Política

Loading

FAP plantea renovar flota de guerra: España propone aviones Eurofighter

A la venta. Son veinte unidades de Eurofighter Typhon de segundo uso los que ofrece el Ejército del Aire de España a la Fuerza Aérea del Perú (FAP).
A la venta. Son veinte unidades de Eurofighter Typhon de segundo uso los que ofrece el Ejército del Aire de España a la Fuerza Aérea del Perú (FAP).
Estudio. El Comando de Operaciones de la FAP (COMOP) considera que es el momento de modernizar las aeronaves de combate y subraya que de preferencia deben ser reemplazadas por máquinas nuevas.

Ángel Páez.



El Ejército del Aire de España ofreció a la Fuerza Aérea del Perú (FAP) 20 unidades de cazas Eurofighter Typhoon  de segundo uso a 45 millones de euros cada ejemplar, aproximadamente.

España está dispuesta a entregar en un plazo no mayor de un año la flota valorizada en alrededor de 900 millones de euros.



La oferta se formuló a partir de una petición del Comando de Operaciones de la FAP (COMOP), que se encarga de la evaluación de la aeronave que debe reemplazar a los 12 Mirage 2000, 19 MiG-29 y 18 Sukhoi-25, que componen la fuerza de combate del Perú.



De acuerdo con reportes del COMOP, la flota nacional requiere de una modernización en corto plazo de sus unidades porque pronto quedarán desfasadas.



Los 12 Mirage 2000 cuentan con 26 años de servicio. Además, 16 de los 19 MiG-29 de la FAP fueron adquiridos de segunda mano a Bielorrusia, en 1996.





A media caña



El COMOP señala que la mayor parte de máquinas tienen entre 20 y 25 años de fabricación, y, además, hace más de una década que no reciben un mantenimiento mayor.



Esto explica por qué el último 19 de enero, el Ministerio de Defensa contrató una póliza de seguros para la flota aérea de las Fuerzas Armadas por 22,2 millones de dólares, que solo ha alcanzado a una parte de las máquinas.



En el caso de la FAP, la cobertura de la póliza cubre a nueve Mirage 2000, nueve MiG-29 y cuatro Sukhoi-25.



Solo contamos con 22 unidades operativas de un total de 49. Es decir, menos de la mitad de la flota de guerra.



En el caso de los Sukhoi-25, por ejemplo, comprados de segunda mano a Bielorrusia en 1997, desde esa fecha no han recibido ningún tipo de actualización. Proyectos con Georgia, Ucrania y la propia Bielorrusia –que estafó al Perú– fracasaron por desavenencias.



Como parte del proceso de evaluación de opciones, el COMOP requirió ofertas a las fábricas de las aeronaves de su interés y a países que se encuentran dispuestos a vender sus unidades.



Según el presupuesto que se asigne al proyecto, han sido perfiladas dos alternativas: la primera, comprar una flota de unidades nuevas; la segunda, adquirir ejemplares de segundo uso.



En el primer caso, el COMOP de la FAP señaló como opciones: el Eurofigther Typhoon, de la multinacional EADS; el estadounidense F-18 Hornet; el sueco Saab 39 Gripen; el francés Rafale y los rusos Su-27 y Su-30.



En el segundo caso, unidades de segundo uso de fabricación rusa MiG-29 o Sukhoi-27; el Eurofighter Typhoon o el F-18 Hornet.



Todas las compañías han presentado sus respectivas cotizaciones, pero la decisión final está en manos del Ejecutivo, que debe asignar el presupuesto respectivo.



Pero, además de los costos, el COMOP le ha puesto énfasis a la transferencia tecnológica, al plazo de entrega, y, en particular, al Off-Set, la contraprestación que las compañías fabricantes deben efectuar al país comprador.



Lo que busca el COMOP es un aeronave de guerra con tecnología moderna provista de capacidades antitanque, anti-buque, antiradar, aire-aire, con soporte logístico adecuado y oportuno, que permita la economía de medios.



Desde dichas perspectivas, el COMOP destaca como requerimiento la continuidad del uso de aeronaves con las que los pilotos tienen mucha experiencia, dentro de lo que encajarían las máquinas rusas Su-27 y Su-30, y el francés Rafale.



Sin embargo, lo que determinará la compra es la definición del monto que el Ejecutivo pretende invertir en la renovación de la flota aérea de combate.



Las conversaciones con las autoridades españolas han avanzado. Una comitiva vino al Perú para plantear la propuesta, y el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, estuvo en la primera semana de noviembre en España, donde se abordó el tema.



Los Eurofighter cuentan con 600 horas de uso, pero tienen techo hasta las 6 mil horas.

La palabra final está en Palacio de Gobierno.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo