Sociedad
Loading

Destacan creación de Casas de Espera Materna en Perú

dire260209gestante.jpg

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) destacó la creación en el Perú de las denominadas “Casas de Espera Materna”, como estrategia para reducir los casos de muerte materno-infantil y neonatal.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) destacó la creación en el Perú de las denominadas “Casas de Espera Materna”, como estrategia para reducir los casos de muerte materno-infantil y neonatal en ciudades como Apurímac, Cusco, Ayacucho, entre otras.

Estas casas maternas son estancias para que la gestante, en las últimas semanas de su embarazo, se instale en similares condiciones que en su casa para que esté a gusto y así facilitarle el acceso a los establecimientos de salud, a fin de que su parto sea bien atendido.

Durante la presentación del informe “Estado Mundial de la Infancia 2009”, el representante de la UNICEF en el Perú, Guido Cornale, resaltó que esta estrategia preventiva permite enfrentar la inaccesibilidad geográfica que impide a la gestante alcanzar atención médica oportuna.

“El informe reconoce que la implementación de las Casas de Espera Materna es una importante estrategia para reducir las muertes de las madres y los neonatos. Son casas de reposo para las gestantes que deciden tener su parto en un establecimiento de salud”, apuntó.

Tras destacar además que estas casas estén ubicadas en un lugar vecino al establecimiento de salud, Cornale subrayó que gracias a esta estrategia preventiva se ha incrementando el parto institucional en el país, es decir, en establecimientos de salud, en lugar del domicilio.

A su turno, el ministro de Salud, Óscar Ugarte, quien intervino en dicha presentación, manifestó que este año se instalarán alrededor de 100 de estas casas de reposo, adicionales a las 390 que ya existen, con lo cual se contará con cerca de 500 Casas de Espera Materna en el país.

Agregó que de esta manera se continuará con avances significativos que permitan mejorar las condiciones de atención de las madres gestantes, sobre todo, en las zonas más alejadas y menos favorecidas del país.

Mortalidad infantil en el Perú se redujo en 62 %

Según el informe de UNICEF, en los últimos 15 años la mortalidad infantil se redujo en 62%, mientras que la mortalidad neonatal disminuyó en 49%.

Asimismo, se precisa que, entre 1995 y el año 2000, se produjo una fuerte reducción de la mortalidad materna de 400 a 185 casos por cada 100 mil nacidos vivos, siendo la principal causa de muerte materna las hemorragias, que ocurren en el 40% de los casos.

Entre otras causas del deceso de las madres en el alumbramiento figuran algunos trastornos de hipertensión, parto prolongado, infecciones, abortos, neumonía, nacimientos prematuros, asfixia, tétanos, así como las causas congénitas.

De acuerdo con el informe, no sólo existen causas físicas que influyen en la muerte materna y neonatal, sino también están las culturales, entre las que se encuentran la falta de educación y conocimiento sobre nutrición, planificación familiar, salud reproductiva, etc.

¿Cómo prevenir esta situación?


Para la UNICEF, esta situación puede prevenirse con la creación de un entorno propicio para la salud materna y neonatal, la atención continua de la gestante, el fortalecimiento de los sistemas de salud de la madre y el recién nacido y trabajar coordinadamente por su salud.

Asimismo, se destaca la necesidad de adaptar los servicios de maternidad a las culturas del Perú rural, ya que –por ejemplo- en el año 2000 sólo el 20% de los partos de las zonas rurales contaban con asistencia de personal de salud capacitado.

Se debe también fomentar el apoyo familiar y comunitario para hacer de la maternidad y el cuidado materno e infantil una prioridad, como en el caso del parto vertical como práctica común para evitar que la madre sufra desgarros y el neonato se lesione horizontalmente.

UNICEF destaca, además, que en las zonas rurales del Perú se esté permitiendo durante el parto vertical la presencia de un familiar o de una partera tradicional para que la madre gestante esté anímicamente mejor y más a gusto.

Más datos del Informe

En el Perú el 63 % de las muertes infantiles se produce durante el primer mes de vida.

El 50 % de las muertes neonatales en el área rural ocurre en el domicilio, siendo el riesgo de muerte en recién nacidos 11 veces mayor en el quintil más pobre que en el quintil más rico.

En el caso de la muerte materna, se estima que en el Perú en el año 2005 fallecían durante el alumbramiento 240 madres por cada 100 mil nacidos vivos.

El número de defunciones de madres peruanas durante el parto se estima en mil 300 cada año.

En el año 2005 se produjeron 563 mil muertes maternas, el 80% de las cuales se pudo evitar.

La mayoría de muertes maternas ocurre entre el tercer trimestre de gestación y la primera semana después del parto.

Una mujer de África Occidental tiene 300 veces más probabilidades de muerte materna que una mujer de un país industrializado.

Por cada mujer que muere por embarazo o parto, otras 20 padecen de consecuencias adversas, como prolapso uterino (desprendimiento).

Por cada muerte neonatal se estima que ocurren 10 decesos neonatales.

El Estudio Mundial de la Infancia (EMI) 2009 “Salud Materna y Neonatal” coloca anualmente en la agenda mundial, regional y nacional algunas evidencias respecto a la amplitud, profundidad y gravedad de esta problemática.

El informe concluye que los servicios de salud son más eficaces en un entorno propicio que promueva la autonomía, la protección y la educación de la mujer.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo