Cultural
Loading

Hueso húmero, temas de cultura en debate

Escritores. Narrador de relatos Luis Loayza (izquierda) junto al crítico literario Abelardo Oquendo (derecha), en 1956.
Escritores. Narrador de relatos Luis Loayza (izquierda) junto al crítico literario Abelardo Oquendo (derecha), en 1956.
Número 58. La última edición de la revista cultural aborda sobre la escritura de Luis Loayza, fotografía de Martín Chambi, pintura de Macedonio de la Torre, etc.

Acaba de aparecer el último número de Hueso húmero 58, la revista cultural que dirigen Abelardo Oquendo y Mirko Lauer, la misma que hace décadas está consolidada como una publicación de estudios académicos sólidos no solo en el campo de la literatura, sino de la cultura en general. Hueso húmero también difunde textos de creación, poesía, narrativa y, como ocurre en este número, incluso de teatro.



Esta edición, con ilustración de tapa de Moico Yaker y viñetas interiores de Julia Codesido,  reúne una serie de artículos que reafirman su calidad. La revista abre sus páginas con un extenso estudio de Peter Elmore sobre el escritor Luis Loayza, de quien recientemente se ha publicado Ensayos y Relatos, antología de su obra.



Elmore, a lo largo de su ensayo –“Loayza completo: los hallazgos y los encuentros”–, analiza la visión, concepción y sobre todo la escritura de Loayza como uno de los escritores más estilista de nuestro país. “Hay, sin duda –dice Elmore– autores peruanos mucho más prolíficos, pero en las letras modernas del país no hay quien encarne el quehacer y la ética de la literatura como él”.  Bajo este tamiz el crítico revisita Una piel de serpiente, El avaro y otros textos, Sol de Lima, Otras tardes, Libros extraños (ensayos).



No menos interesante es el artículo del cineasta José Carlos Huayhuaca: “Martín Chambi: una reinterpretación”, texto aclaratorio, acaso polémico sobre el fotógrafo cusqueño. Huayhuaca sostiene que a pesar de que hoy se han descubierto fotógrafos coetáneos o incluso anteriores a Chambi y cuyas fotografías revelan más la sociedad que las imágenes del cusqueño, estos no han logrado desplazarlo.





Chambi, según Huayhuaca,  era un fotógrafo que sabía la intención o dirección de su trabajo. “Es que Chambi –anota el cineasta– no fue el fotógrafo que descubre, revela o escudriña; no fue el documentalista que denuncia. Fue el retratista casi oficial de quienes buscaban mirarse en el espejo de la fotografía, o que aceptaban hacerlo”.



En otras páginas, Mirko Lauer analiza el poema “Amanecer” del libro Ande de Alejandro Peralta. Para Lauer, Ande es el libro “más sofisticado del vanguardismo indigenista peruano”. Pero eso sí, “si se excluye de la subcorriente a la parte explícitamente indigenista de Cinco metros de poemas, que iguala a Ande en intención y calidad”. La lectura del crítico, además de reparar en la disposición tipográfica y formal del poema, subraya el carácter vanguardista de este texto.



En la sección Reseñas, el crítico de arte Alfonso Castrillón comenta el estudio que publicó el escritor Luis Enrique Tord sobre la pintura de Macedonio de la Torre, texto que describe con rigor las etapas del pintor trujillano. También se debe destacar la reseña de Alonso Cueto sobre El río y el mar.



Correspondencia José María Arguedas–Emilio Adolfo Westphalen. Como creación se reúnen poemas de Antonio Cisneros y Eduardo Chirinos; un cuento de Fernando La Rosa y teatro de Howar Barker, entre otros textos.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo