Política
Loading

Altos mandos del Ejército utilizan terreno de entrenamiento para un negocio ilegal

P0RE02060806A.jpg

El Ejército se vio envuelto en nuevo escándalo. Mario Nieto Mc Evoy, primo del secretario del comandante general del Ejército, Javier Bouroncle Mc Evoy, dirige la explotación y venta ilegal de arena en un terreno de la institución castrense bautizado como la Quebrada Cruz de Hueso.

Ministro de Defensa solicitó en abril al comandante Edwin Donayre el cese del negocio, sin embargo, este continúa.

Redacción. La República.

El Ejército se vio envuelto en nuevo escándalo. Mario Nieto Mc Evoy, primo del secretario del comandante general del Ejército, Javier Bouroncle Mc Evoy, dirige la explotación y venta ilegal de arena en un terreno de la institución castrense bautizado como la Quebrada Cruz de Hueso, a la altura del kilómetro 46 de la Panamericana Sur, y destinado desde 1972 únicamente para el entrenamiento de las tropas.

Según reveló un reportaje de investigación del programa periodístico Cuarto Poder, a inicios del año pasado Mario Nieto recibió la propuesta del Ejército para hacer trabajos de nivelación en 100 hectáreas que representan la entrada a la zona de entrenamiento en la quebrada. Lo curioso es que la institución castrense suscribió un contrato con Nieto hasta el 2013 cuando ni siquiera tenía una empresa propia. Nieto tuvo que pedirle a su hijo que firmara el contrato a nombre de su empresa, Proveedores A1 SAC.

SIN AUTORIZACIÓN

Pero eso no es todo. A partir de la suscripción del contrato, el cuñado del secretario del comandante general del Ejército incursionó en la venta de arena, sin tener una autorización del Ministerio de Energía y Minas, ni del Ingemmet, para la concesión del área.

Es más, en la actualidad Nieto no cumple con emitir comprobantes de pago por la venta del mineral que genera alrededor de 10 mil soles diarios de ingresos.

DESMIENTEN AL EJÉRCITO

El general EP Luis Alberto Sánchez, actual director de Educación y Doctrina del Ejército, quien suscribió el contrato con Mario Nieto Mc Evoy, respaldó el accionar de este último al señalar que para la extracción y venta de arena no se necesita ningún permiso especial.

"Ellos solo nos hacen el trabajo. Ellos comercializan y nos dan parte de la utilidad (15 por ciento mensualmente). Así de simple. No hay nada irregular", dijo Sánchez, quien argumentó que como la arena "no es un mineral", no es necesario pedir autorizaciones.

Pero la versión de este alto mando del Ejército fue desmentida tanto por la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales, como por el Instituto Minero, Geológico y Metalúrgico (Ingemmet).

El director de Concesiones Mineras del Ingemmet, Ángel Chávez, manifestó que la arena sí es considerada un mineral, y se debe tener autorizaciones necesarias para su exploración y explotación.

"La arena es muy fácil de sacar, pero hasta para esta tarea se debe tener autorización del Ministerio de Energía y Minas", manifestó.

SE AVISÓ A TIEMPO

Por su parte, el superintendente nacional de Bienes Estatales, Jorge Villanueva, sostuvo que apenas su entidad detectó la explotación y venta ilegal de arena bajo la fachada de nivelación de tierras, en una propiedad del Estado concedida al Ejército, envió una comunicación al Ministerio de Defensa para que tomen acciones.

De esta manera se cae la coartada de los altos mandos militares que respaldan el accionar del primo del secretario del comandante general del general Edwin Donayre, a pesar de que el ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, ha enviado al Ejército una comunicación que señala que este negocio es ilegal.


Investigación por concluir

El 14 de abril de este año, el ministro de Defensa Ántero Flores-Aráoz envió una carta al comandante general del Ejército, Edwin Donayre, solicitándole que cese la explotación y venta del mineral por ser un negocio ilegal. Donayre no acató la recomendación del titular del sector.

Donayre sostuvo, más bien, que "no es función del Ejército realizar actividades mineras". Asimismo informó que aún se está investigando el tema porque hay informes legales, y que en los próximos días su despacho concluirá con la investigación de actos de corrupción en la institución.

Si bien el comandante general del Ejército no atendió como se debe la recomendación del titular de Defensa, anoche, luego de la emisión del reportaje que puso en evidencia que uno de sus hombres de confianza está implicado, llamó a Cuarto Poder y anunció que actuará con severidad si se comprueba que militares están involucrados en el caso.