Sociedad
Loading

Reo holandés asesina a joven peruana y la entierra en su celda de Lurigancho

Eran pareja. Narco Jason Sanford Staling, de 32 años, enloqueció de celos. Ahorcó a Lesly Paredes el 28 de agosto. Malos PNP habrían ocultado el crimen. Homicida metió el cadáver en una fosa, lo selló con cemento y sobre él hizo un banco de ladrillos.

Alexi Velásquez S.


Actuó con absoluta libertad en un centro carcelario, cuya custodia está a cargo de la Policía Nacional. Un holandés confinado por narcotráfico en Lurigancho asesinó a su novia peruana y durante tres meses retuvo el cadáver en una tumba que excavó en su propia celda.

Jason Sanford Staling Conquet, de 32 años, consumó el homicidio el sábado 28 de agosto último, durante un día de visita.

¿Quién lo ayudó?

Golpeó con crueldad y ahorcó a Lesly Dallane Paredes Silva porque lo iba a dejar.

Al menos eso fue lo que dijo el homicida ayer cuando, luego de 90 días, al fin se conoció el abominable crimen. Jason contó con ayuda, eso está claro. Solo, en un país extraño, jamás hubiera podido burlar los controles de seguridad para enterrar a la víctima como lo hizo.

Abrió una fosa de 45 centímetros de profundidad en la celda 4 del pabellón 14, introdujo el cadáver y luego la selló con concreto.

Como si fuera poco, esperó que secara bien el cemento para levantar sobre la tumba una banca de ladrillos.

Hasta el más hábil de los albañiles hubiera tardado un par de días para realizar ese trabajo.

Todos callaron

Entonces ¿cómo hizo este mafioso para pasar supuestamente inadvertido durante todo este tiempo?

Además, ¿de dónde sacó el cemento, los ladrillos y las herramientas utilizadas?

El asesino comparte la misma celda con otros tres reos que no son ciegos. ¿Compró su silencio?

La cárcel de Lurigancho, de lejos la más hacinada del país, está a cargo de la Policía.

El día en que mataron a Leslie Dallane, los agentes que estuvieron de servicio no reportaron su desaparición. Era lo mínimo que tenían que hacer tras comprobar que el DNI dejado por la joven al ingresar no había sido recogido.

¿Cometieron un error o actuaron deliberadamente para encubrir al mafioso?

Cuarenta policías fueron separados de sus puestos y son investigados desde ayer por este motivo.
Limeña sin suerte

Lesly Dallane Paredes Silva nació en Lima el 24 de julio de 1988. Era la menor de dos hermanas. Violeta Natividad Silva Cáceres fue padre y madre para ellas.

“Su papá, un suboficial PNP, las abandonó cuando eran muy niñas”, cuenta abrumada doña Violeta.

A mediados del 2008, Lesly conoció al holandés. Se enamoró de él a primera vista cuando fue a visitar a un tío que estaba recluido en el penal Sarita Colonia del Callao.

Jason había sido apresado dos años antes en el aeropuerto Jorge Chávez con 70 cápsulas con cocaína en el estómago.

No tenía futuro

Salió con libertad restringida en setiembre del 2008, pero no tardó en delinquir. El 22 de abril del 2009 lo volvieron a pillar con un kilo de droga en un hotel de Miraflores. Esta vez acabó en Lurigancho.

“Mi hija lo iba a dejar. Sabía que no tenía futuro con él. Fue a visitarlo para despedirse y el canalla la mató”, contó llorando la madre.

Sabía usted que...

Descubierto. El hedor que emanaba de la tumba delató al criminal. Un policía recién incorporado al penal alertó a la Dirincri. Los detectives no tuvieron que excavar mucho para hallar los restos.

Cuatro días preso y termina muerto

1] El penal de Lurigancho, aparentemente, está fuera de control. Ayer, cuando agentes de la Dirincri se aprestaban a trasladar el cadáver de la novia del holandés a la morgue de Lima, en otro papellón también fue asesinado el recluso Noé Jesús Sandoval Rosario, de 35 años de edad.

2] Fue acuchillado en el pabellón 12-B por el interno Raúl Andrés Díaz Rivera, según las indagaciones preliminares.

3] Sandoval Rosario solo estuvo cuatro días preso y acabó muerto. Era procesado por delito contra el patrimonio (robo agravado). Estaba casado con Amelia Huanta. Deja en la orfandad a un niño de 2 años.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo