Economía
Loading

Cacao, café y palmito para cambiar el cultivo de coca

Bolsón cuchara. Marco Díaz y su esposa Julia en parte de las dos hectáreas donde cultiva cacao aromático.
Bolsón cuchara. Marco Díaz y su esposa Julia en parte de las dos hectáreas donde cultiva cacao aromático.
Decisión. Supervisan los avances del proyecto de 800 hectáreas de cacao y 300 de café ejecutado con un fondo de US$ 3 millones asignados por USAID.

Mía Ríos, desde Tingo María /





Bolsón Cuchara es un caserío de cinco mil habitantes, ubicado en la margen izquierda del río Huallaga , a dos horas y media de Tingo María, Huánuco. Una zona que pese a sus esfuerzos por salir de la pobreza sigue siendo recordada por sus hechos de violencia y del narcotráfico.



Marco Díaz es uno de los agricultores que han apostado por el cambio . Cuenta con 11 hectáreas (has) de las cuales en dos cultiva cacao aromático, el que asegura es tan fino como el cacao nativo.



Así como Marco, otros agricultores han empezado a reemplazar con cultivos alternativos a la ancestral hoja de coca, pues representan una opción lícita y rentable de sustento.



La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), viene desarrollando proyectos productivos que han tenido un notable impacto económico, social y ambiental en nuestro país.



Los mismos que contribuyen a enfrentar el narcotráfico, la pobreza y la exclusión social que afecta a las personas que se dedican a la siembra de coca.



El café, el cacao, la palma aceitera y el palmito son los cultivos emblemáticos promovidos por el desarrollo alternativo.



Modelo empresarial



Las 14 empresas de productores operan en los más importantes valles cocaleros del Perú (Alto Huallaga, Aguaytía, VRAE, La Convención e Inambari – Tambopata), los cuales abarcan las regiones de San Martín, Huánuco, Ucayali, Loreto, Ayacucho, Cusco y Puno.



Flavio Mirella, representante para el Perú y Ecuador de la UNODC ,  manifestó que las ventajas que ofrece a las familias este modelo empresarial asociativo es que cuentan con una mayor expansión productiva y comercial al formar parte de la asociación. El otro beneficio son las utilidades al ser accionista de la empresa.



“Este modelo permite a los productores el acceso directo a los mercados exteriores y locales”, precisó.



En tanto, el representante de USAID en Bolsón Cuchara, Donato Peña , aseguró que la tarea de desarrollo nació del pedido de la población de Bolsón Cuchara, quienes enviaron una carta a USAID, para poder cambiar su estilo de vida, lo cual posibilitó la inversión de US$ 10 millones en la zona.



Desafíos



Sin embargo, pese a la colaboración de estas organizaciones, aún hay falta mucho por hacer en el poblado.  Leonardo Ocaña, dirigente del caserío , expresó la intención de los productores que quieren dedicar sus esfuerzos para conseguir el progreso y desarrollo, con mejores condiciones de vida e hizo un pedido para mejorar la accebilidad a la zona.



“Se requiere de mejoras en las condiciones de crédito, políticas tributarias, ampliación y mantenimiento de la infraestructura vial, salud y educación”.



A la zona también llegó Carmen Masías, presidenta ejecutiva de la Comisión Nacional para el desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA) , quien aseguró que hará extenso a las autoridades competentes, las grandes necesidades que requiere la población de esta emprendedora zona del país.

 

Claves

Durante el 2011 se reportaron ventas por más de US$ 150 millones en café, cacao, palmito de pijuayo, aceite de palma, palmiste y aceite de palmiste.



14 empresas conformadas por 26.265 socios agricultores en 7 regiones del país  cambiaron sus plantaciones de coca por cultivos de café, cacao y palmito como parte del proyecto de Desarrollo Alternativo que promueve USAID y UNODC y Devida.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo