Columnistas
Loading

LEY DE DESEMPEÑO DOCENTE

Si uno quisiera conocer toda la normatividad existente en el sector Educación, caería en un laberinto sin salida. Entonces, ¿qué sentido tiene formular una nueva Ley para el Desempeño Docente?
En primer lugar, establecer una sola regla de juego para todos los docentes. La conveniencia de aplicar indistintamente la ley laboral para los temas que solo me favorecen resulta una argucia que fue utilizada no solo por los docentes del sector público, sino también por los del sector privado, quienes en estos últimos tiempos pretenden aprovecharse de las circunstancias. Confiamos en que el Poder Judicial no se convierta en el cómplice de estos personajes, por el bien de la calidad educativa.
Segundo. Se tenía que tomar una decisión que incorporase a todos dentro de un nuevo régimen. La incorporación progresiva que intentó el Sr. Alan García resultó un fracaso y al ritmo que iban, teníamos que esperar dos décadas para incorporar a los casi 300 mil docentes de todo el país. Se requería por tanto un apetecible incremento en la remuneración, por ello, se está optando por aplicar la siguiente fórmula: te aumento el sueldo, te incorporas, te evalúo y los nuevos incrementos remunerativos serán en función a tu desempeño.
Un tercer aspecto está referido a la línea de ascenso dentro de la carrera pública. A la fecha los niveles magisteriales (del I al V) están pensados bajo un régimen de jubilación de la Ley 20530. Si tienes 50 años llegas al V nivel, pero no lograrás ningún aumento adicional, porque debieras jubilarte dentro de la célula viva. Sin embargo, el sistema pensionario nacional cambió y necesitas 65 años para recibir una pensión. Por ello se contará con ocho niveles magisteriales que permitirán incrementar tu remuneración hasta la edad de jubilación.
Atrás debe quedar el reducirse todo un proceso de evaluación a una prueba de conocimiento. Los escándalos generados por pérdidas de exámenes y casos de corrupción debieran quedar en el olvido, porque ahora no será un acto de evaluación que determine todo, sino que se complementarán tanto con la evaluación del desempeño docente, que se llevará a cabo en la institución educativa, como por los méritos que se realicen en el ejercicio de la docencia.
Esperemos que el Congreso de la República apruebe esta iniciativa que beneficiará al sistema educativo nacional. Sin embargo, lo más preocupante no está en los aspectos técnicos de la propuesta, sino en el interlocutor válido de estos beneficios, que quizás atraviesa la peor fragmentación de su historia, llegando al punto de evidenciar posturas radicales. Esperemos que los resultados sean los esperados.

Hay 2 Comentarios
02 de agosto de 2012 | 11 hrs
escribe:

Un incremento de sueldos basado en el desempeño profesional (maestros en aula) tendría que marginar a los dirigentes del SUTEP quienes, tengo entendido, no hacen una labor docente. Sus permanentes permisos son causa de abandono de los jóvenes estudiantes y, probablemente, las autoridades lo pasan por agua tibia... se hacen los desentendidos. En todo caso los dirigentes del SUTEP ya deben estar colocando algún artículo que lo PROTEJA.

01 de agosto de 2012 | 22 hrs
escribe:

El artículo me parece muy pobre para hacer el análisis de tan delicada e importantisima norma o ley. A pesar de desconocer por completo el contenido de la mencionada norma sobre LEY DE DESARROLLO MAGISTERIAL", tengo pleno conocimiento del enfoque del Dr. Angel María Manrique.

Enviar un comentario nuevo

Ángel María Manrique Linares Ángel María Manrique Linares