Maniobras

1,800 policías dados de baja reingresaron a la institución con resoluciones judiciales

En el 2007, un total de 57 policías reingresaron por fallo judicial, 12 de ellos expulsados por medida disciplinaria. (Foto: La República)
En el 2007, un total de 57 policías reingresaron por fallo judicial, 12 de ellos expulsados por medida disciplinaria. (Foto: La República)
Al menos 300 efectivos del total que consiguieron retornar a la PNP por vía judicial habían sido dados de baja por medidas disciplinarias por delitos como narcotráfico, extorsión y secuestro. La mayoría recurrió a juzgados de provincias para sacarle la vuelta a la ley.

Doris Aguirre.



Una comisión de supervisión de la Policía Nacional concluyó que 1,800 efectivos dados de baja entre el 2000 y 2013 consiguieron la reincorporación a la institución mediante mandato judicial.

Del total de policías que regresaron a funciones por disposición del Poder Judicial , 300 habían sido expulsados por medida disciplinaria , entre otros, por presuntos delitos de narcotráfico, secuestro, extorsión, estafa y otros graves delitos.

Los demás fueron separados por renovación de cuadros.

Sin embargo, la Procuraduría de Asuntos Judiciales del Ministerio del Interior tiene aproximadamente otros 4 mil expedientes de efectivos dados de baja que buscan retornar a la Policía . Todo un récord.



La institución policial ha lidiado para impedir la reincoporación de policías acusados por graves acusaciones.



En el 2006, 112 policias reingresaron a la PNP. De este número, 17 fueron expectorados por medidas diiciplanarias.



En el 2007, un total de 57 policías reingresaron por fallo judicial, 12 de ellos expulsados por medida disciplinaria.



El promedio se mantuvo en los años siguientes.



En el 2008 , el Poder Judicial dispuso la reincorporación de 60 policías , de ellos 4 habían sido expectorados de la institución.

EL VIEJO TRUCO

En el 2009 la justicia ordenó la reincorporación de 68 policías ; el 2010 fueron 114 efectivos , el 2011, 161 elementos; el 2012, sumaron 142 uniformados; en lo que va del 2013, ya son 51 policías, de los cuales 5 fueron dados de baja por medida disciplinaria.

Los tribunales se han convertido en la tabla de salvación de los policías que han sido expectorados por graves faltas o por renovación de cuadros . Lo que ha detectado el Ministerio del Interior es que la mayor parte de los mandatos judiciales –como las medidas cautelares– provienen de juzgados  de provincias.

La Corte Superior de Justicia de Lambayeque es la que más resoluciones cautelares ha emitido a favor de policías separados por el Alto Mando de la PNP. Solo en lo que va del año evacuó 12 fallos a favor de efectivos subrogados.

Las Cortes Superiores de Justicia de Puno y Cusco no se quedaron atrás. Emitieron 12 resoluciones a favor de policías sancionados.

Los efectivos suelen recurrir a juzgados de provincias donde han prestado servicios, por lo que presume confabulación , según fuentes del Ministerio del Interior. La Procuraduría de Asuntos Judiciales incluso ha detectado casos de efectivos que fueron reincorporados con resoluciones falsas.

Este es el caso de los suboficiales Wildor Villarreal Santa María, Rafael Hoyos Ramos, Percy Doria Mariño, José Pérez Bocanegra, Charles Bayona Torres, Segundo Agip Benavides y Victor Asiú Corrales. Estos efectivos, que fueron pasados al retiro por medida disciplinaria, recurrieron a un juzgado de Celendín (Cajamarca) y lograron una medida cautelar para conseguir la reincoporación a la PNP el tres de abril de este año.

Sin embargo, al momento de apelar la Procuraduría del Ministerio del Interior, descubrió que en el juzgado no existía ningún expediente sobre el caso. ¿Qué sucedió? Los policías habían fraguado la resolución . Usaron los sellos y falsificaron la firma del juez José Vásquez Cabrera y de la secretaria Arminda Marín Cachay. En el caso del suboficial Rafael Hoyos Ramos, la Policia Nacional lo pasó al retiro el ocho de mayo del 2002 por abandono de destino al servicio (deserción).

Sin embargo, luego de permanecer 11 años fuera de la institución , Hoyos emprendió un proceso judicial en Celendín (Cajamarca) y obtuvo una medida cautelar provisional para reingresar a la Policía con todos sus beneficios. Después de que el Ministerio del Interior le reconoció todos los beneficios devengados, descubrió que el mandato judicial era un documento falso. La Dirección de Recursos Humanos de la PNP lo ha denunciado por fraguar documentos.

