Columnistas

Loading

Thank you very much, Mr. Bill Gates

‘El Perú podría ser tan rico como un país europeo’

 

Bill Gates ha dicho que el Perú debe recibir menos ayuda internacional. En lugar de molestarnos, los peruanos deberíamos estar profundamente agradecidos con él.



El fundador de Microsoft le dijo al diario El País que “cuando ayudas a países como Perú, un país de ingresos medios, con diez mil dólares de renta per cápita, mientras hay niños muriendo de malaria y gente que no consigue medicinas para el sida, debes preguntarte por qué le ayudas”.



Primero, los peruanos debiéramos agradecerle a Gates que nos tenga en el mapa. En su mapa, que es el mapa que muchos usan para orientarse en el mundo. Cada comentario suyo tiene un tremendo rebote periodístico mundial, por lo que ayer mucha gente en el mundo debe haber recibido una noticia sobre nuestro país.



Segundo, es una noticia magnífica. No es una desgracia, ni una calamidad, ni una inundación, ni la captura de un terrorista, ni la muerte de un turista extranjero, ni el hallazgo de otro político corrupto. No. El comentario de Gates es que el Perú ya es un país de ingresos medianos y no bajos como hace unos años.



El PBI per cápita peruano actual es de US$5,400, aunque si se mide en términos de paridad adquisitiva –lo cual estabiliza las diferencias del costo de vida– se acerca a los US$10 mil aludidos por Gates.



Este indicador promedio oculta, sin embargo, enormes desigualdades. Entre el refinamiento de las casas de playa de Asia, y el distrito cusqueño de Omache, donde ocho de cada diez niños menores de cinco años sufre desnutrición crónica infantil, hay, digamos, una diferencia que lleva al ansiado desafío de la inclusión social.



Pero lo cierto es que los promedios mandan y Gates solo ha constatado lo que ya ocurre: debido a la mejora experimentada en los últimos años por el Perú, y a su efecto positivo en la renta per cápita –habiendo pasado de un país de ingresos medios bajos a uno de ingresos medios altos–, la cooperación internacional se ha reducido y, en algunos casos, desaparecido.



Más que ayuda internacional, el Perú necesita atraer inversión privada –nacional y extranjera– que promueva el crecimiento y esto, a su vez, un progreso inclusivo y amplio.



Yo no quiero limosna para mi país, quiero que desarrollemos nuestra propia capacidad de construir nuestro futuro. Esto requiere reformas  cruciales como las políticas ya definidas en competitividad e inclusión social, o las aún inexistentes como las de seguridad ciudadana.



Por ello, lo mejor que ha dicho el fundador de Microsoft es decirle al mundo que “el Perú podría ser tan rico como un país europeo”. Siendo un tío que sabe de qué habla cuando habla de crear riqueza, los peruanos solo podemos decirle thank you, Bill.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo

Augusto Álvarez Rodrich Augusto Álvarez Rodrich

Nació en Lima el 12 de octubre de 1959. Es economista de la Universidad del Pacífico (graduado sobresaliente cum laude) y Máster en Administración Pública de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. También ha seguido cursos de especialización en las universidades de Stanford, Manchester y Northwestern.

Director periodístico y gerente de informaciones de Latina, es columnista diario en La República.

Asimismo, es presidente del Consejo Directivo del Instituto Prensa y Sociedad (Ipys), profesor Asociado de la Universidad del Pacífico, y miembro del Consejo Directivo del Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES).

Recientemente condujo el noticiero Primera Noticia de ATV, el programa Buenas Noches con Augusto Álvarez Rodrich de ATV+, y un programa de conversación con la audiencia en Radio Capital.

En la encuesta del poder de Apoyo del año 2014 fue considerado como el periodista con más poder de la prensa escrita peruana –ubicación en la que ha aparecido en siete años desde el 2005–, y el tercer con más poder en el periodismo de televisión.

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos le otorgó el premio Derechos Humanos y Periodismo 2007 en reconocimiento a su contribución a la defensa y promoción de los derechos humanos en el país mediante la orientación de su columna editorial en el diario Perú.21.

Trabajó en el Grupo Apoyo desde 1980 hasta el 2002, siendo Director Gerente de Apoyo Comunicaciones S.A., Editor de las revistas Perú Económico , Semana Económica y Debate , y miembro del directorio de Apoyo Opinión y Mercado S.A. y del Instituto Apoyo.

Fue director fundador del diario Perú.21; y conductor en el programa Ampliación de Noticias de Radio Programas del Perú (RPP). Entre los años 2005 y 2006 condujo el programa electoral Dos Dedos de Frente de Frecuencia Latina. En el año 2006 fue moderador del debate presidencial entre Alan García y Ollanta Humala.

Ha sido Presidente de la Comisión de Acceso al Mercado de Indecopi, integrante de la Comisión de Salida del Mercado de Indecopi, Vicepresidente del Osiptel, y director de Interbank. También ha participado como asesor en proyectos de organismos multilaterales, como asesor principal en varios procesos de privatización en el Perú, incluyendo empresas de telecomunicaciones, eléctricas, financieras y de recursos naturales, así como en ofertas públicas dirigidas a la venta de acciones de estas empresas en los mercados nacionales e internacionales. Asimismo, ha asesorado en procesos de privatización en Colombia y Guatemala.

Autor de varios libros y ensayos académicos sobre privatización, sector público y reforma del Estado, tales como “La implementación de políticas públicas en el Perú” (editor), 1995; “El Poder en el Perú” (editor), 1993; “Principios de Empresas Estatales y Privatización, 1992; “Empresas Estatales y Privatización: Cómo reformar la actividad empresarial del Estado en el Perú”, 1991; “Negociación Económica Internacional: La Experiencia del Perú”, 1990; y “Los Objetivos de las Empresas Estatales”, 1985.