Columnistas
Loading

Recuerdos del futuro II

Por Nelson Manrique

A la corona mortuoria enviada al director de La Primera, César Lévano, y las amenazas contra la presidenta de Conadeh, Rocío Silva Santisteban, se suman ahora las amenazas telefónicas contra integrantes del colectivo Mujeres Dignidad No a Keiko, con mensajes a sus familiares del estilo de: “Cuidado que uno de estos días no regresa a casa o la atropella un carro”. Como en los mejores tiempos del tío Vladi.

Contra lo que creía Raúl Tola, Humala no se ha desmoronado, y las encuestas muestran que persiste un empate técnico. La campaña de demolición está dando un resultado contrario al que esperaban sus maquinadores. Bayly no da fuego y bastante gente que desconfía de Humala empieza a tomar conciencia de lo que sería el Perú si los fujimoristas vuelven al poder. Según Imasen, un 56,6 cree que Keiko tiene más apoyo de los medios de comunicación, mientras que un 10,4 opina que estos respaldan a Ollanta. Simétricamente, un 55,5% considera que los medios atacan especialmente a Ollanta contra un 9,7 que cree que atacan a Keiko. Los medios no crean opinión sino refuerzan la que ya tienen los receptores. Los burdos ataques contra Humala van a reforzar la desconfianza que tienen 5 de cada 6 receptores con relación a los que los medios quieren vender.

“El colmo. Fujimoristas asumen seguridad perimétrica de la prisión del ex presidente. Camiones para cuatro toneladas de carga ingresan al recinto penitenciario repletos de cocinas, gigantografías, tazas y polos en medio del silencio cómplice del INPE y la Diroes”. Así se inicia un detallado y contundente informe publicado por Edmundo Cruz y Jonathan Castro el pasado domingo (“Fujimori supervisa y reparte material de su hija candidata desde Diroes”, LR 15/5/11). Fotos registran camiones transportando toneladas de material electoral al interior de la prisión, para que Fujimori los supervise y disponga dónde deben distribuirlo. Cruz y Castro han realizado una prolija investigación entre el 8/4 y el 13/5 y, en una muestra de 18 días, han comprobado el ingreso de 154 camiones, camionetas y automóviles, registrando sus respectivas placas de matrícula, así como han constatado los datos de las principales empresas que envían sus materiales propagandísticos a la Diroes, como DLG Multiservices, cuya camioneta Volkswagen de placa B5S 843 ingresó al recinto en varias oportunidades: “Esta camioneta ingresa primero al penal para que el ex presidente verifique el material entregado y luego las gigantografías son trasladadas a la puerta de la Diroes para que un equipo de operadores armen los Keiko-Buses bajo la dirección del comandante Gerardo Rejas Tataje” (ídem). Las organizaciones encargadas de supervisar la limpieza de la elección tienen una prueba de fuego con esta denuncia.

A este escándalo se suma que, mientras Fujimori recibe numerosos visitantes en el penal, ningún agente de Diroes ni del INPE guarda el cerco perimétrico, que es controlado por partidarios del reo, que pernoctan en un cercano depósito de material propagandístico de Fuerza 2011.

Fujimori controla al personal que debiera custodiarlo. El reglamento del INPE dispone que el personal que controla los penales debe rotar anualmente para evitar la “familiaridad con el reo y sus familiares” (léase corrupción). Pero el grueso de quienes custodian a Fujimori se mantiene en su puesto desde el 2007 y se han convertido en su “primer círculo de seguridad”. Esta guardia dorada se mantiene a pesar de que las denuncias públicas sobre los privilegios de los que goza el reo forzaron la remoción de dos directores del penal (que, dicho sea de paso, fueron recompensados luego con promociones). Los funcionarios del INPE confiesan que hace tiempo dejaron de tener control de esta situación, por lo que los indicios apuntan hacia arriba; a la complicidad del gobierno de Alan García (Miguel Gutiérrez R., “Agentes que custodian a Fujimori se mantienen años en penal de la Diroes”, LR, 16/5/11).

Un argumento utilizado por algunos “guardianes de la democracia” es que Keiko se ha separado de su padre y su gobierno será independiente de este. ¿Qué podrán argumentar ahora, ante las evidencias de que quien maneja la campaña de Keiko es Fujimori en persona? Veamos de qué madera (democrática) están hechos.

www.nelsonmanrique.com

Hay 3 Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Nelson Manrique Nelson Manrique

Nelson Manrique Gálvez nació en Huancayo en diciembre de 1947. Es historiador y sociólogo. Obtuvo una maestría en la Universidad Católica del Perú , y un doctorado en Historia y Civilizaciones en la École de Hautes Etudes en Sciences Sociales de París, en la escuela francesa de posgrado.

 

Profesor en varias universidades de Lima, también se desempeña como periodista y columnista. Su trabajo lo focaliza en temas de historia social y violencia política. Es un estudioso de las nuevas tecnologías y de la red global.

 

Nelson Manrique es un autor muy prolífico, entre sus libros tenemos: “¡Usted fue aprista! Bases para una historia crítica del APRA” (Lima: Fondo Editorial – PUCP, 2009), “ La piel y la pluma. Escritos sobre literatura, etnicidad y racismo”  (CDIAG y SUR, Lima, 1999),  La sociedad virtual y otros ensayos”  (Universidad Católica del Perú, Lima, 1997),  “Género, clase y etnia. En tiempos de ira y de amor: nuevos actores para viejos problemas” . Desco, 1990. Cada martes publica su columna de opinión titulada En Construcción , en el diario La República .