Columnistas
Loading

¿A cocachos aprendí? ¡Basta ya!

En las últimas semanas, casi por un hecho casual, descubrí una de esas taras sociales que a los peruanos nos gusta guardar bajo la alfombra.  Está tan extendida y tan justificada que todavía no salgo de mi asombro por las respuestas que he recibido tanto por Twitter como por radio.



Vamos por partes. Hoy en el Perú está muy mal visto pegarle a una mujer. Aunque más de la mitad de ellas señala que ha sufrido alguna forma de violencia doméstica, por lo menos a nivel público, nadie podría atreverse a justificar golpe alguno. Es un pequeño avance, pero avance al fin. Si la vergüenza pública o la presión social pueden contener a algún potencial victimario, una víctima se habrá salvado.



Sin embargo, hoy en nuestro país, golpear a los niños y niñas está muy bien considerado.



¿Sorprendido? Comparto con ustedes algunas respuestas recibidas: “¿Cómo vas a corregirlo entonces?”, “a un chico malcriado un correazo, una cachetada, un pellizcón o un palmazo le hace bien, lo educa”, “mi papá me pegó mucho de chico y yo le agradezco, y ojo no soy ningún traumadito”, y una de mis favoritas por el nivel de brutalidad: “la Biblia dice que la vara endereza al niño”. Así puedo seguir, pero creo que estas pocas frases grafican bien la idea de la extendida aceptación social que tiene el origen de toda la violencia doméstica contra la que se viene luchando con tan poco éxito.



No sorprende entonces que el vecino al que el niño le rayó el auto con un clavo lo mande al hospital o que el niño que jugaba junto a un mototaxi esté hoy en el cementerio, luego de una larga agonía producto de la golpiza recibida. “¿Para qué contestan pues?”, “¿Para qué son malcriados?”. Muchos dirán “no pues, eso ya es un exceso”. “Una cosa es darle una pateadura y otra una cachetadita, nomás”. Pero eso sí, “si es a niño ajeno, pero malcriado, bien justificado”.



Nunca en mi vida he recibido un golpe y tampoco lo he dado. Lo considero un acto humillante para el que lo recibe, que sabe que es golpeado porque no puede devolver el golpe. El niño puede ser consciente de su falta, pero en la mayoría de veces la violencia que recibe es fruto de la ira descontrolada de un padre o madre (golpeados de niños) que no sabe contenerse y que no tiene otro recurso para educar que reproducir los mismos errores con los que él fue educado. Con esa marca en el alma, ese niño golpeado es candidato a ser victimario el resto de su vida. En la escuela o en su vida adulta devolverá cada uno de los golpes que recibió de niño. ¿De dónde sale la violencia doméstica si no es de ese círculo de humillaciones que se arrastra de generación en generación?



La escuela es otro espacio de violencia. En las zonas rurales del Perú aún se exhibe un chicote en el aula con profundo valor simbólico. Los mismos padres “autorizan” al maestro a golpear a sus hijos y a humillarlos públicamente sin que exista sanción alguna. Luego, el Estado tiene que invertir millones en normas antibullying sin saber por qué. La ley establece como agravante del delito de lesiones que sean los padres los victimarios. No hay una sola denuncia en el PJ de niños golpeados por sus padres. Y hay millones que lo son, todos los días. ¿No es hora detener esto?

Hay 19 Comentarios
27 de abril de 2012 | 05 hrs
escribe:

Los errores de nuestros antepasados siguen vivos en cuanto a la corrección que uno quiera dar con su niño. Soy directora de un colegio particular y veo los cambios de hace 10 años ahora y puedo decir en la zona de ate el padre de familia, pide a gritos escuela de padres por que quieren ser mejore.

16 de abril de 2012 | 19 hrs
escribe:

Cuidado con los extremos, el estado donde pondria a los ninos 'golpeados'? Aqui cabe solo educacion acerca de como educar y disciplinar sin tortura, pero con firmeza.

09 de abril de 2012 | 12 hrs
escribe:

Que bueno que ahora se este tomando en cuenta este gravisimo tema, que yo no sea asunto privado "en mi casa mando yo" es hora que la violencia familiar como tema de salud publica sea abordado por todos y para ello están los Psicólogos que son los expertos en analizar la conducta humana. Ya es hora también que la salud mental de nuestros niños y jóvenes mejore. ojala que para este 2013 exista un Psicólogo en cada Colegio del Perú

09 de abril de 2012 | 11 hrs
escribe:

y la VIOLENCIA QUE SE EXCIBE TODOS LOS DIAS EN FORMA COTIDIANA EN LA TELEVISION, LOS DIARIOS Y LA RADIO Y QUE INUNDA NUESTROS HOGARES PROPICIADO POR LOS PERIODISTAS Y LS EMPRESAS DEL MISMO RUBRO EM "ARAS" DE INFORMAR, SOLAMENTE LO QUE HACEN ES GENERAR MAS VIOLENCIA EN NUESTRA SOCIEDAD Y ADOLE UN INSUMO VISUAL A LOS NIÑOS.

03 de abril de 2012 | 09 hrs
escribe:

La Biblia nunca promueve el abuso o el maltrato.
Provervios 13:24 El que retiene su vara odia a su hijo, pero el que lo ama es el que lo busca con disciplina.
La Biblia se refiere a la vara como simbolo de disciplina. para que? pues para corregir un mal comportamiento.
Provervios 29:15 La vara y la censura son lo que da sabiduria; pero el muchacho que se deja a rienda suelta causara verguenza a su madre.

29 de marzo de 2012 | 13 hrs
escribe:

Rosa Maria a los niños los CORRIGEN sus padres y tutores, nadie más. 2do Al niño se le AMA y la CORRECCION va por el Amor que le tenemos. Si un padre no CORRIGE a tiempo a su hijo (segun consejeros hasta los 12 años) por "MENTIR" entonces "mentira toda su vida". La CORRECCION es NECESARIA pero no la tortura, el abuso, el deterioro fisico. Nadie que ame a su hijo lo va a masacrar. Solo cuando las palabras son ineficaces EXCEPCIONALMENTE un buen palmaso es buen remedio. Todo en su justa medida.

27 de marzo de 2012 | 02 hrs
escribe:

Me parece increible que se pretenda que el Estado tenga que intervenir en deste asunto. Golpear o maltratar fisicamente a los niños, obviamnete no.Pero un enorme SI al castigo "pedagogico": Se establece una regla domestica o familiar justa; luego a los infractores se les debe aplicar de manera rigida (si no no funciona):Quedarse sin cenar; sin salida el fin de semana; sin propina semanal;sin "celular" dos dias; etc etc.

26 de marzo de 2012 | 23 hrs
escribe:

la naturaleza enseña q el dolor nos previene. Sin dolor nuestra mano permanecería en el fuego hasta chamuscarse. Con esa filosofía se castiga, para corregir y prevenir. Prevenir al niño del terrible daño d vivir sin disciplina. No es agradable pero necesario. Sería genial q entendiéramos con palabras. Así los niños no necesitarían castigo, ni los adultos multas. No habrían cachiporras xq bastaría decirle al delincuente: "deja de robar". La ley debería permitir un castigo físico leve no violento.

26 de marzo de 2012 | 22 hrs
escribe:

Totalmente de acuerdo, la violencia y los golpe solo crean mas violencia.Hay que crear consciencia y denunciar a toda persona que golpee niños, ya sean propios o ajenos.Si no paramos esto ahora, vamos a ver cada dia mas casos de violencia familiar.NO NOS QUEDEMOS CALLADOS, DENUNCIEMOS A LAS PERSONAS QUE GOLPEAN A NIÑOS!

26 de marzo de 2012 | 20 hrs
escribe:

es una triste realidad que como bien se dice va aumentando de generación en generación, pero eh ahí la pregunta ¿que podemos hacer al respecto? si seguimos así estos maltratos seguirán y se continuará con esta cadena pero si lo frenados de una u otra manera, podría ser a través de los maestros o los padres, a través de charlas o con ayuda de profesionales como los psicólogos tratando este tema a fondo y en cada uno de los colegios o instituciones haciendo entrevistas familiares etc.

