Columnistas
Loading

¿Quién representa? ¿Quién decide? ¿Quién gobierna?

 

El impase de Cajamarca ha puesto en entredicho la personería del frente de defensa ambiental del señor Wilfredo Saavedra para participar en negociaciones con el gobierno central. Esto toca un asunto importante: ¿en quiénes descansa la representación política y en quiénes no?, y un asunto central: ¿qué es la representación política?

 

El diccionario filosófico de Stanford aporta la idea de que el concepto es engañosamente simple: todos parecen saber en qué consiste, pero pocos logran ponerse de acuerdo sobre una definición dada. La definición más difundida es que representar es hacerse presente en el proceso de constitución de las políticas públicas, expresadas en leyes o normas.

 

Es decir que todos podemos participar, en el sentido de hacernos presentes, a través de una opinión individual o colectiva. En esa medida todo partido, gremio, frente, asociación, club o círculo tiene el mismo derecho, y de hecho es así como funciona la política en una democracia: dejarse ver, dejarse oír, dejarse sentir.

 

Pero no es lo mismo participar en el proceso mediante opiniones expresadas que tener el derecho a imponer decisiones sobre políticas públicas. Este derecho corresponde a las instituciones elegidas mediante el sufragio popular dentro de lo establecido por la Constitución. El Estado escucha, pero es el que debe decidir en todas las instancias.

 

Los ciudadanos que participan en elecciones delegan su cuota personal de poder político en individuos e instituciones que los van a representar, y decidir por ellos, un tiempo acordado. Las repúblicas están asentadas sobre este principio, el cual exige que no se confunda la opinión con la decisión en los asuntos públicos.

 

Si las asociaciones privadas pudieran decidir sobre asuntos públicos sin haber pasado por un proceso electoral, veríamos a todas ellas reclamando ese derecho. No solo al frente de Saavedra, sino también a los gremios empresariales, iglesias, o sindicatos, para no dar sino tres ejemplos entre cientos. Sería el Estado como trifulca y cargamontón.

 

Los Frentes de Defensa de Intereses Populares (FEDIPS) aparecieron hacia los años 70 (antes ese papel lo hacían discretamente los clubes departamentales), en un contexto de dictadura, sin autoridades locales elegidas. Los vientos de fronda de aquella fundación se mantienen a pesar de que el contexto político ha cambiado.

 

Frentes como el de Saavedra no tienen por qué ser ignorados o satanizados, y merecen ser escuchados y tomados en cuenta. Pero eso no significa permitir que se impongan a las autoridades por la pura fuerza de multitudes movilizadas, negándose al diálogo, cuestionando la legitimidad del Estado, y proponiendo una dictadura de la calle.

 

Hay 6 Comentarios
23 de diciembre de 2011 | 00 hrs
escribe:

SE ATREVERIA EL GOBIERNO A HACER UN REFERENDUM EN CAJAMARCA?
A estas alturas del partido, con una desgastada imagen del gobierno d elas razones de porque sacar a Conga va, mas alla del respeto a la autoridad, cosa que no enteinde que la autoridad se gana y no se impone, es que habiendo tenido la oprtunidad de empujar un EAI legitimo vuelve a las mismas con sus actitud autoritaria.
La unica salida ahora es dejar el resultado en un Referendum y alli si todo deberan acatar.

22 de diciembre de 2011 | 19 hrs
escribe:

Quien es mas democratico? Un representante de los campesinos, que dice que necesita contacto directo,con los otros miembros de su movimiento, dado las implicancias serias de un compromiso a firmar....o alguien que se hace elegir con un voto de confianza popular, y luego de presidente, se tira al otro lado extremo,para llevar a cabo el programa politico de sus rivales enemigos....y, en vez de reclamar el contacto con sus "bases", los hecha a la calle sin consultar con las bases que lo eligieron? Asi que todos esos que escriben insultando a la representacion campesina, deberian a ponerse quien es el que realmente tiene mas representatividad moral!!

22 de diciembre de 2011 | 19 hrs
escribe:

Comentarista 1, ¿tiene usted claro lo que quiere opinar? Es más, ¿tiene usted claro cuál es el problema en Cajamarca? Me parece que no. Yo le recomendaría que primero, se informe un poco mejor, y luego decida bien, ¿qué quiere opinar? Por supuesto luego de hablar con su conciencia y decidir, si está con Dios o con el diablo.
Para nadie es un secreto que en Cajamarca se juega un modelo de explotación irresponsable, contaminador del ambiente, irrespetuoso con la sociedad, no sólo con los campesinos, sino con toda la población y las instituciones regionales. Por eso todas las instituciones representativas están en contra de ese modelo que encarna la minera Yanacocha que ya ha contaminado a lo largo de más de una década el ambiente y causado serios daños a la población como a los habitantes de Choropampa donde muchas personas han muerto por la contaminación con mercurio radioactivo incluido su alcalde.
Usted está seguro que si hacemos un referendum toda la población estaría de acuerdo con una minería bien controlada y que pague buenos impuestos. Bueno pues, eso es lo que quiere el Frente de Defensa de Cajamarca, el gobierno regional, los alcaldes provinciales y distritales, los campesinos y toda la población. Entonces usted está de acuerdo con ellos. Pero el problema viene, cuando usted habla del principio de autoridad, y menciona el consenso y la cohersión como métodos de gobierno. El principio de autoridad se basa, ante todo, en el respeto a los representados y en ganarse la autoridad a través de una honorable gestión de esa representación. No es que me eligen y luego yo hago lo que quiero. Ahí está Fujimori, a quien usted cita, como mal ejemplo de ello. El consenso se gana a través de la discusión y el debate de alternativas con la propia ciudadanía, que es lo que precisamente está faltando en Cajamarca y en cuanto a cohersión sólo es aplicable para casos extremos de rebeldía o caos. ¿Piensa usted que ese es el caso de Cajamarca? ¿Piensa usted realmente que volarán torres si es que se les deja? Reflexione un poco y no llegue a suposiciones traidas de los cabellos. Por lo demás no puede acusar a cualquiera anónimamente de terrorista. El Perú ya ha sufrido bastante por esos métodos, cuando grupos de exaltados fanatizados con métodos violentos cometieron muchos actos terroristas y eran respondidos con no menos actos de terrorismo de Estado, con desapariciones, torturas y asesinatos masivos. Es más en esas terribles horas, era política del Estado catalogar de terrorista a todo el que estuviera en desacuerdo con lo que hacía la camarilla autoritaria. ¡Que pase una feliz navidad de reflexión y paz! Lo mismo les deseo al equipo gobernante, para que no escoja el camino autoritario. Feliz Navidad y un próspero año 2012. También para Mirko Lauer y La República.

22 de diciembre de 2011 | 17 hrs
escribe:

Los Frentes de Defensa que se forman generalmente en provincias de nuestra serranía, confunden a sus pobladores con intrigas y mentiras. Muchos alcaldes aceptan en la mayoría de los casos intromisiones de sus dirigentes por temor. El solo hecho de que cientos de personas incursionen en sus locales y reciban maltratos dirigidos siempre por el mandamás del Frente los hacen aceptar en la mayoría de las veces posturas que van contra el órden establecido y las leyes. Es por eso que el Poder Legislativo deberá en todo caso estudiar y legislar con respecto a estas asociaciones.4NXFP

22 de diciembre de 2011 | 16 hrs
escribe:

El titular suena presumido, así que comenzare por pedir disculpas. Pero creo que ha llegado el momento de hacer las preguntas de fondo ¿ qué tipo de sociedad queremos ?, ¿ para qué sirven instituciones como los Gobiernos Regionales y el Congreso de la Republica?, ¿ no será que ya es momento de ver otras formas de participación ciudadana dentro de la Democracia?. ¿para que un Congreso, para dar leyes, pero si los "ilustres" ciudadanos sospecho no fueron capaces de sustentar una tesis universitaria y pedimos que por arte de magia formulen leyes?. Creo que las instancias de deliberación deben cambiar y a menor costo.
Siento vergüenza ver al "presidente" regional de Cajamarca decir a grito que él no es suficiente, que debe estar acompañado por otros. Y la gran pregunta, ¿al presidente de defensa Sr. Saavedra en qué elecciones democráticas fue elegido, con cuántos votos, quienes fueron sus contrincantes, cuántos votantes estaban registrados?.
Atte.
Feñaco.

22 de diciembre de 2011 | 14 hrs
escribe:

Suena bien el dar voz al que nos quiere callar, al que no cree en lo que nosotros creemos pero como estar seguro de que ese es el caso de cualquier modo? tomamos el riesgo y abrimos la caja de pandora, "los estados generales" de un país a medias.
A quien queremos agradar? porque pensamos que el gobierno tiene que ser un pelele al que el viento lo lleva por donde vaya? acaso no tenemos soberanía, si hacemos un referéndum no cree que el Perú votaría mayoritariamente por una industria minera bien controlada y que pague buenos impuestos? yo preferiría tomar el riesgo de un referéndum a darle el micrófono nacional a un "ex" terrorista anclado en los complejos atávicos de mis compatriotas, así como en la pobreza que indolentemente permitimos, (Humala dio en el clavo cuando puso la agenda de los pobres y se ha ganado mi respeto por eso)no creo que sea bueno darle paternalistamente protagonismo a quien está entrenado para destruir lo que tan prolijamente estamos logrando.
Si lo mira usted bien, el problema no es dinero no es tampoco consenso nacional, menos aun tener el apoyo del pueblo a medidas que reinstauren el principio de autoridad. El problema es que muchos políticos peruanos tienen miedo de que usar los medios de consenso y coerción que tiene el estado no es posible y quieren que este gane una batalla amarrado con un ojo parchado y con el timing y agenda del otro.
Quizás si dejamos en su salsa a estos nuevos líderes, estos derrumben más torres eléctricas que en los 80 y a la larga si logren un neofujirismo en el gobierno. No tengamos miedo al ejercicio de la autoridad en democracia.

Enviar un comentario nuevo

Mirko Lauer Mirko Lauer

Mirko Lauer (Žatec, República Checa, 1947) Narrador, poeta, ensayista y politólogo. Es Bachiller en letras por la Pontificia Universidad Católica del Perú y Doctor en literatura peruana y latinoamericana por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos , es autor de una amplia obra poética que comenzó en 1966 con el poema teatral En los cínicos brazos y que ha continuado con obras como Sobre vivir (1986) y Tropical cantante (2002). Como novelista, ha publicado Secretos inútiles (1992), Orbitas. Tertulias (Premio Juan Rulfo de novela corta 2005) y Tapen la tumba (2009). En 2010,publicó Bodegón de bodegones , un estudio de las artes visuales del Perú a través de su gastronomía, premio Gourmand para libros gastronómicos ilustrados.
 

Últimos artículos