Espectáculos
Loading

“Lo que más me exaspera es la mediocridad”

 
 
Gian Piero Díaz Actor. Conductor de 'Combate' y, desde el lunes, de 'Hola a todos' (ATV)

Entrevista. El actor Gian Piero Díaz, conductor del reality 'Combate' también acompañará, desde este lunes, al elenco de 'Hola a todos' que se emite en ATV.

Para ti, entrar a 'Hola a todos' es manejar un lenguaje muy diferente al tuyo.
Sí. Y una condición, no, una consulta que hice fue que yo no quería hacer lo mismo que hago en la tarde.

También tu público es distinto: siempre te has dirigido a chicos...
Sí, pero, algo impresionante: ¡el target de amas de casa del programa está en las nubes…!

Eres el hijo que nunca tuvieron, pues…
O el yerno que siempre quieren para sus hijas (risas).

No, tu perfil todavía es de chiquillo. ¿Hasta cuándo vas a parecer de 15?
No sé, dice Renzo (Schuller) que  tengo un pacto con el diablo y que a los 40 se me termina el contrato. Hay que aprovechar los cinco años que me quedan todavía (risas).

Tu experiencia como padre te cae como anillo al dedo para el programa, ¿no?
Sí, claro. ¡Es una maravilla! Te cambia la vida. Es algo que buscamos hace mucho y gracias a Dios ya se dio.

Cuando dices que te cambia la vida, ¿a qué te refieres?
Yo toda la vida he sido muy casero, de hacer vida de familia y todo eso. Pero básicamente lo que te cambia es la perspectiva de para qué haces las cosas y cuál es la finalidad de tu vida. De pronto, el objetivo de todo lo que haces es ella.

¿Contigo la vida ha sido buena?
No, yo soy hijo de padres divorciados, de hecho no la pasé bien.

Pero en esta época eso no es la terrible experiencia que solía ser...
Sí, al final  te sirve. A mí me hizo independiente, porque me fui de mi casa muy temprano. Por equis razones, tuve que empezar a trabajar para pagarme los estudios de Marketing. Yo he trabajado en el Jockey Plaza, cuando recién abrió, con un sueldo mínimo, pero me las ingenié y a las tres semanas ya era administrador de la tienda. Porque era aplicado, porque era exigente conmigo, porque llegaba temprano y  me iba último. 

¿Y el factor suerte no entra?
Suerte para bien y para mal también. Si te das cuenta, yo tuve la oportunidad de regresar a México, pero no lo hice. Y tenía todavía un contrato firmado, tenía para seguir haciendo producciones, pero decidí no irme porque creí que no era el momento.

¿Y de esa experiencia qué rescatas?
Crecer, yo llegué a los 20 años a México, me dieron una llave, una cantidad de pesos en un sobre y me dijeron acá vas a vivir, te las arreglas tú solo.

Y cuando volviste casi empezaste de cero, ¿no?
Yo era algo conocido como Miguel, de Travesuras, pero al final como actor, como conductor, no había desarrollado absolutamente nada acá. Si yo no hubiera tenido los pies en la tierra en ese momento, hubiera llegado a exigir diez mil quinientas cosas que nunca exigí…

 

¿Y ahora ya has alcanzado tus metas o no eres un hombre de metas?
Yo creo que las metas tienen que estar hechas de lo que puedes llegar a ser. Las metas que van más allá de tus posibilidades solo te van a generar frustración.

Y ahora entiendo que Renzo y tú están presentando un tercer proyecto...
Sí, y este proyecto nace de extrañar lo que hacíamos en 'Polizontes', que, al final, somos nosotros mismos. Yo, en la animación, siempre he sido yo, ni más ni menos. Tal vez en algunos momentos una versión exagerada de mi personalidad, pero no alguien que no soy.

¿Eres un poco maniático?

Soy obsesivo con hacer las cosas bien, no tanto en el tema de perfección. En eso sí me considero excesivo. No te voy a romper una regla, no voy a coimear a un tombo. No puedo. 

¿Y eso no te hace intolerante con otros que de repente son más débiles?
Sí, pero no por debilidad. A mí lo que más me exaspera es la mediocridad. Pero no la mediocridad profesional, sino la mediocridad mental o sea humana. El ser humano que no quiere ir más allá. La vida es tan corta y estamos acá de paso, y al final si tú no llegas a trascender en tu círculo, en tu familia, creo que pasaste y nadie se va a acordar de ti. A mí me preocupa más que mi esposa me admire, no como profesional, sino primero como persona. Más allá de que las personas sepan reconocer en mí el hecho de que soy un buen profesional o una buena persona...

Intuyo que tu círculo de personas cercanas es muy pequeño.
Sí, pero no por ser exigente. Esta es una profesión un poquito complicada, porque puedes muy fácil llegar a ser muy público, y mucha gente opta por exponer a los hijos, a la esposa...

Sí, pues, nadie ha visto a tu esposa...
Ni van a ver a mi hija, ni a conocer a mi esposa, ni a saber dónde vivo, ni a saber nada. Creo que es muy personal y es la manera como me he manejado siempre. Y por eso te puede costar más llegar a cumplir tus objetivos. Te puede costar mucho más. ❧

La ficha
Me llamo Gian Piero Díaz Piérola. Nací en Lima hace 35 años. Estudié en la Escuela de actuación de TV Azteca. Hice telenovelas. Estoy casado y hace dos meses fui padre de una maravillosa niña que nació con los ojos abiertos.     

Hay 1 Comentario
27 de enero de 2012 | 15 hrs
Sabino escribe:

Ya somos dos, pero mediocridad hay en todo el mundo sinó mira la actitud del Capitán del Crucero Concordia.

Enviar un comentario nuevo