Arqueólogos hallan siete entierros preíncas en vía a ciudadela Machupicchu

VALIOSO. Profesionales de la Dirección de Cultura en pleno de trabajo de exhumación.
VALIOSO. Profesionales de la Dirección de Cultura en pleno de trabajo de exhumación.
PASADO. Restos pertenecen a pobladores de la cultura Killke que habitaron esa zona hace 700 años. No se descarta que se trate de ofrendas a los cerros o Apus.

José Víctor Salcedo. 

Cusco.

Siete contextos funerarios preíncas pertenecientes a la cultura Killke fueron descubiertos por profesionales de la Dirección Regional de Cultura (DRC) que laboran en el proyecto de investigación arqueológica Salapunku, complejo integrante del Parque Arqueológico de Machupicchu, ubicado en el distrito de Ollantaytambo. 

El hallazgo se registró en el kilómetro 83 de la vía ferroviaria Ollantaytambo-Machupicchu en la margen derecha del río Vilcanota, a unos 250 metros, debajo de una roca gigantesca y junto a maíz quemado, huesos de camélidos y algunos fragmentos de cerámica. El que yace en el contexto funerario dos tiene buena conservación. En los entierros siete y tres hay una mujer y un varón, y el entierro uno contiene un infante cuyo sexo se sabrá luego de los análisis respectivos. En los restantes hay varones cuyas edades serán determinadas en el laboratorio. 

Todos están en una estructura funeraria circular y en posición sentado flexionado, “un patrón que es característica común también en los entierros hallados en la ciudadela de Machupicchu”, sostuvo la antropóloga Elva Torres, encargada del laboratorio de investigación de la DRC.

Ayer fueron exhumados los restos del entierro dos y los demás se harán en los siguientes días. El arqueólogo Francisco Huarcaya Quispe, director del proyecto de investigación, no descartó que se trate de ofrendas practicadas por los Killke al Apu Waccaywillki (cerro sagrado que llora) pidiendo lluvia para la agricultura.  Se trataría de artesanos que habitaron esa zona hace 700 años. ?

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo