Columnistas
Loading

Recuerdos del futuro

Por Nelson Manrique

Está en marcha un operativo de la derecha para tratar de limpiar la imagen de Keiko Fujimori, distanciándola de su famoso padre. Se ha decidido suprimir su reivindicación del gobierno de papá como “el mejor de la historia del Perú”, su declaración de que no le temblaría la mano para amnistiarlo así como su participación en los actos de corrupción que, entre otras cosas, permitieron que financiara sus estudios y los de sus hermanos con dinero mal habido por Fujimori y Montesinos. Pero el pasado se niega tercamente a morir, y retorna una y otra vez a pesar de la operación de maquillaje.

Ayer se cumplieron 19 años del secuestro y asesinato de nueve campesinos del distrito de Santa, Chimbote. Miembros del Grupo Colina incursionaron ese día en varias viviendas de los asentamientos humanos La Huaca, Javier Heraud y San Carlos, golpearon y secuestraron a los campesinos y los subieron en camionetas. No se les volvió a ver jamás. No eran terroristas sino sindicalistas, como lo contó Jesús Sosa Saavedra, integrante del Grupo Colina –conocido como “Kerosene” por sus amigos, por su costumbre de quemar a sus víctimas con este combustible–: “Se trataba de un trabajo particular, porque el señor Fung era amigo del comandante general EP Hermoza Ríos, que tenía propiedades en Chimbote… y decía que estas personas eran trabajadores de una empresa algodonera y que estaban haciendo problemas en la empresa, por eso quería que se les involucre con la subversión” (Ricardo Uceda. Muerte en el Pentagonito. Los cementerios secretos del ejército peruano, 2004). En 1995 los miembros del Grupo Colina fueron amnistiados por Alberto Fujimori. Defendió la amnistía en el Parlamento Rafael Rey, hoy miembro de la plancha presidencial de Fujimori y enemigo jurado de la CVR y del Lugar de la Memoria, el mismo que ahora, cuando según las encuestas viene perdiendo, Keiko promete construir.

La semana pasada Interpol renovó la orden de captura internacional contra 14 miembros del entorno de Alberto Fujimori comprometidos en actos de corrupción varios, incluidos el robo de recursos del Estado, complicidad en actividades ilícitas usando el aparato de espionaje del SIE para cometer asesinatos, secuestros, espionaje, interceptación telefónica –entre otras operaciones ilegales– y tráfico de armas, incluyendo la compra corrupta de 36 aeronaves de guerra MiG-29 y Su-25 malogradas de Bielorrusia para la FAP, que costó la vida a varios pilotos peruanos. Tiene un lugar destacado entre los prófugos Víctor Aritomi, tío de Keiko, esposo de la hermana de su padre Rosa Fujimori y ex embajador peruano en Japón, cargo desde el cual cumplió un rol clave en el montaje de la red mafiosa de la familia imperial. Hildebrandt en sus trece trae un excelente informe acerca del robo –establecido por investigaciones de la Contraloría– de varios millones de dólares procedentes de las donaciones japonesas montado por Rosa Fujimori y Aritomi bajo el comando de Alberto Fujimori. Denunciar estos hechos le costó secuestro y torturas a Susana Higuchi, quien en esas circunstancias fue negada por sus hijos Keiko y Kenji.

No podían faltar por cierto en esta coyuntura los operativos de inteligencia, al estilo de Montesinos. El diario La Primera ha publicado un detallado informe sobre el “Plan Sabana”, montado para impedir que Ollanta Humala llegue al poder (http:www.diariolaprimeraperu.com/online/noticia.php?IDnoticia=85082). El informe incluye nombres de los personajes comprometidos, hechos, direcciones y fotografías sobre el operativo montado por el comando fujimorista con la complicidad de los servicios de inteligencia de las FFAA, la participación de importantes empresarios que financian el operativo y la incorporación de personajes como Jaime Bayly y Hernando de Soto, que vuelve a trabajar con los Fujimori luego de prestar sus valorables servicios a varias dictaduras en el mundo, entre ellas la de Gadafi, para quien trabajó hasta hace dos meses. Nada como De Soto para reforzar el perfil democrático de Fujimori.

www.nelsonmanrique.com

Hay 5 Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Nelson Manrique Nelson Manrique

Nelson Manrique Gálvez nació en Huancayo en diciembre de 1947. Es historiador y sociólogo. Obtuvo una maestría en la Universidad Católica del Perú , y un doctorado en Historia y Civilizaciones en la École de Hautes Etudes en Sciences Sociales de París, en la escuela francesa de posgrado.

 

Profesor en varias universidades de Lima, también se desempeña como periodista y columnista. Su trabajo lo focaliza en temas de historia social y violencia política. Es un estudioso de las nuevas tecnologías y de la red global.

 

Nelson Manrique es un autor muy prolífico, entre sus libros tenemos: “¡Usted fue aprista! Bases para una historia crítica del APRA” (Lima: Fondo Editorial – PUCP, 2009), “ La piel y la pluma. Escritos sobre literatura, etnicidad y racismo”  (CDIAG y SUR, Lima, 1999),  La sociedad virtual y otros ensayos”  (Universidad Católica del Perú, Lima, 1997),  “Género, clase y etnia. En tiempos de ira y de amor: nuevos actores para viejos problemas” . Desco, 1990. Cada martes publica su columna de opinión titulada En Construcción , en el diario La República .