Espectáculos
Loading

El Plan Maestro de Caral-Supe

CU_2005525_40760_S.jpg
Propone el desarrollo integral y sostenible de Supe y Barranca. Plan fue presentado ayer en el Museo de la Nación por la arqueóloga Ruth Shady. Su objetivo es que Caral se convierta en el eje del circuito turístico norcentral del país.

PUESTA EN VALOR. El plan maestro de Caral intenta articular el sitio arqueológico con proyectos de desarrollo agrícola, cultural y tecnológico del área de Supe. Haga click en la imagen para ver infografía.

Precisión

FINANCIAMIENTO. La ejecución del Plan Maestro contempla una inversión de 160 millones de soles. Actualmente han recibido ayuda del Fondo de las Américas de $ 100,000 a través del IDMA, (Instituto de Recursos Medioambientales), de la cooperación alemana y de la embajada de Finalandia. La puesta en valor del sitio arqueológico de Aspero recibe ayuda del Plan Copesco, y del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo.


PROYECTO AMBICIOSO • Propone el desarrollo integral y sostenible de Supe y Barranca.
• Plan fue presentado ayer en el Museo de la Nación por la arqueóloga Ruth Shady.
• Su objetivo es que Caral se convierta en el eje del circuito turístico norcentral del país.

La arqueóloga Ruth Shady, directora del proyecto especial arqueológico Caral Supe, presentó ayer en el auditorio Los Incas del Museo de la Nación, el Plan Maestro de Desarrollo Caral Supe. Un proyecto ambicioso que tiene como fin articular a la ciudad sagrada de Caral con las actividades económicas de la población aledaña, de modo que dentro de 15 años, el plazo máximo propuesto por el plan, este lugar se convierta en el eje del circuito turístico norcentral del país.

Desarrollo integral

El plan maestro contempla aproximadamente 192 proyectos en diversas áreas divididas en dos etapas. La primera, que ya se ejecuta, contempla la delimitación de los 18 sitios arqueológicos, el ordenamiento de las excavaciones, la restauración y conservación y la previsión de las normas legales para el área espacial patrimonial.

La segunda etapa se concentra en la agricultura, el medio ambiente, el control de la actividad minera, electrificación, construcción de infraestructura básica y la restauración de las viejas casonas de principios del siglo XIX de Supe.

La directora del proyecto, la arqueóloga Ruth Shady, cree que los principales beneficiados de esta puesta en valor del patrimonio cultural de Caral Supe son sus propios pobladores, quienes en su mayoría vive en una situación de pobreza a pesar de que se encuentra tan cerca de la ciudad más antigua de América.

El programa en agricultura recuperará las prácticas agrícolas tradicionales de los caralinos, por ejemplo, el cultivo del algodón. “La idea es que se vuelva a sembrar el algodón de colores. El algodón nativo que en Caral se cultivaba era de cuatro colores: el pardo, el rojo, el beige y crema", señala la arqueóloga.

Otra práctica agrícola que se realiza es el cultivo de pequeñas parcelas de girasol para ser utilizadas como combustible en vez del petróleo. “Nuestra intención es que Supe siembre productos ecológicos, por eso hemos creado los ecocentros", señala la arqueóloga.

La puesta en valor de Caral-Supe tiene como objetivo atraer a un turismo no convencional que quiera entrar en contacto con una cultura viva. Para ello, se ha proyectado la ejecución de casas de saneamiento, donde se reciben a personas que quieren desestresarse. “En Caral existen manantiales que quitan el cansancio y en el propio medio ambiente hay una gran cantidad de energía”, señala la arqueóloga.

Además está proyectado la ejecución de un centro cultural con un museo de sitio que contendría no sólo piezas de Caral, sino también de Aspero, un sitio arqueológico ubicado en Supe-Puerto. "La idea es que se vincule el valle con el puerto. Además en Supe puerto están las casas de Tilsa, de Arguedas, que forman parte de nuestro plan maestro", concluye.