Automovilismo
Loading

Donde todo comienza

Por ‘Tito’ Maruy
Asesor automotor


¿Qué tienen en común Ernesto ‘Neto’ Jochamowitz, Christian Kobashigawa, Guty Michelsen, Raúl Orlandini, Eduardo Dibós o Paolo Zani? Todos comenzaron sus exitosas carreras deportivas sobre un kart: esta fue la base con la que se iniciaron en el mundo de la velocidad y es solo un ejemplo del viejo adagio que dice que “el karting es la escuela del automovilismo deportivo” y habrá que creerlo.

Desde las viejas pistas del kartódromo La Chancadora en La Molina, pasando por el Ciudad de Los Niños en Atocongo, hasta la pista actual de Santa Rosa, muchos años han pasado. Este deporte se introduce en el Perú hace 50 años cuando Eduardo “Chachi” Dibós y Christian Brahms importan un nuevo vehículo motorizado conocido en los Estados Unidos como Go-Kart, invento de Art Ingalls, que lo usaba para moverse de un lado a otro entre los hangares de su trabajo y que era la nueva forma de hacer deporte motorizado por allá. Al ver la gran acogida que tuvo el pequeño monoplaza, se vuelcan a construirlo en el país y nace el famoso “Chachi Kart” en honor al apelativo de Dibós y que es como se le ha conocido durante todos estos años.

Deporte itinerante cada vez que la modernidad llegaba adonde estaban instalados, las pistas se perdían y salían a buscar nuevos escenarios en los distritos que iban naciendo en la pujante Lima de antaño. Hasta que en 1977 con el enorme aporte de la familia Nicolini y bajo la batuta de Alfonso Flores Mazzini, presidente del Karting Club del Perú en esa época, se concreta la construcción del actual kartódromo de Santa Rosa, el Luis Nicolini Peschiera.

Este era el único escenario en Lima hasta este verano. Hoy podemos ver un impresionante kartódromo de alquiler, que sería la envidia en cualquier parte del mundo, Carlos Ibárcena y la firma española Dakart nos traen esta maravilla en Asia, en el mismo corazón del Boulevard en donde podrá sentir la adrenalina al conducir uno de estos pequeños bólidos, sentirse un Michael Schumacher o un Fernando Alonso, retando a los amigos y familiares a una carrera, o enseñándole a su pequeño a conducir. Usted elige.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo