Economía
Loading
  • Temas del día

Celebración.

Cusco es una fiesta: ya se adjudicó el aeropuerto internacional de Chinchero

Jolgorio. Ni la lluvia impidió la celebración en el Cusco.
Jolgorio. Ni la lluvia impidió la celebración en el Cusco.
Tras décadas de espera, ayer otorgaron la concesión al consorcio Kuntur Wasi, que pidió un cofinanciamiento de US$264 mills. La terminal aérea entraría a funcionar en 4 años. Los cusqueños festejaron la noticia en la Plaza Mayor de la ciudad imperial.

Alejandra Cruz Cuevas.

El Consorcio Kuntur Wasi, integrado por la argentina Corporación América y el peruano Andino Investment Holding, ganó la concesión del Aeropuerto de Chinchero en el Cusco, anunció la agencia estatal ProInversión. El grupo ganador solicitó al gobierno un cofinanciamiento por US$ 264,7 millones para el proyecto. Esto le significa al Estado un ahorro de US$ 204,1 millones, pues financiará 47% y no 78% del proyecto como estaba previsto.

Además, Kuntur Wasi ofertó reintegrar el 100% del cofinanciamiento, a partir del momento en que registre ingresos aeroportuarios superiores a los US$ 35 millones.

Los pobladores de la ciudad del Cusco se reunieron al pie del atrio de la basílica catedral para escuchar la noticia que llevaban esperando 40 años. Los altavoces sobre el estrado que se levantó para la ocasión les narraron la ceremonia de anuncio oficial de la entrega en concesión. Nadie despegaba sus oídos mientras se leía el monto de las propuestas de todas las empresas.

Otros dos consorcios, de los ocho postores precalificados, participaron en la última etapa de la licitación. El grupo Aeropuerto Chinchero (integrado por las compañías francesas Vinci Airports y Vinci Concessions; y Graña y Montero) pidió más de US$ 411 millones de cofinanciamiento al Estado. Y, Aeroportuario Imperial (Grupo Odinsa y Mota Engil Perú) solicitó US$348 millones.
Ninguna de las dos ofertas superaba la de Kuntur Wasi, que tenía una ventaja competitiva de entrada: esta sociedad ya gerencia los terminales aéreos de Arequipa, Juliaca, Puerto Maldonado, Tacna y Ayacucho.

"Su propuesta ha sido muy agresiva y eso es bueno para el país", festejó el ministro de Transporte y Comunicaciones, Carlos Paredes. Mientras los empresarios en el auditorio aplaudían al ganador, él resaltaba que su gestión pronto alcanzaría los US$ 12.500 millones en concesiones. "Eso significa que prácticamente a la mitad de nuestro periodo, hemos hecho 50% más de lo que se hizo en toda la gestión pasada", vitoreaba Paredes.

Pero la verdadera celebración había comenzado en Cusco. Los cusqueños hicieron tronar sus milenarios pututos y el pueblo empezó a bailar al ritmo de valichas, huallaca y sarje. Hasta los turistas que visitaban el "puputi del mundo" se unieron a la fiesta, en torno a una alegoría de un avión rojiblanco.

“Esta obra cambiará la vida a todos los cusqueños, porque abre la puerta al desarrollo turístico, comercial y económico”, aseguraron el presidente regional del Cusco, René Concha, y el alcalde de Chinchero, Juan Gómez.

El motivo de su alergía: el futuro aeropuerto de Chinchero funcionará las 24 horas del día durante los 365 días del año y tendrá capacidad para recibir 5 millones de pasajeros en una primera etapa. Pero, luego podría ampliarse para atender hasta 8 millones de visitantes al año, con una inversión total de US$ 658 millones. En el Cusco, el actual aeropuerto Alejandro Velasco Astete soporta una demanda anual de apenas por encima de dos millones.

Como si ello fuera poco, el representante del consorcio y gerente general de Andino Investment Holding, Carlos Vargas, prometió que pondrían todos sus esfuerzos para que la infraestructura esté terminada antes de los cinco años que estima el proyecto. "Vamos a tratar de terminar la construcción en cuatro años. Es decir, un año antes de lo previsto. Como mínimo confío en que terminemos seis u ocho meses antes sin ningún problema”, dijo.

Además, confirmó que las obras se iniciarán en 18 meses y que Kuntur Wasi participará en ellas con una inversión propia de US$ 400 millones. "Para financiar este monto ya hemos venido adelantando conversaciones tanto con bancos nacionales como internacionales. Probablemente tendremos un mix de capitales internos y externos", dijo Vargas antes de brindar por el triunfo.

“Querían la concesión solo para la foto”

El ministro de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes, contó que en las primeras semanas del gobierno de Ollanta Humala se iba a concesionar el referido aeropuerto, pero su gestión la detuvo por dos razones:

Se había planteado el proyecto como autosostenible, partiendo de la premisa de que el impuesto por uso del aeropuerto sería del doble que en el Jorge Chávez de Lima. "Así, no requería recursos del Estado ni estudios de inversión, y se podía adjudicar más rápido para la foto”, explicó Paredes.

Además, aseguró que se pretendía otorgar la concesión sin haber adquirido los terrenos necesarios. "Ello habría sido repetir el error que se cometió en Lima".

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo