Pienso como hace un año

Columna publicada aquí el 29 de diciembre del 2011.

La gestión de Susana Villarán está lejos de ser perfecta, posee varias deficiencias y tiene una larga agenda pendiente por corregir y desarrollar, pero nada de eso justifica el esfuerzo antidemocrático de una coalición mafiosa que quiere revocarla con el fin de alcanzar un conjunto variopinto de objetivos que, sin embargo, tienen en común un carácter subalterno.



En dicha dirección, esta mañana se presentará el ‘Comité Promotor de Vacancia de Susana Villarán’ con el argumento de la desaprobación de la opinión pública a su gestión, y se anunciará que el 2 de enero empezará la recolección de firmas.



Sus cabezas aparentes son un grupo de abogados que fungen de expertos ediles y que pululan por los programas radiales para promoverse. Pero detrás de ellos está otro sector conservador que Juan Carlos Tafur ha bautizado, con acierto, como ‘la derecha bruta y achorada’ (DBA).



Se compone por una coalición en la que participan, entre otros, periodistas corruptos, empresarios mafiosos y políticos pendejos, a los que no les fue bien en las últimas elecciones. Fue el sector que construyó el ‘cuentazo’ de que, gracias al gobierno de Alan García, el Perú había ingresado, de un modo inexorable, en la ruta del primer mundo.



Que los avances no eran suficientes se comprobó en las elecciones municipales y regionales del 2010 y en las presidenciales y parlamentarias del 2011, en las que fueron derrotados todos los candidatos de la DBA.

Respaldaron a Lourdes Flores, pero ganó Susana Villarán. Financiaron a candidatos regionales pero ganaron izquierdistas provincianos de distinta estirpe. Y, en la presidencial, apoyaron a Luis Castañeda, Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori, pero ganó Ollanta Humala con el apoyo de Alejandro Toledo.



La expresión más notoria de la coalición de la DBA fueron sus medios afines, amigos y mantenidos, quienes intentaron destruir al enemigo de turno. Son los mismos que hoy pretenden seducir al presidente Humala y demoler a la alcaldesa Villarán, seguramente con el fin de recordarles a sus financistas que, aunque no pueden ganar una elección, sí pueden servir para ‘amaestrar’ a un presidente o demoler a una alcaldesa.

La gestión de Villarán tiene varias cosas por enmendar. Por ejemplo, ¿qué es eso de aceptar donaciones de Odebrecht, a la cual Fuerza Social ha criticado por su manera de hacer negocios, y, también, cuando donó el Cristo del Morro, o es que La Herradura será ahora un ‘sambódromo’?



Pero nada justifica este esfuerzo antidemocrático y mafioso para tirarse abajo el municipio de Villarán. Ella y su equipo deben corregir deficiencias, sin duda, pero los sectores democráticos del país deben defenderla frente a este embate mafioso.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo

Augusto Álvarez Rodrich Augusto Álvarez Rodrich

Nació en Lima el 12 de octubre de 1959. Es economista de la Universidad del Pacífico (graduado sobresaliente cum laude) y Máster en Administración Pública de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. También ha seguido cursos de especialización en las universidades de Stanford, Manchester y Northwestern.

Director periodístico y gerente de informaciones de Latina, es columnista diario en La República.

Asimismo, es presidente del Consejo Directivo del Instituto Prensa y Sociedad (Ipys), profesor Asociado de la Universidad del Pacífico, y miembro del Consejo Directivo del Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES).

Recientemente condujo el noticiero Primera Noticia de ATV, el programa Buenas Noches con Augusto Álvarez Rodrich de ATV+, y un programa de conversación con la audiencia en Radio Capital.

En la encuesta del poder de Apoyo del año 2014 fue considerado como el periodista con más poder de la prensa escrita peruana –ubicación en la que ha aparecido en siete años desde el 2005–, y el tercer con más poder en el periodismo de televisión.

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos le otorgó el premio Derechos Humanos y Periodismo 2007 en reconocimiento a su contribución a la defensa y promoción de los derechos humanos en el país mediante la orientación de su columna editorial en el diario Perú.21.

Trabajó en el Grupo Apoyo desde 1980 hasta el 2002, siendo Director Gerente de Apoyo Comunicaciones S.A., Editor de las revistas Perú Económico , Semana Económica y Debate , y miembro del directorio de Apoyo Opinión y Mercado S.A. y del Instituto Apoyo.

Fue director fundador del diario Perú.21; y conductor en el programa Ampliación de Noticias de Radio Programas del Perú (RPP). Entre los años 2005 y 2006 condujo el programa electoral Dos Dedos de Frente de Frecuencia Latina. En el año 2006 fue moderador del debate presidencial entre Alan García y Ollanta Humala.

Ha sido Presidente de la Comisión de Acceso al Mercado de Indecopi, integrante de la Comisión de Salida del Mercado de Indecopi, Vicepresidente del Osiptel, y director de Interbank. También ha participado como asesor en proyectos de organismos multilaterales, como asesor principal en varios procesos de privatización en el Perú, incluyendo empresas de telecomunicaciones, eléctricas, financieras y de recursos naturales, así como en ofertas públicas dirigidas a la venta de acciones de estas empresas en los mercados nacionales e internacionales. Asimismo, ha asesorado en procesos de privatización en Colombia y Guatemala.

Autor de varios libros y ensayos académicos sobre privatización, sector público y reforma del Estado, tales como “La implementación de políticas públicas en el Perú” (editor), 1995; “El Poder en el Perú” (editor), 1993; “Principios de Empresas Estatales y Privatización, 1992; “Empresas Estatales y Privatización: Cómo reformar la actividad empresarial del Estado en el Perú”, 1991; “Negociación Económica Internacional: La Experiencia del Perú”, 1990; y “Los Objetivos de las Empresas Estatales”, 1985.