Política
Loading

Fujimori traidor por comprar MiG-29

Fujimori traidor por comprar MiG-29. Con votos del APRA y Unidad Nacional, y la abstención de Perú Posible, se salvaron Camet y Pandolfi

Textual

El caso lo reveló La República

Dos meses antes de que Alberto Fujimori, Alberto Pandolfi y Jorge Camet suscribieran el decreto secreto que aprobó la compra a Bielorrusia de 18 aeronaves MiG-29, y siete meses antes de que procedieran de la misma manera para adquirir otras 18 unidades de Sukhoi-25 al mismo país, La República advirtió que se trataba de una operación indebida no sólo porque los bielorrusos al no ser fabricantes de las aeronaves no garantizaban la provisión de repuestos, mantenimiento ni motores. También reveló indicios de sobrevolaración de los precios -lo que implicaba el pago de "comisiones"- y que se trataría de un caso de corrupción porque participaba una organización de traficantes de armas. Desde esa ocasión, nuestro diario consideró que se trataba de un caso de traición a la patria, porque la transacción era lesiva para la integridad nacional. Pero la mafia de Vladimiro Montesinos desató una millonaria campaña para desprestigiar a nuestro desaparecido fundador y director, Gustavo Mohme Llona, quien desde su escaño en el Congreso repetidas veces exigió que se investigaran las compras de armas, y al jefe de la Unidad de Investigación, Angel Páez, que realizó las indagaciones. Los diarios "chicha' y la prensa alquilada al SIN pretendían que los acusaran de "traidores a la patria". Tenían todo preparado, de acuerdo con el audio número 1196, que registra una reunión en el SIN entre Montesinos y Víctor Joy Way Rojas, el 14 de agosto de 1998. Iban a instalar una "comisión investigadora" en el Congreso, presuntamente a cargo de Rafael Rey Rey, para no despertar sospechas, y su misión era demostrar que Mohme y Páez cometieron traición a la patria al difundir en La República secretos de Estado. "Por ejemplo, el Ángel Páez de 'La República', carajo, todos los días saca al momento que uno controla la cantidad de armamento y lo que hemos pagado, y dice: 'libertad de información'. ¿Qué es libertad de información? ¿Que yo le proporcione al adversario, so pretexto del derecho a la libertad de información, de lo que es el secreto nacional? Entonces, el periodismo tiene sus límites", argüía Montesinos. Ayer el Congreso aprobó una investigación en su propio fuero que confirmó todo lo que publicó La República, y aunque la comisión respectiva propuso acusar por traición a la patria a Fujimori, Pandolfi y Camet, se votó sólo a favor del primero. Coincidentemente, Rafael Rey resultó un aguerrido defensor de Camet y Pandolfi, y recibió el apoyo del APRA, cuyo ex ministro Agustín Mantilla es investigado por su relación con el traficante de armas Zvi Sudit Wasserman, socio de Montesinos. No obstante, quedó claro que los traidores a la patria no son los que investigan e informan de los casos de corrupción, como pretendía la mafia de Montesinos, sino los que lucran con el pretexto de la Defensa Nacional. Es la primera vez en la historia de nuestro país que el Parlamento aprueba acusar por traición a la patria a un ex jefe del Estado, debido a delitos ventilados por la prensa independiente, como La República. Gustavo Mohme Llona estaría orgulloso.

Por CINTHIA VELARDE.-

En una sesión histórica, el pleno del Congreso acusó por el delito de traición a la patria al ex presidente Alberto Fujimori por la compra irregular de 36 aviones de combate MiG-29 y Sukhoi-25 a Bielorrusia, por una suma de 402 millones de dólares. La operación estuvo a cargo de una organización de traficantes de armas liderados por Vladimiro Montesinos Torres. Según la indagación del Parlamento, que confirmó las publicaciones que desde 1996 realizó la Unidad de Investigación de La República, las aeronaves no contaban con las características técnicas exigidas por la FAP para enfrentar un eventual conflicto bélico con Ecuador, y, como se había advertido, Bielorrusia no pudo asegurar la provisión de repuestos, mantenimiento y motores, con lo que se reducía la capacidad de maniobra de nuestras Fuerzas Armadas. Por 46 votos a favor, 9 en contra y 19 abstenciones, la representación nacional acordó denunciar a Fujimori por organizar y dirigir el proceso de adquisición de las aeronaves a Bielorrusia, violando los procedimientos legales establecidos, con la intención de obtener una ganancia ilícita. El mismo año que el pasado régimen adquirió los MiG-29 por 14.2 millones de dólares cada uno, Estados Unidos compró aparatos de las mismas características a Moldavia a 1.9 millones la unidad, para evitar que los cazabombarderos fueran adquiridos por los países árabes. La sobrevaloración fue notable. De esta manera, el Pleno hizo suya la recomendación de la Subcomisión acusadora presidida por el legislador Santos Jaimes Serkovic (PP), quien enfatizó que Fujimori contravino abiertamente, y en perjuicio del país, los requerimientos técnicos, operativos y logísticos acordados por la FAP para repotenciar la capacidad operativa con un sistema integral de armas.

DELITOS PROBADOS

No obstante, fueron desestimadas por mayoría las denuncias por traición a la patria contra los ex ministros Jorge Camet Dickman y Alberto Pandolfi Arbulú. Empero, fueron inhabilitados por 10 años para ejercer un cargo público y acusados por los delitos de asociación ilícita para delinquir, peculado, colusión ilegal y malversación de fondos. La votación se realizó por separado a pedido del congresista Rafael Rey Rey (UN), quien volvió a defender a Camet y Pandolfi. Sólo 7 congresistas votaron a favor de acusar por traición al ex ministro de Economía, otros 27 votaron en contra y 37 se abstuvieron. Mientras, 15 legisladores consideraron oportuno denunciar a Pandolfi por ese grave delito (traición a la patria), otros 25 rechazaron esa recomendación y 32 prefirieron reservarse su opinión. Los votos que salvaron a Camet y Pandolfi fueron del APRA y de Unidad Nacional. Gran parte de Perú Posible se abstuvo. De la misma manera, el pleno del Congreso acusó a otros 5 ex ministros fujimoristas (Jorge Baca Campodónico, César Saucedo Sánchez, Julio Salazar Monroe, Víctor Joy Way, Carlos Bergamino Cruz y al ex contralor Víctor Caso Lay), por la emisión de decretos supremos de urgencia secretos para gastar cerca de mil millones de dólares del dinero de la privatización. Los parlamentarios Jorge del Castillo Gálvez (APRA), Antero Flores Aráoz (UN), Rafael Rey Rey (UN) y Yhony Lescano Ancieta (UPD) expresaron abiertamente su oposición para acusar por traición a la patria a Camet y Pandolfi.