Trabajadores estatales no dan su brazo a torcer

Marchas en el norte del país continuaron en rechazo al proyecto de Ley del Servicio Civil

medida. Trabajadores de Piura, Tumbes, Chiclayo y Trujillo radicalizaron su protesta con la toma de puentes y avenidas principales de sus ciudades. En tanto, ante la medida de sindicalistas, parlamentarios de Gana Perú pidieron cesar las protestas para realizar cambios en dictamen de proyecto de Ley del Servicio Civil.

Redacción Norte

En su segundo día de huelga nacional indefinida, los gremios sindicalistas del norte del país volvieron a tomar las principales calles de sus ciudades para exigir el rechazo al proyecto de Ley Nº 1846 del Servicio Civil y al predictamen que sobre dicha materia se ha aprobado en la Comisión de Presupuesto del Congreso.

En Piura más de 9 mil trabajadores de los diferentes sindicatos de la región bloquearon por más de dos horas el cruce de la carretera Piura-Chiclayo, impidiendo el libre tránsito vehicular.

Camiones, autos, buses y otros vehículos quedaron varados en los principales accesos a la carretera, pues fue bloqueada con la quema de llantas y arbustos, provocando que más de un pasajero termine su recorrido caminando.

Hasta el lugar llegó un fuerte contingente policial, que en un intento por recuperar las vías arremetió contra los trabajadores lanzando bombas lacrimógenas, las cuales impactaron en el cuerpo de dos trabajadores municipales, quienes resultaron con serias lesiones, siendo evacuados a los nosocomios del lugar.

A su turno el secretario general de la Federación Regional de los Trabajadores Municipales, Aurelio Ramos Dioses, criticó las acciones “matonescas” de los agentes, quienes iniciaron de manera sorpresiva el bombardeo, incitando a la violencia.

“Nuestra movilización ha sido pacífica, pero la Policía no ha venido a disuadir la protesta sino ha venido a matar, prueba de ello son estos cartuchos que han impactado en el cuerpo de nuestros trabajadores, uno de ellos a la altura del corazón de un obrero municipal, lo que indica claramente las acciones criminales de la Policía”, indicó Ramos.

TOMA DE PUENTE

En Tumbes, los trabajadores radicalizaron sus medidas de fuerza con la toma del puente sobre el río que lleva el mismo nombre de la ciudad durante más de una hora.

Esta medida de fuerza fue una forma de radicalizar su protesta y que con el paso de los días se agravará más, aseguraron los dirigentes.

La toma fue pacífica y esto obligó a la formación de largas colas de vehículos, provocando el transbordo de pasajeros de uno a otro lado, inclusive los ómnibus que iban al sur de Tumbes se vieron imposibilitados de partir.

Turistas y pasajeros que llegaban a la ciudad mostraron su molestia por esta huelga indefinida, perjudicando sus visitas a los diferentes puntos de la ciudad.

Huelga deslucida

En Chiclayo esta protesta se vio deslucida por el simulacro de sismo que coincidió con la llegada del ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, pero pese a ello, más de mil trabajadores de los sindicatos del sector público se desplazaron por el cercado de la Capital de la Amistad para rechazar –según los reclamos– la política antilaboral que se pretende imponer en el gobierno de Ollanta Humala contra la clase trabajadora.

La reacción de los efectivos policiales al impedir a los huelguistas iniciar su protesta por la falta de garantías hizo que la Fiscalía de Prevención del Delito tome acciones legales y responsabilizara de cualquier daño o prejuicio contra el orden público al secretario adjunto de la Confederación General de Trabajadores del Perú, Wilmer Antón Mayanga.

Frente a esta situación y ante la advertencia, los servidores intentaron prender fuego al ataúd que tenía la foto del presidente Humala cerca a las instalaciones del Banco de la Nación, pero la rápida intervención de los uniformados repelió su accionar.

Sin embargo, Antón Mayanga refirió que hace una semana la Gobernación autorizó el permiso para la movilización indefinida.

Además, indicó que el gobernador Hipólito Chambergo debería ser retirado de su cargo, solicitando al presidente de la República elegir a la persona idónea para que dirija tal despacho.

“Los servidores estamos defraudados por el accionar de la autoridad y exigimos al presidente de la República la pronta salida del gobernador, ya que el día de ayer nos calificó de ociosos y de falta de decencia sindical, ante la protesta que realizamos, con el fin de hacer prevalecer nuestros derechos”, expresó el dirigente.

Por su parte, Hipólito Chambergo advirtió a los dirigentes sindicales que de continuar con las protestas "ilegales" recibirán sanciones muy serias, por infringir las normas de seguridad y el desorden público.

ESCUCHAn a gremios

Ante el estado de alerta de cada uno de los sindicatos nacionales en continuar con las movilizaciones, la bancada de Gana Perú pidió a los trabajadores parar las protestas en contra del proyecto de Ley del Servicio Civil, y ratificó la garantía de que sus derechos laborales serán plenamente respetados.

En conferencia de prensa, los legisladores argumentaron que la norma es impulsar una administración eficiente con trabajadores competentes, asegurando que no se realizará despidos a la clase trabajadora.

“Esperamos que depongan esta actitud y las protestas, vamos a continuar trabajando y dialogando con ellos, de tal manera que cuando se inicie la discusión de esta ley recoja la inquietud de todos los trabajadores”, puntualizó Jaime Delgado.

Finalmente, el parlamentario arguyó que se analizará el proyecto de ley con el propósito de respetar los derechos de la masa trabajadora y entablar un mayor diálogo, con el fin de recoger puntos de vistas de los diferentes sindicatos nacionales.

CLAVES

TRUJILLO. Los gremios sindicalistas continuaron con su firme decisión, realizando plantones en las diferentes intersecciones de la ciudad hasta que se anule el dictamen, que perjudicaría sus derechos laborales.

Rechazo. Trabajadores del sector público en el norte del país, calificaron de persona no grata al congresista de la República del Partido Nacionalista, Martín Rivas Texeira, por el apoyo que viene otorgando al proyecto de Ley Nº 1846 del Servicio Civil.

Destaca importancia de proyecto

Juan Carlos Cortez

Presidente Servir

El Congreso tiene en sus manos la posibilidad de hacer una de las reformas más importantes de los últimos 20 años, dijo Juan Carlos Cortez, presidente ejecutivo de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir), quien a su vez destacó la importancia del proyecto de ley de servicio civil, que ha generado el rotundo rechazo de algunos sectores, como la CGTP.

Refirió que el panorama actual es "caótico", ya que hay desorden en los regímenes y desigualdades en las normas. "Tres personas que trabajan en la misma institución haciendo lo mismo están regidas por tres regímenes distintos, ganando distinto", expresó.

"Creemos nosotros que el Congreso tiene en sus manos en este momento la posibilidad de hacer una de las reformas más importantes en el Estado peruano en los últimos 20 años", subrayó.

En tal sentido, el titular de Servir remarcó que el polémico proyecto no solo incentiva la meritocracia, sino que promueve la capacitación de los trabajadores.

"La idea es olvidarnos de estas malas mañas del tarjetazo, del amigazo, y que todo sea a través de concursos públicos. (...) Este proyecto de ley lo que pretende es abarcar aproximadamente 560 mil personas del millón 400 que hay en el servicio público", apuntó.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo