Excelente labor del CNM

Elogiar a una institución pública por cumplir con su labor debiera estar descartado, pero son tan escasas que vale la pena destacarlas, una de ellas es el CNM.

 

Como se sabe, los constituyentes diseñaron este organismo como un comité interdisciplinario que no estaría constituido únicamente por profesionales del derecho, con la idea de que la buena administración de justicia era una tarea que competía calificar al conjunto de la sociedad, y no solo a los abogados. Es así que, hasta hace muy poco, los diferentes colegios profesionales participaban en la elección directa de sus delegados al CNM.
 
Esto, lamentablemente, terminó cuando el Congreso anterior aprobó una reforma estableciendo en adelante la elección indirecta –se afirma que por miedo a que el Colegio de Profesores, el más numeroso, acapare la elección–, pero una interpretación del TC permitió que los actuales miembros del CNM fueran elegidos de acuerdo a las antiguas reglas, lo que sin duda ha influido en la calidad de la labor que vienen realizando, pues son aquellos que sus pares, por mayoría, consideraron los mejores para esta tarea.
Para demostrar que no se equivocaron, basta recurrir a las cifras. Entre el 6 de enero de 2011 y el 31 de enero de 2012, el CNM que preside el ingeniero Gonzalo García Núñez convocó a un total de 716 magistrados de diversos distritos judiciales de Lima y el interior del país en el marco de los procesos de evaluación y ratificación de jueces y fiscales que establece la Constitución. De estos, 673 fueron evaluados: 368 del PJ y 305 del MP, de los cuales 583 fueron ratificados y continúan su labor. Los restantes fueron separados.
 
Las razones de esta encomiable rapidez en la tarea  –además de la dedicación de los consejeros– no son ningún secreto: se deben a los nuevos apoyos tecnológicos con los que el CNM ha pasado a dotarse, los que comprenden uso de pizarra electrónica, digitalización de expedientes y la posibilidad de que los magistrados envíen sus declaraciones vía web.
 
De otro lado, las evaluaciones corrieron a cargo de un equipo disciplinario calificado, con especialistas en derecho penal y civil, ingenieros informáticos, psicoanalistas, psiquiatras y profesionales del derecho. Felicitamos a los miembros del CNM por la labor cumplida y, de continuar a este ritmo, acaso logren materializar la meta hasta hoy inalcanzable de acabar con la provisionalidad en la judicatura, que es una lacra causante de retardo y corrupción.

 

Horror en Port Said

El fútbol egipcio no es ajeno a la violencia. Pero anteayer cayó en profundidades desconocidas: al menos 74 personas, entre ellas un policía, murieron tras un encuentro en Port Said entre Al Masry, local, y Al Ahly, de El Cairo. La cifra exacta acaso no se conozca por el gran número de heridos: 248, según los datos del gobierno. El Ejército tuvo que enviar helicópteros para su evacuación.
 
Los disturbios se propagaron a El Cairo cuando el partido que debía jugar Al Zamalek, gran rival de Al Ahly, fue suspendido por los sucesos de Port Said. Cientos de seguidores provocaron un incendio junto al estadio e irrumpieron en las calles vecinas, ocasionando 900 detenidos. Las circunstancias de la matanza resultan confusas.
 
Comenzaron con la invasión del césped por parte de aficionados de Al Masry –había 13.000 espectadores y 20 brigadas de agentes– después de que venciera por 3-1 a Al Ahly, el equipo más potente del país. Este hecho sangriento debe servir para que en todo el mundo se repudie, una vez más, la violencia en los estadios, que también ha llegado a los nuestros y producido lamentables pérdidas de vidas.
 
 
 

Síguenos en Facebook