En algunos casos el Poder Judicial no solo resuelve la reincoporación de los efectivos policiales sino también dispone que se les reconozca el grado inmediato superior . Es el caso del coronel PNP Manuel Ibárcena Escalante,quien actualmente labora en el Estado Mayor de la Policía Nacional.

Ibárcena fue expulsado de la PNP por estar implicado en el delito de extorsión a una banda de narcotraficantes, cuando  ostentaba el grado de mayor y dirigía una División Antidrogas en el Callao.

Según las investigaciones internas de la PNP,  Ibárcena permaneció prófugo durante varios años , siendo dado de baja por medida disciplinaria el 3 de abril del 2000.  

LA MANO DE LA JUSTICIA

Seis años después Ibárcena interpuso una demanda en el juzgado Mixto  del Módulo Básico de Justicia de Caravelí,  en Arequipa, logrando su reincorporación a la PNP. Dicha resolución señala lo  siguiente “ Se ordena su reincorporación al servicio activo de la PNP con reconocimiento de la antigüedad que le correspondería en el escalafón de la PNP, se le otorgue el grado inmediato superior , con todos sus beneficios y preeminencias inherentes al mismo, que por antigüedad le correspondería y al que hubiera podido  acceder, derecho que le fue negado al haber permanecido más de siete años fuera de la institución por causas no imputables a su persona. Se haga efectivo el pago de los haberes, remuneraciones, vacaciones,combustible y demás bonificaciones dejados de percibir durante el tiempo que fuera. Además, se le otorgue  una indemnización de 500 dólares. Por cada mes que ha permanecido fuera de la PNP. Además le regalaron los grados de comandante y coronel de la PNP.

Al ser consultado por La República  sobre su situación, el  coronel PNP Manuel Ibárcena Escalante, se limitó a manifestar que su caso era "cosa juzgada". Evitó dar mayores comentarios.



El capitán PNP Alberto Gallegos Arias fue dado de baja por medida disciplinaria en 1998 por presuntas relaciones con una organización del narcotráfico. Lo enviaron al penal Miguel Castro Castro y estuvo preso 32 meses. Por exceso de carcelería, Gallegos salió en libertad en el 2001. Poco después, en el 2005, reingresó a la PNP por vía judicial con el grado de comandante y con todos sus beneficios.  Ahora Gallegos le reclama a la Policía que le reconozca el grado de coronel.



" A mí me hicieron mucho daño. Soy un oficial de carrera. No soy delincuente ni mucho menos narcotraficante", dijo a este diario Gallegos.

Sin embargo, la Procuraduría de Asuntos Judiciales del Ministerio del Interior informó que ha interpuesto una apelación para rechazar la pretensión de Gallegos de acceder al grado de coronel de la PNP.



Entre otros oficiales dados de baja por medida disciplinaria que han logrado la reincorporación por vía judicial, se encuentran los tenientes, Tito Velásquez Álvarez, Mario Sandoval Torres; los capitanes Ronald Anchante Romero, Segundo Espinoza Sánchez y Guillermo Peña Amoretti, Joaquín Gayosa Ludeña y los mayores Luis Castillo Huamán, Miguel Betancourt Pérez y el comandante Jaime Sosa Castillo.

El Poder Judicial ha invocado a los magistrados a reducir las medidas cautelares dictadas a favor de los policías que han sido dados de baja por medidas disciplinarias o por renovación de cuadros.

HUMALA NO QUIERE LA REINCORPORACIÓN JUDICIAL DE POLICÍAS DADOS DE BAJA

Recientemente, el presidente Ollanta Humala exhortó al Poder Judicial que "se ponga las pilas" respecto de los policías dados de baja que apelan a los tribunales para buscar la reincorporación al servicio.



De acuerdo con fuentes del Ministerio del Interior, a fin de año serán pasados al retiro un promedio de 2000 efectivos , por renovación de cuadros y por medida disciplinaria.



El mandatario Humala dijo: " Prometo hacer todo el esfuerzo para acabar con esta corrupción . Hoy tenemos de 2 mil a 3 mil policías reincorporados por el Poder Judicial que fueron dados de baja por medidas disciplinarias y otras razones”, indicó. Se refería a los casos mencionados en esta nota.

 

En cifras

55 resoluciones emitieron juzgados de Lima a favor de policías dados de baja.



75 resoluciones formularon tribunales de provincias a favor de policías expectorados.



7 resoluciones judiciales fueron falsificadas en Cajamarca.



La Policía Nacional ha detectado que 7 efectivos fraguaron resoluciones judiciales para conseguir la reincorporación.



300 policías dados de baja por medida disciplinaria consiguieron regresar por mandato judicial a la Policía Nacional del Perú.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo