Loading

A tu manera. Sexo en lugares inesperados

RAM270507.jpg
Hace un tiempo leí sobre un estudio que se realizó en la universidad de Michigan. El estudio se basaba en observar las reacciones de un grupo de estudiantes universitarios de ambos sexos que fueron expuestos al mismo video de sexo explícito durante cuatro días.

Por Alessandra Rampolla *

Hace un tiempo leí sobre un estudio que se realizó en la universidad de Michigan. El estudio se basaba en observar las reacciones de un grupo de estudiantes universitarios de ambos sexos que fueron expuestos al mismo video de sexo explícito durante cuatro días. La mayor parte de los participantes experimentaron excitación la primera vez que miraron el video. Para el tercer día, sus reacciones fueron mucho más contenidas. Al cuarto día, algunos ya estaban aburridos. Reunieron a los estudiantes un quinto día para mostrarles un nuevo video con los mismos actores pero utilizando nuevas técnicas sexuales… y la excitación volvió a aparecer en ellos, tal y como el primer día.

¿Cuál es la lección que aprendemos de este estudio? Que los seres humanos necesitamos variación para no perder el interés en hacer el amor. Una de las quejas que más frecuentemente recibo de mis clientes en práctica privada es que sus relaciones se vuelven monótonas y que esto contribuye a la pérdida de deseo sexual de las partes. Como aquel anuncio de televisión donde iba la señora por los pasillos del supermercado… todas las latas en los anaqueles eran iguales, grises, del mismo tamaño… y se escuchaba la voz del narrador que decía: "lo mismo, lo mismo, lo mismo…". ¡No podemos permitir que esto nos suceda! Es hora de tomar acción, revivir y mantener la pasión sexual en nuestra relación.

Existen muchas maneras de condimentar nuestras relaciones sexuales. Podemos ocuparnos por estimular los sentidos (gusto, tacto, olfato, audición y visión), incorporar juguetes sexuales a la intimidad, alternar entre e inventar nuevas posiciones, variar la duración de la relación (desde el "quickie" hasta el sexo tántrico), explorar fantasías sexuales, ¡o aventurarnos a tener sexo en sitios prohibidos o inesperados!

Esta última es una manera fácil y dramática de realzar la experiencia sexual. ¿Quién dijo que el sexo sólo debe practicarse sobre una cama? El buscar y encontrar sitios nuevos para hacer el amor permite y promueve la espontaneidad sexual o, en el caso de haber sido planificado, puede proveer ricos matices para fomentar la fantasía y el anhelo del encuentro sexual.

Para ayudarlos a comenzar el libre flujo de ideas, propongo las siguientes sugerencias:

• EL BAÑO. ¡El baño es uno de los mejores lugares para una escapadita impromptu! Imagínense estar en una fiesta en casa de algunos amigos y desaparecerse juntitos para unos minutos de pasión… ¿Y qué me dicen de hacer el amor volando a 30,000 pies de altura? Claro, los servicios sanitarios en los aviones son muy pequeñitos… pero eso es parte del reto, ¿no?

• EL CARRO. Este es un clásico. Son muchas las parejas que pierden su virginidad dentro de un auto… ¿por qué no recordar viejos tiempos? Hacer el amor en un carro tiene el valor añadido de estar "fuera" y a la vez dentro de un espacio contenido. Claro está, siempre está el riesgo de ser encontrados, lo que resulta sumamente excitante para algunas parejas. ¿Y qué tal una vueltita por la ciudad en limosina? Mmmmm… Mi sugerencia para aquellas parejas más tímidas o que sencillamente no deseen tomar el riesgo de que alguien los encuentre ‘in fraganti’ es que se aventuren en el auto dejándolo estacionado dentro del garaje de la casa. De igual manera, se sentirán como adolescentes.

• LA PLAYA. Uno de los lugares más románticos por excelencia es la playa. Y en Puerto Rico, no hay escasez de ellas. Hice una pequeña encuesta criolla para este punto, y los resultados fueron muy variados… un día de semana entre los mangles de Caracoles en La Parguera… en la parte llanita del agua, de noche bajo un cielo estrellado… sobre una sábana en la arena… hamacándose con las olas del mar anclados en un bote…

• EL TECHO. ¿Alguna vez subieron a la azotea de algún edificio con su pareja? La vista puede ser espectacular, generalmente hay mucha privacidad, y están al aire libre. ¿Qué más se puede pedir? Otra buena opción es subir al techo de la casa… llevar un comforter, unas copas, una botella de vino, y tirarse a mirar las estrellas… el resto lo dejo a su imaginación.

• AL AIRE LIBRE. Definitivamente hay algo muy seductor ante la idea de hacer el amor al aire libre. La posibilidad de poder ser descubiertos excita a más de uno, y para otros, el contacto cercano con la naturaleza es sumamente sensual. Hagan el amor sobre la grama, en un parque de día… o en el ‘green’ de un campo de golf…

• ASCENSORES. ¿Recuerdan la canción de Aerosmith, ‘Love in an Elevator’? Pues ya ven, hasta se han escrito canciones sobre este inesperado y excitante lugar para la intimidad sexual. ¿Por qué no dejar de lado por unos minutos su uso común y experimentarlo? Eso sí, no se demoren mucho, que si los pesca la señora del 5° B, van a tener que rendir cuentas ante la Junta…

• LA OFICINA. Una fantasía muy común es sostener relaciones sexuales en lugares o situaciones que generalmente no se asocian con sexualidad. ¿Qué menos sexy que la oficina? Y a la vez, ¿existe algo más sexy? Imaginen una hora de almuerzo, haciendo el amor sobre un escritorio… (con la puerta trancada, claro está).

• LA CASA. Las casas o apartamentos tienen un sinnúmero de posibilidades para encontrar variedad sexual. ¡Salgan de la habitación! "Bauticen" cada rinconcito de sus hogares, desde el pasillo al sofá del family, el ‘laundry room’, la mesa del comedor, el patio interior, el ‘home office’, el balcón, ¡¡¡y hasta el counter de la cocina!!! (mientras hierve el agua de la pasta…)

Pues ya ven, sólo necesitamos deseo, apertura mental, respaldo de nuestra imaginación y creatividad para añadir un poco de riesgo, juego, aventura y mantener la pasión sexual encendida por siempre. Tímidos y estructurados… ¡a animarse! los resultados valdrán la pena… ¿se imaginan las sonrisas cómplices que se les dibujarán cuando pasen por cada "escenario" donde la pasión y el desenfreno los hicieron amarse como el primer día?