sus proveedores. Algunos días antes, uno de los tres bancos que conformaban el sindicato que le otorgó una línea de crédito revolvente de US$75 millones había mostrado reparos por el riesgo de incumplimiento de DRP. Luego los otros dos harían lo mismo.

03/04/2009: Se anuncia el salvataje privado de DRP, en virtud del cual 15 mineras proveedoras del CMLO garantizarían una línea de crédito por US$75 millones y la entrega de concentrados por US$100 millones a cambio de que el accionista de DRP capitalice una acreencia por US$156 millones y se constituya una prenda por el 100% de las acciones de la empresa para asegurar el cumplimiento del PAMA.

05/05/2009: El ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, revela ante la Comisión de Pueblos Indígenas, Ecología y Ambiente del Congreso de la República que se podría prorrogar el PAMA del CMLO en virtud de una disposición del decreto supremo Nº 046-2004-EM que contempla supuestos de incumplimiento por hecho fortuito o fuerza mayor.

03/06/2009: Paraliza totalmente sus operaciones.

01/0872009: Sus trabajadres inician un descanso forzado por la empresa en virtud a una acta firmada por tres meses.

29/09/2009: el congreso le amplia el PAMA por treinta meses, dandole 10 meses para conseguir el financiamneto y 20 para la construcción del último proyecto.

Fuente: Ministerio de Energía y Minas; ProInversión; Universidad ESAN; Sociedad Peruana de Derecho Ambiental; Doe Run Perú.

21 de octubre de 2011 | 10 hrs
Adolfo escribe:

Los gobernantes de nuestro Perú de firman tratados acorde a los requerimientos de los inversionistas, como empresario uno también tiene que tener un respaldo de un estado para alguna situación x que pudiera ocurrir.
En el caso de Doe Run hizo uso adecuado del TLC porque:
Renco y DRP recibieron un trato injusto respecto a la ejecución del Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) cabe indicar que el gobierno exigió responsabilidades adicionales, lo que obligó a solicitar varias prórrogas y que debido a la negativa del gobierno de extender el PAMA una vez más, no se pudo terminar con el proyecto que faltaba: la construcción de la planta de ácido sulfúrico. estas acciones vulneran el artículo 10.5 del capítulo de inversiones del TLC Perú-EEUU.
El gobierno ha tratado con mayor dureza a DRP que a la empresa nacional Activos Mineros, a pesar que esta última tampoco ha cumplido con las obligaciones que le correspondían del PAMA lo cual constituye trato discriminatorio y vulnera el artículo 10.3 del TLC.
DRP se encontraba con problemas de financiamiento, lo que la ha llevado a un proceso concursal ante INDECOPI el financiamiento otorgado por parte de Renco Group, permitirá pagar a sus acreedores. El hecho que el gobierno peruano pretenda ser reconocido como el mayor acreedor en la junta ante INDECOPI (debido al incumplimiento del PAMA), constituye un intento de expropiación que vulnera el artículo 10.7 del TLC.
Finalmente, el gobierno peruano y la empresa Activos Mineros deben asumir cualquier responsabilidad por las denuncias presentadas por los daños a la salud y el ambiente, ya sea que se presenten en el Perú o en los Estados Unidos. Como se sabe, existe una denuncia contra Renco Group que ha sido admitida en un Tribunal de Missouri por un grupo de pobladores de La Oroya y que según la empresa, es de entera responsabilidad del gobierno peruano.
Una de las "responsabilidades", dentro del contrato que llamó la atención, fue estos compromisos para el Estado en las cláusulas quinta y sexta donde se comprometió a asumir la remediación de las áreas afectadas por las emisiones de la fundición; a atender los reclamos actuales y futuros con respecto a las condiciones ambientales en La Oroya y las comunidades aledañas impactadas por la fundición; y a mantener indemnes a todas las personas que han trabajado en la empresa o que le hayan prestado servicios a la misma. durante el período en que Doe Run Perú implementase sus proyectos ambientales, y posteriores a las mismas.
La inacción del Gobierno y su negativa a aceptar sus propias responsabilidades contractuales ha tenido como resultado que miembros de la comunidad de La Oroya inicien en los Estados Unidos litigios contra personas inocentes.
Se pide al Gobierno simplemente que: 1) honre su obligación de remediar el suelo contaminado de La Oroya tan pronto como sea posible ; 2) de acuerdo a su compromiso contractual, atienda los reclamos actuales y futuros con respecto a las condiciones ambientales en La Oroya y las comunidades aledañas impactadas por la fundición y 3) ratifique su obligación existente de mantener indemnes a todas las personas que han trabajado en la empresa o que le hayan prestado servicios a la misma.
Doe Run Perú ha efectuado una inversión de gran envergadura para mejorar las condiciones ambientales en La Oroya. Desde 1997, Doe Run Perú ha destinado más de $300 millones de su propio capital a proyectos de mejora ambiental y tiene programado utilizar otros $170 millones para completar el último de los nueve proyectos PAMA: la Planta de Acido Sulfúrico y la Modificación del Circuito de Cobre. En total, esta suma es más de cuatro veces el costo original proyectado por el Gobierno para implementar estos cambios. Asimismo, Doe Run Perú ha realizado otros proyectos de inversión no relacionados con el PAMA por $120 millones más.
Lo cierto es que la empresa ha desplegado los mayores esfuerzos, dedicando más de $400 millones a mejoras ambientales y de las instalaciones, así como llevando a cabo diversos programas de proyección comunitaria. No obstante, entretanto el Estado peruano ha incumplido por completo su promesa de limpiar la contaminación que se produjo mientras estuvo a cargo y adicionalmente la correspondiente durante el período de ejecución del PAMA.
Adjuntamos link de osinergmin donde se publica los trabajos realizados por Doe Run Perú.
http://www.osinerg.gob.pe/newweb/pages/GFM/1526.htm

21 de octubre de 2011 | 08 hrs
alvaro escribe:

Hemos pecado de ingenuos, cuando el gobierno anterior nos pintaba que los TLCs eran lo mejor para el desarrollo de nuestro pais y como consecuencia se firmo TLCs como todo el mundo, sin saber a donde nos estaban metiendo estos "expertos" encabezados por la sra. mercedez. Ahora estamos a merced de ls grandes corporaciones que pueden hacer lo que les da la gana con nuestro medio ambiente, con sus trabajadores, con los recursos naturales y si los tocamos, se van llevando o vendiendo todo y demandando al estado por millones de millones en instancias internacionales que estas corporaciones los patrocinan y fanancian, o sea un negocio redondo para estos ladrones de paises. Pecamos de ingenuos por gobiernos y lideres ineptos, salieron TLCs como churros calientes, ahora no solo estamos hipotecados como en justicia para pagar a los terroristas, sino tambien a pagar a estos ladrones de grande corporaciones con nuestras reservas.

Enviar un comentario nuevo