26 de marzo de 2012 | 20 hrs
escribe:

Y aún más, esto va ser más difícil de eliminar pues ahora los padres suelen ser cada vez más jóvenes. Y lanzan a sus hijos, con sus castigos y gritos, sus frustraciones e ira; ya que en la mayoría de casos no eran embarazos planificados. Otro punto es la misma coyuntura: la televisión, la prensa escrita y la calle. En todos lados se ve y se respira violencia. Eso es algo que como ciudadanos sí podemos comprometernos a cambiar

26 de marzo de 2012 | 20 hrs
escribe:

El golpe, o la violencia en general, como medida correctiva debe de ser desterrada totalmente, especialmente en los niños. Aunque eso es una tarea muy complicada por cómo está arraigada en el país. Eso demuestra la poca paciencia de los adultos con los niños. La falta de memoria de cuándo ellos eran niños y del poco compromiso para darle una educación de calidad en valores.

26 de marzo de 2012 | 14 hrs
escribe:

Quien le pega a un ninho, propio o ajeno solo revela el odio que siente por sus padres

26 de marzo de 2012 | 12 hrs
escribe:

Rosa Maria:

que pasaria si el dia de mañana un niño, de esos que se creen los dueños del mundo, mal educado se acerca ti de dice " Fea de mi..., conch......", que dirias? como actuaria tu esposo? dirá, pobre niño, demuestra que esta mal educado....en otras palabras, Pondrá la otra mejilla o pone las cosas en orden.

26 de marzo de 2012 | 12 hrs
escribe:

No hay nada que justifique la violencia ni los golpes, ningún tipo de maltrato físico ni emocional... debemos cambiar la cadena que viene de generación en generación, no permitamos que los niños sean golpeados porque crecerán pensando que es normal.

26 de marzo de 2012 | 12 hrs
escribe:

Definitivamente parece que todos de alguna manera defienden el maltrato, la Violencia. Es tan triste ver como le pegan a un niño o una mujer y escuchar las famosas palabras " Es que ellos se lo buscan pues!" ó "Si saben que él reacciona así porque no le hacen caso". Lamentable!

26 de marzo de 2012 | 11 hrs
escribe:

Para esos padres violentos, sería bueno que leyeran el libro "Conducción del Niño" (Elena G. de White), les ayudaría mucho para formar a sus hijos, incluyendolos a ellos mismos.

26 de marzo de 2012 | 11 hrs
escribe:

Pero no basta con criticar a quienes golpean a sus hijos. Es´´facil señalar que eso está mal pero ¿de que manera enseñamos a los padres a corregir a sus hijos sin golpearlos? Se necesita que el estado establezca una política al respecto pero se necesita además que los medios se comprometan con esta prolítica y sea a través de ellos que se eduque a la población.

26 de marzo de 2012 | 10 hrs
escribe:

2.en el pasado, su uso origino en el país una masa contundente de psicópatas?, acaso exportamos traumados, incapaces y/o pelmazos?... no fue acaso esa gente que ahora peina canas, ejemplar comparada con los engendros, que ahora llamamos pandilleros, drogradictos, pirañitas y un larguísimo etc?

Enviar un comentario nuevo

Rosa María Palacios Rosa María Palacios

Nació en Lima el 29 de Agosto de 1963.
Obtuvo su título de Abogada en la PUCP . Es Master en Jurisprudencia Comparada por la Universidad de Texas en Austin. También ha seguido cursos en la Facultad de Humanidades, Lengua y Literatura de la PUCP .  Einsenhower Fellowship y Premio Jerusalem en el 2001.
Trabajó como abogada de 1990 a 1999 realizando su especialización en políticas públicas y reforma del Estado siendo consultora del BID y del Grupo Apoyo entre otros encargos. Desde 1999 se dedica al periodismo. Ha trabajado en radio, canales de cable,  y televisión de señal abierta en diversos programas de corte político. Ha sido columnista semanal en varios diarios.
Actualmente trabaja en la web Espacio 360.