Política
Loading

Abimael: “Los del VRAE son mercenarios”

Desde su prisión en la Base Naval, cabecilla senderista deslegitima a ‘José’. El fundador del senderismo vaticina que los dirigidos por el camarada “José” serán derrotados militarmente.



Doris Aguirre.

Unidad de Investigación.



En diálogo sostenido en la Base Naval del Callao con agentes de inteligencia de la Policía Nacional, el encarcelado jefe de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán Reinoso, tildó de “mercenario” al cabecilla terrorista del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), Víctor Quispe Palomino, camarada “José”.



Refiriéndose al camarada “José”, así como al hermano de este, Jorge Quispe Palomino, camarada “Raúl”, y a Leonardo Huamán Zúñiga, camarada “Alipio”, Guzmán dijo: “Es un grupo de mercenarios que obedece a sus intereses personales y no a los del pueblo. Esos son simplistas, desconocen la ideología. Al marxismo-leninismo-maoísmo prácticamente lo han tirado al tacho”.



Es la primera vez que Guzmán alude con duros términos a Víctor Quispe Palomino, ex estudiante de Antropología de la Universidad San Cristóbal de Huamanga que se inició desde muy joven en la lucha armada instado por miembros adultos de su familia paterna que estaba relacionada con los fundadores de Sendero Luminoso en Ayacucho.



Según documentos “oficiales” del grupo senderista del VRAE, Abimael Guzmán dirigió la primera etapa de la lucha armada y llevó al fracaso a la organización. La segunda etapa la condujo Óscar Ramírez Durand, camarada “Feliciano”, a quien “José” acusa de “asesino del pueblo”; y la tercera etapa la conduce Víctor Quispe Palomino.



Quispe traza una línea entre su etapa y las anteriores, señalando que ellos se dirigen hacia el pueblo porque el pueblo no es su enemigo, de acuerdo con documentos internos de Sendero Luminoso del VRAE, los mismos que señalan a Guzmán como “criminal del pueblo”.



Sin embargo, Víctor Quispe participó en la matanza de 69 campesinos de Lucanamarca, el 3 de abril de 1983, que ordenó el propio Guzmán como escarmiento para los campesinos que colaborasen con las fuerzas de seguridad.



“Yo no dirijo nada”



Al ser preguntado si dirigía a la organización que estaba en el VRAE, Guzmán respondió: “Yo no dirijo nada. Lo que yo realmente quiero es una solución política. Incluso estoy dispuesto a hablar con la prensa para referirme a mi situación”.



De acuerdo con Guzmán, quien purga cadena perpetua, la organización en el VRAE no es el Partido Comunista del Perú (PCP), la agrupación con la que inició la lucha armada en 1980.



“La guerra debe terminar porque no existen las condiciones. No puede haber una guerra sin un partido organizado. Los que actualmente dicen que practican una guerra popular, solo tienen apetitos de poder. Debe haber otro proceso histórico que genere otra jefatura. El periodo histórico que viven los (senderistas) que están en el VRAE y el Huallaga ya está liquidado, no existe. Si no tienen un partido organizado y fuerte, entonces son mercenarios”.



Pretendiendo diferenciarse de Víctor Quispe Palomino, Guzmán –según fuentes de inteligencia de la PNP– sostiene que el jefe terrorista del VRAE cometía asesinatos.



“No sé por qué esa gente que está en el VRAE me tilda de sanguinario y criminal, cuando en la realidad esa gente es la criminal. No he matado, nunca usé un arma ni mucho menos he disparado a nadie”, dijo.



Pero cuando se le indicó que Sendero también cometió numerosos crímenes, contestó: “Sí, yo soy responsable político de las acciones del partido, desde el 17 de mayo de 1980 hasta el 12 de setiembre de 1992, en que me capturaron”.

Y sobre los ataques a Tarata y Lucanamarca, Guzmán trató de marcar cierta distancia.



“Lo de Tarata fue un error, lo de Lucanamarca fue un exceso, pero de ambos hechos son responsables los mandos militares y políticos de cada comité regional (de SL). Yo dirigía el partido, pero no estuve al lado de ellos para controlarlos cuando cometían arremetidas contra la población”, detalló el líder senderista desde la prisión.



Precisión



solicitud. Alfredo Crespo criticó la forma en que se encuentra su patrocinado en la Base Naval del Callao, al estar aislado y sin ninguna comunicación con sus familiares, por lo que espera reencontrarse pronto con su esposa Elena Iparraguirre. Dijo que pese a que Guzmán está condenado a cadena perpetua, goza de buena salud y espera que las autoridades acepten que sea entrevistado.



“‘José’ tiene sed de poder”



Al ser interrogado si proyectaba cómo sería el fin de “José” en el VRAE, dijo que sería por la vía militar. “El Estado está dando solución militar al problema del VRAE y terminarán derrotados como ocurrió en el Huallaga. Quizás resistan un poco más, pero no son invencibles”, declaró.



El abogado de Abimael Guzmán, Alfredo Crespo, rechazó las expresiones del camarada “José” contra su patrocinado. “Él no tiene autoridad moral para manifestarse de esa manera. Ese grupo del VRAE está completamente apartado de la ideología que mi defendido sustentó durante la guerra interna. Ellos no tienen nada que ver con el partido”, dijo Crespo.



Según Alfredo Crespo, lo que plantean ahora Guzmán y su organización no es la continuidad de la lucha armada sino un acuerdo para conseguir una solución política a los problemas derivados del conflicto interno.



“Mientras tanto, el grupo del VRAE pide al gobierno aprista que le entregue a mi patrocinado para que lo fusilen. ¿De cuándo acá se hacen ese tipo de pedidos? ¿Qué vínculos tiene ‘José’ con el gobierno”, anotó Crespo.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo