Columnistas
Loading

La calidad de nuestro debate público

Por Martín Tanaka

Dice un dicho popular que las personas frívolas hablan generalmente sobre cosas; las normales, sobre personas; y las mejores, sobre ideas. No estoy del todo de acuerdo con esta frase, pero si uno se inspirara en ese razonamiento y lo aplicara al debate público, podría decir que lo mejor sería que debatamos sobre la naturaleza de los problemas que nos aquejan, y cómo llegar a soluciones de fondo; aunque encontraremos que por lo general se discute sobre propuestas o iniciativas reactivas y de corto plazo, que no tienen buenos diagnósticos detrás; finalmente, lo peor sería perder el tiempo debatiendo sobre propuestas sin sentido, especulando sobre la verosimilitud de rumores, chismes, o denuncias varias sin pruebas o indicios suficientes, o sobre declaraciones desafortunadas de los gobernantes y políticos en general.

Creo que si analizamos el debate público en el país en los últimos meses, constataremos que debatimos cada vez menos sobre problemas y soluciones, y cada vez más sobre iniciativas insensatas que se presentan y luego se retiran, y sobre declaraciones y rumores que concitan gran atención al inicio, pero que con el tiempo se disipan, al no tener sustancia. Y así desatendemos los temas importantes: como qué hacer para defendernos mejor de la crisis financiera internacional, la necesidad de implementar una reforma política para mejorar la representación en el 2010 y el 2011, el combate a la pobreza y a la corrupción, la reforma del Estado, entre otras cosas. Cabría recordar a nuestra elite política lo señalado por Max Weber en su conferencia “La política como vocación”: “son tres las cualidades decisivamente importantes para el político: la pasión, el sentido de la responsabilidad y la mesura”.
No debería sorprendernos la mala calidad de nuestro debate público. La debilidad de los partidos hace que los candidatos ganen elecciones sin tener buenos diagnósticos ni iniciativas de política, ni cuadros técnicos capaces de implementar los planes que se diseñan. El Consejo de Ministros presidido por Jorge del Castillo contó al menos con cierto sentido común partidario, con su experiencia como político nacional, y al final con su aprendizaje en el cargo. En las últimas semanas, estamos pagando el precio de tener ministros que no se han “adueñado” todavía de sus cargos, que aún no funcionan como grupo, y a un Yehude Simon que todavía no logra desempeñarse como líder del gabinete. En este marco, cunden las iniciativas por cuenta propia, tienen más espacio los grupos de interés, lo que genera el desorden actual.

Para el primero de enero, el gran desafío de Yehude Simon es articular y dirigir a un equipo de gobierno con un norte claro, con un mínimo de coherencia y disciplina. Cuestión más urgente y necesaria considerando que no cuenta con partido propio, que es invitado del gobierno de un partido ajeno, y la magnitud de los problemas que se asoman.
Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo

Martín Tanaka Martín Tanaka

Martín Tanaka es Doctor en Ciencia Política por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) sede México. Actualmente es investigador principal y miembro del Consejo Directivo del Instituto de Estudios Peruanos , y profesor asociado y Coordinador de la especialidad de Ciencia Política y Gobierno en la Facultad de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica del Perú . Ha sido Visiting Fellow postdoctoral en el Helen Kellogg Institute for International Studies de la Universidad de Notre Dame , Indiana (2003 y 2009).

 

Sus temas de investigación comprenden: democracia, Estado, política y partidos; movimientos sociales, participación ciudadana y conflictos; cultura política, en Perú y América Latina.

 

Tiene libros y capítulos de libros publicados por el Instituto de Estudios Peruanos , Cambridge University Press , Stanford University Press , Brookings Institution Press , Lynne Rienner Publishers , Routledge , PRAEGER , Fundación Pablo Iglesias , Instituto de Estudios Sociales de la UNAM , la Universidad de Londres , entre otros. Es también columnista semanal del diario La República .

 

Entre sus últimas publicaciones se encuentran:

 

  • “La relación entre investigación y políticas públicas en América Latina: un análisis exploratorio” (coautor con Rodrigo Barrenechea y Jorge Morel). En: Correa, Norma, y Enrique Mendizábal, eds., Vínculos entre conocimiento y política. El rol de la investigación en el debate público en América Latina . Lima, CIES, 2011, p. 35-81.
  • Editor y coautor (con Francine Jácome) de Desafíos de la gobernabilidad democrática . Reformas político-institucionales y movimientos sociales en la región andina . Lima, Instituto de Estudios Peruanos, 2010 (438 p.).
  • Editor y coautor, con Romeo Grompone, Las protestas sociales en el Perú actual. Entre el crecimiento económico y la insatisfacción social . Lima, Instituto de Estudios Peruanos, 2009 (416 p.).
  • Minería y conflicto social (coautor con José De Echave, Alejandro Diez, Ludwig Huber, Bruno Revesz y Xavier Ricard). Lima, Instituto de Estudios Peruanos – CIPCA – CBC – CIES, 2009 (426 p.).